PROVINCIALES
Comerciantes pagan la electricidad más barata que un residencial
18 de enero de 2019
El sector comercial afronta una delicada situación por la caída del consumo que se evidencia en el cierre permanente de locales en toda la provincia. El Ejecutivo Provincial pidió que AFIP adhiera a la emergencia comercial, en tanto que los empresarios nucleados en la CCIARG le reclamaron medidas al intendente de Río Gallegos. Paralelamente, SPSE mantiene para el sector un valor subsidiado de la electricidad, incluso por debajo de los usuarios residenciales.

El presidente de Servicios Públicos, Lucio Tamburo, le explicó que a la quita sistemática de los subsidios a la tarifa eléctrica el Gobierno no sólo respondió con no trasladar las subas en su totalidad a los usuarios residenciales, sino que además diseñó un mecanismo para morigerar el impacto de los aumentos en el sector comercial.

“Uno de nuestros ejes es cuidar a los comercios e industrias, porque el valor del kw del comercio es muy inferior al valor residencial. Ese es un eje político que Alicia marcó en su gestión”, aseguró.

Tomando como ejemplo el consumo de la franja de 0 a 300 kw, que es donde está la enorme porción de viviendas residenciales, SPSE cobra un cargo fijo de $ 327,10 y pone a $ 1,40 el kw, mientras que, para la misma franja, en el caso del comercio, el cargo fijo es de $ 751,38 y de $ 0,75 el precio del kw.

En la provincia de Santa Cruz, el 85% del consumo eléctrico corresponde a los usuarios residenciales, que en promedio mensual utilizan 280 KW, y que además son quienes están fuertemente subsidiados.

Al margen de esta decisión de la provincia, que es anterior a la declaración de la Emergencia Comercial, el impacto de la crisis es inexorable, tanto que la propia Alicia Kirchner dijo este lunes que Servicios Públicos sólo cobra a los usuarios residenciales el 37% de la tarifa real que estableció Cammesa, “del resto se hace cargo la provincia”, y por lo tanto “es la tarifa más baja de todo el país”.

Fue desde represas y en diálogo con este diario, que la gobernadora contó que en su encuentro a solas con Mauricio Macri le había pedido “que la AFIP se adhiriera a la Emergencia Comercial”, porque “los comercios están cerrando todos los días”.

Este miércoles, la Cámara de Comercio de esta capital mantuvo una reunión con el intendente Roberto Giubetich, con la idea de que el mandatario les diera una respuesta a los petitorios que le habían presentado luego de que se conociera el aumento de tasas e impuestos de la comuna, que ronda un 25%. El sector no logró los puntos que había solicitado, pero sí aceptó la propuesta de pago del impuestazo en cuotas.

“No pudimos conseguir la baja del módulo, pero al menos, una de las cosas que más nos preocupaba era cómo éste perjudicaba a la patente de bebidas alcohólicas, y en ese sentido se logró hacer en 10 cuotas, algo que antes por lo general se hacía en 6”, le dijo Cristina Aranda.

Por otro lado, los comerciantes siguen esperando que el municipio se adhiera a la Emergencia Comercial, mientras que en el caso de la AFIP, todavía no hay novedades respecto de que vuelva a adherir, tal como lo hizo a mediados del año pasado.

Esta decisión es clave, porque permitiría oxígeno para las pymes, con la suspensión de las intimaciones por falta de pago, así como la iniciación de juicios de ejecución fiscal y el cobro de las deudas.

Comentarios