POLÍTICA
La violencia vinculada a Eduardo Costa que se repite
28 de abril de 2017

Fue el 30 de abril de 2007. 

Santa Cruz atravesaba un conflicto similar al que se vive en Santa Cruz en estos tiempos.

En aquélla oportunidad, los Medios reflejaron que un camión se había atravesado y volcado frente a la casa del Presidente Néstor Kirchner en Río Gallegos. 

La Gendarmería calificó al hecho entendiéndolo como un atentado.

El conductor del camión trabajaba para una empresa de seguridad.

El conductor del camión se trasladó en un camión perteneciente al Hipertehuelche.

El conductor del camión cuidaba las instalaciones de … Sí, adivinaste. Del  Hipertehuelche.

Las pericias de Gendarmería señalaron que estaba ubicado en tiempo y espacio, por lo tanto no se podía incluir la figura de trastorno mental.
Después de una loca carrera en donde embistió a varios autos y ambulancias, dejó tirada a una mujer, tuvo una conducta criminal.
Tal como anticipara Infobae.com en su momento, en el domicilio del ex agente de seguridad encontraron un cuaderno con un dibujo de la fachada de la casa del Presidente y en la comisaría dijo: ¿Ustedes no saben que hay dos bandos y que al nazi -refiriéndose a Kirchner- hay que eliminarlo ya???
 
Se trata de las mismas frases que repitió cuando ingresó al hospital luego de herir a dos personas y embestir a 11 autos tras recorrer alocadamente 30 cuadras y chocar frente a la residencia de Néstor Kirchner.
 
Los informes periciales finalmente indicaron que que por el recorrido, itinerario, medio empleado por su porte y la velocidad con la que se manejaba, establecen que ese era su destino, demostrando a todas luces, una conducta criminal.
 
Otra vez los actos planificados. Organizados.
 
Los diarios de la época reflejaron que el conductor del vehículo había participado de todas las marchas docentes, aunque no era docente.
 
Era vigilador. Custodiaba el Hipertehuelche.
 
En aquél momento, quienes salieron a sostener la teoría del atentado dijeron “Esta acción está motivada en el contexto de la discusión de los docentes pero los docentes no tienen nada que ver. Hay dirigentes locales que se colgaron del reclamo” en clara referencia a ciertos actores de un Partido Centenario. 
 
Muchos de ellos también estaban en las inmediaciones de los hechos de violencia provocados el pasado sábado en la residencia de Kirchner. Alicia.
También se dijo en esa oportunidad que el conductor del camión Scania simpatizaba con el Partido Obrero. También estaban el pasado sábado en los hechos de violencia provocados el pasado sábado en la residencia de Kirchner. Alicia.
 
Claro que estas versiones fueron rápidamente desmentidas por quienes se sintieron directamente acusados de la autoría intelectual del hecho.
 
¿Les suena? Claro. Igual que lo ocurrido durante las jornadas del fin de semana cuando comenzaron la ola de desmentidas respecto de la responsabilidad de ciertas estructuras en lo ocurrido en Río Gallegos.
La misma violencia. Los mismos actores. 
 
Nuestra solidaridad a quienes entendieron y creyeron que solamente se manifestarían pacíficamente en las afueras de la residencia oficial de la Gobernadora.
 
Nuestra solidaridad para quienes hasta allí fueron creyendo que todos buscaban lo mismo: exigir el pago de salarios para los trabajadores a quienes aún se les adeuda su salario.
 
Nuestra solidaridad para los que sufrieron heridas.
 
Nuestra solidaridad para con el Pueblo de Santa Cruz que está esperando que entre todos se puedan resolver los conflictos y las diferencias.
 
Entre todos. Entre todas.
 
Santa Cruz se lo merece. Nosotros nos lo merecemos.
 
Recuerden una de las máximas de José Hernández en el Martín Fierro “los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera, porque si entre ellos se pelean los devoran los de afuera”.
 
Los hermanos somos Santa Cruz.
 
No nos dejemos confundir por quienes igual que en el 2007 vinieron a nuestras tierras en búsqueda de unos pocos puntos de rating y aumento en la venta de periódicos, diarios y revistas.
 
Ya nos pasó. Vinieron. Nos usaron. Se aprovecharon.
 
Y cuando dejamos de resultar atractivos, nos abandonaron según los cánones de la mirada central.
 
Sabemos que sólo tenemos un interés simbólico para muchos de ellos.
Sabemos que sólo tenemos un interés político para muchos de ellos.
Sabemos que sólo tenemos un interés económico para muchos de ellos.
En definitiva, sabemos que sólo somos un interés pasajero para todos ellos.

 

Comentarios