POLÍTICA
El Gobierno denunció el convenio con Medisur
29 de enero de 2019
Está previsto que en la jornada de hoy, la clínica privada Medisur se reúna con autoridades del Ministerio de Salud para analizar los pasos a seguir, luego de que ayer la empresa decidiera retomar las prestaciones a la CSS. Sin embargo, el Gobierno quiere rescindir el convenio, que tiene 26 años, para llegar a uno nuevo.

En la jornada de ayer, las autoridades de la clínica privada Medisur le giraron una nota al interventor de la Caja de Servicios Sociales, Federico Esteso, informando que hoy martes quedaría restituida la prestación a los usuarios de la obra social. Esto sucedió en función de un pago parcial que liberó el Ministerio de Economía, con respecto a la deuda mantenida con la empresa.

Hoy está previsto que las autoridades del Ministerio de Salud y Ambiente, que conduce Rocío García, se reúnan con los directivos de la clínica, esencialmente, para discutir los alcances del convenio. 

Sucede que el jueves pasado, el interventor de la CSS denunció, en el ámbito administrativo y ante escribanía, el acuerdo que Medisur y el Gobierno mantenían desde el año 1992, porque entiende que, en las condiciones vigentes, resulta desventajoso para las arcas del Estado. 

En este sentido, fuentes consignaron que la Caja de Servicios Sociales “paga más que cualquier prepaga por convenio” y ejemplificaron que en el acuerdo actual “una cesárea tenía un costo de $ 12.000 y con el servicio cortado a los usuarios de la CSS, la suma escalaba a los $ 64.000”, pero además que el acuerdo establece sólo un mes de preaviso.  

La semana pasada, a propósito del corte del servicio a los empleados públicos, el subsecretario de Salud Pública, Ignacio Suárez Moré, acusó a la clínica de haber tenido una actitud “intempestiva” y que todo obedecía a una deuda del mes de octubre, que alcanzaba los $ 10 millones. 

En este contexto, llevaron a cabo un “plan de contingencia” para que los usuarios de la obra social estatal tuvieran la atención garantizada vía Hospital Regional y el Centro de Medicina Nuclear. En tanto, se armó un dispositivo para la transcripción de recetas para los afiliados con medicación crónica. 

La clínica contestó a esto con una solicitada en la que aclaró que el 26 de diciembre había avisado que cortaría las prestaciones y que los pacientes que concurrieron al sanatorio durante el parate, tanto por urgencia quirúrgica u obstétrica, fueron atendidos, mientras que a los que tenían programadas las cirugías se les dio aviso con 72 horas de antelación. 

La clínica remarcó que el corte fue por el reclamo de la deuda pendiente hacía 120 días, lo que acarreaba para Medisur “un costo adicional para las prestaciones que ya fueron dadas hace un tiempo atrás, lo que nos llevó a buscar financiamiento externo, teniendo en cuenta que los incrementos de los insumos, tanto medicamentos como descartables”, que sufrieron un 60% de aumento, los llevaban “a un ahogamiento financiero”. 


Comentarios