PROVINCIALES
Repudian al intendente José Carambia por su negativa a ser auditado
18 de mayo de 2018
Atento a los hechos de público conocimiento acaecidos hace unos días, referidos la negativa del intendente de la localidad de LAS HERAS Sr. José CARAMBIA a ser auditado por personal del Tribunal de Cuentas, desconociendo la jurisdicción del órgano de contralor, queremos manifestar nuestra preocupación y repudio ante esta situación. Este suceso reconoce un único antecede, que es el del propio Carambia, cuando el mes pasado cerró las puertas del municipio, so pretexto de un inconveniente informático, impidiendo la labor del Tribunal.

Hacer silencio ante tal accionar, nos haría cómplices de una situación por todos lados inadmisible.

Para disipar toda duda acerca de la competencia de nuestro organismo para llevar adelante la tarea fiscalizadora, bastaría solamente con citar la Constitución Provincial, que en su CAPÍTULO IV – Del Tribunal de Cuentas - Art. 123 expresa que: “Un Tribunal de Cuentas tendrá a su cargo el examen de las cuentas de percepción e inversión de las rentas públicas provinciales y municipales...”. Pero además de ello, existe todo un andamiaje legislativo que sustenta las atribuciones del Tribunal, que no resulta pertinente reproducir aquí, a tenor de la extensión que esta solicitada debe tener.

Es que en una sociedad democrática, organizada sobre la base de representantes de la voluntad popular, los órganos de control cobran un valor superlativo como responsables de cuidar el buen funcionamiento de la administración pública, la preservación de los recursos materiales del Estado y el correcto desempeño de los funcionarios públicos.

La visita al Municipio de las Heras se dio en el marco del plan anual de auditorías programadas, diseñado por el Cuerpo del Tribunal, con lo cual, nuestros compañeros resultan ser solo el brazo ejecutante de la política de fiscalización diagramada.

El principal motivo de la presente, como dijimos al principio, es exteriorizar nuestra intranquilidad y malestar por el destrato sufrido por el plantel de auditores que fueron comisionados, y por el desprestigio al que se somete de esta manera a una institución que tiene un origen constitucional.

Muchas veces resulta imperceptible a la opinión pública la labor del personal del Tribunal de Cuentas, quienes de manera permanente y silenciosa cumplen con profesionalidad y discreción la tarea de control, indispensable en un contexto en el cual rendir cuentas por los actos de la administración pública está en la esencia de todo estado democrático.

Por todo lo anteriormente expuesto, la Seccional Santa Cruz de la Asociación del Personal de los Organismos de Control declara su REPUDIO a la actitud del Intendente de Las Heras y su SOLIDARIDAD con los compañeros de trabajo a los que se les negó la posibilidad de cumplir con sus funciones.

Comentarios