PROVINCIALES
Otra mala para el bolsillo, y van… Desde hoy la tarifa del gas subirá entre el 30 y el 35%
1 de octubre de 2018
Regirá desde hoy 1 de octubre, pero podría ser anunciado recién el miércoles. Ya Energía autorizó la suba del 19,67% a las transportistas por la “inflación acumulada” del semestre abril-septiembre. En tanto se avanza en el esquema de facturación “plana” para evitar volver a repetir los picos que se dan en invierno.

Desde este 1 de octubre se tiene que reajustar la tarifa domiciliaria del gas. Cabe recordar que en la audiencia pública que se dio a principios de mes, las distribuidoras se presentaron con pedidos de incremento que fueron desde el 40 al 200%. Pero desde la –ahora- Secretaría de Energía siempre advirtieron que no permitirían una suba que superara el 30%.

El jueves se conoció que el Enargas autorizó un incremento del servicio de transporte del gas, en un 19,67% (las empresas habían solicitado un 30%) y que la falta de consenso en la elaboración de los nuevos contratos que fijan las condiciones entre las operadoras y las distribuidoras, el anuncio de la suba del gas domiciliario se podía demorar hasta este miércoles, pero finalmente se conocerá mañana, cuando el Enargas publique los nuevos cuadros tarifarios. 

Aunque hasta el viernes a la tarde seguían las conversaciones al respecto, el secretario de Energía, Javier Iguacel recordó que “de la audiencia pública salió un promedio de entre 30% y 35% en pesos, que esperamos que como en el verano baja el consumo, no se sienta tanto en el bolsillo”, sostuvo en declaraciones a La Red. El razonamiento de Iguacel se basa en que a partir del próximo año se empezará a implementar un esquema de “tarifa previsible”, nivelando el monto en cada factura bimestral que reciben los consumidores.

Así, con excepción de la Patagonia que aún conserva parte del consumo subsidiado, según la información que trascendió, en el próximo cuadro tarifario, los clientes de las categorías R1 y R2 (que son más de la mitad) pasarían de una boleta mensual de $ 440 a $ 600, en teoría. Pero, como comienza el período estival y el consumo cae mucho, es probable que el desembolso final sea menor al que arrojan esos cálculos. Lo mismo sucederá con los clientes R3 (casi un tercio del padrón). En los números, su factura no bajaría de $ 1.700, pero el calor hará que esa cifra recién aparezca en la boleta de abril. 

Comentarios