PROVINCIALES
Mazu: “Yo no soy enemigo del empleado municipal”
6 de noviembre de 2014

Luego que en la mañana de ayer, el intendente de Río Turbio protagonizara un confuso episodio con el gremio de los empleados municipales tratando de ingresar al palacio Municipal, que se encontraba “sitiado” por los mismo, salieron a la luz denuncias cruzadas de agresiones físicas y verbales.

En este caso, el intendente de Río Turbio, Matías Mazu, realizó declaraciones a medios locales para informar a la comunidad lo sucedido al momento de querer ingresar al edificio público a cumplir con sus funciones como autoridad, y porqué realizó la denuncia de impedimento a ejercer sus funciones, y por agresiones.

El Jefe comunal manifestó que “No hay necesidad de llegar al agravio, al insulto, a la descalificación, y a la violencia; yo fui por mi derecho, el derecho a trabajar; y tengo responsabilidad; hay un montón de empleados municipales trabajando. Esta medida es coercitiva; indudablemente si bloquean los espacios para que los empleados no entren, es porque no han tenido todo el consenso de la medida de fuerza”.

En este sentido, Mazu explicó: “Yo no soy enemigo del empleado municipal, indudablemente hoy hay una gran diferencia con la conducción del sindicato y determinados delegados, que son los que profundizan siempre el conflicto; pero no es con el empleado municipal, al contrario es gente que yo quiero y aprecio mucho”.

Al tiempo que continuó diciendo: “A mí me cuesta mucho sentarme con la dirigencia sindical después de lo ocurrido hoy a la mañana, después de la agresión que yo he recibido; porque yo no agredí ni a Alicia Álvarez ni a ninguna compañero, los dejé donde estaban bloqueando las puertas y me fui hacia otro sector donde no había absolutamente nadie. No quería molestarlos; ahora de ahí a que se hayan lanzado sobre mí, es otra historia”.

Asimismo, el intendente de la localidad de la Cuenca Carbonífera señaló que “Yo nunca dije que no al diálogo. Ellos tomaron las medidas y dijeron ‘vamos a seguir’, y nunca más hablamos. Pero yo todos los días fui a trabajar, todos los días saludé, en ningún momento pidieron otra reunión”.

Y agregó: “Pérez Osuna como Diputado hizo las gestiones ante la provincia buscando el diálogo para que la provincia disponga de fondos para poder acordar alguna cuestión; y el Gobernador fue taxativo, dijo: No hay ni me puedo comprometer, porque no voy a poder cumplir. Y esa fue la última respuesta”.

Por otro lado, el intendente señaló que “el gobierno nacional de la República Argentina nos está poniendo la mitad del salario, y no lo tiene que hacer; entonces no tengo mucho margen, no sé qué quieren que les demos; les propuse, juntémonos, suspendan la medida, busquemos hacer obra pública por administración, ya habíamos equipado el municipio porque estaba destrozado, hoy había equipamiento; hoy podemos laburar; y se los propuse por escrito; y es una pena que no se haya dado, la voluntad siempre está, siempre estuvo; triste llegar a estos hechos, pero yo voy a ir a trabajar, tengo que ir a trabajar; alguien tiene que garantizar que se trabaje. Y si uno va a trabajar y lo insultan, lo empujan; me parece que no es lo correcto, y yo no fui ni a insultar ni a empujar a nadie”; indicó Mazú, quien agregó: “Ojalá que la justicia pida todas las pruebas, yo también las voy a pedir, para que quede claro qué es lo que pasó; lamento tremendamente que se haya llegado a esta situación”.

“Este conflicto no se sostiene más, me parece que es tremendamente dañino para los municipales, para la gestión y para la comunidad. Creo que se deben garantizar los derechos; ahora, con la municipalidad cerrada no se cobra sueldo, no se cobra nada”, concluyó.

Cabe recordar, que el reclamo llevado adelante por el SOEM Río Turbio, es por el pedido de aumento de un 50% para la segunda parte del año, teniendo en cuenta que los municipales de la localidad de la Cuenca Carbonífera ya han obtenido incrementos salariales en la primera mitad del año de un 12% a partir de marzo, y un 8% más a partir de septiembre.

Comentarios