POLÍTICA
Torta Negra – Parte II
16 de diciembre de 2014

La situación de los petroleros ha llegado a su punto más crítico en lo que tiene que ver a su interna. En este sentido, la situación tiende a complicarse más por los actores externos que tallan en un gremio que tiene altísimos ingresos, y dispone de importantes fondos del que todos quieren ser parte.

Hoy existe un fuerte enfrentamiento interno entre quienes componen el Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz, Claudio Vidal el secretario general por un lado y Fernando De Souza secretario gremial por el otro, donde también intervienen la Federación que responde al legislador nacional massista Alberto Roberti, y otro actor preponderante que le hace el juego a la Federación es el empresario y legislador Eduardo Costa.

Vidal y De Souza eran hasta hace unos meses socios de una patriada, que les permitió hacerse del sindicato en las elecciones tras los 3 años de intervención del gremio, por parte de la Federación.

Pero todo cambió cuando comenzó la gestión, y desde la conducción gremial comenzaron a ver que Fernando De Souza, a quien vinculan con Eduardo Costa, dado que familiares suyos ingresaron al municipio local de la mano de Roberto Giubetich, llevaba adelante “negociaciones” con las empresas, que iban por fuera de las intenciones del sindicato.

En el medio de estas “negociaciones” quedó la empresa San Antonio, con aparente vínculo con De Souza. En ese marco el gremio le reclamaba a la empresa por la situación de los trabajadores. 

Durante el mes de noviembre en el comité de la UCR sito en Av. Richeri y Hernán Cortes, que pertenece al legislador de Unión por Vivir Mejor, se realizó una reunión con un trabajador que mantiene un juicio con la empresa San Antonio, donde Fernando De Souza lo habría increpado con un arma blanca para que desista de la medida judicial. Medios locales dieron cuenta del hecho, pero no manifestaron que fue en el comité de la UCR local.

Por otra parte, desde la Federación se instiga a la conformación de un gremio paralelo en la zona norte de nuestra provincia, siendo uno de los representantes Pablo Quintero, que además pertenece al comité de la UCR de Caleta Olivia, lugar donde el partido por decisión del propio Costa no tuvo internas.

Ayer la jornada arrancó movida, cuando Vidal y otros gremialistas habrían llegado a la sede de Petroleros Privado en Río Gallegos, y tras forcejeos y golpes sacaron a De Souza de la sede. 

Posterior a ello se llevó a cabo una asamblea donde suspendieron del sindicato a Fernando De Souza, Claudio Cariñanco y Gustavo Gatica, a quienes desde el sector de Vidal acusan de realizar acuerdos con Federación y trabajar para los intereses de Eduardo Costa.

Comentarios