PROVINCIALES
No conforma la propuesta para nuevo esquema de reintegros
20 de septiembre de 2017
Una de las principales objeciones es que se aplicaría recién en 2019. El borrador que envió el Gobierno al Congreso fue para “calmar” a los senadores patagónicos que mantienen el reclamo por la derogación de los reembolsos por puertos patagónicos.

 A contrarreloj, antes de la sesión, el Gobierno Nacional envió la semana pasada el bosquejo de lo que sería un “acuerdo” para otorgar beneficios a los productores patagónicos a través de un esquema de reintegros que reemplazaría el sistema (hoy derogado por DNU) de reembolsos por puertos patagónicos. 

Las autoridades nacionales lo definen como “un programa de modernización e infraestructura para mejorar la competitividad de los puertos patagónicos”, pero el proyecto en sí mismo recién ingresaría luego de las elecciones, con miras a que comience a regir, de ser aprobado en el Congreso, en el segundo semestre de 2018 como muy pronto, aunque se habla de enero de 2019.  

Precisamente esta fecha es la que más incomoda a los legisladores que trabajan por recuperar el beneficio de los reembolsos lo antes posible, toda vez que los mismos ya están caídos. 

Cabe recordar que desde el 1 de enero de este año el esquema de reembolsos quedó “eliminado” por imperio de un DNU emitido a fines de 2016 y que tiene despacho rechazándolo por parte de la Comisión Bicameral, el que debería ser ratificado por ambas cámaras para que el DNU se caiga definitivamente.

Para evitar que eso suceda, apareció este programa que busca calmar las demandas de las provincias patagónicas en este sentido. Pero por ahora no está clausurada la posibilidad de que en el Senado no avance el rechazo del DNU, más allá de que se siga discutiendo un nuevo esquema de reintegros a las exportaciones.

Es que por el momento sólo se barajaron ideas y propuestas, hasta ahora sólo se trata de un boceto que todavía no se redactó en términos de proyecto de ley y que tampoco termina de convencer. Y en el más optimista de los escenarios, si hubiera un proyecto consensuado, difícilmente llegue a ser tratado por las dos cámaras del Congreso antes de fin de año.

Las bases del programa

Según las “bases” enviadas por las autoridades nacionales, se reemplazaría el sistema de reembolsos a exportaciones por puertos patagónicos por un sistema de reintegros a productores de la región, al tiempo que se implementaría un programa de modernización e infraestructura para mejorar la competitividad de esos puertos.

Entre las pocas precisiones que han trascendido, se establecería que los reintegros se harían por “productos renovables producidos en la región”, siendo expresamente excluidas las industrias minera y petrolera. En tanto, los beneficios se asignarán “en forma directa a los dos primeros eslabones de las cadenas productivas”, es decir, no a los exportadores, sino a los productores primarios y actores que industrialicen o agreguen valor. 

Asimismo, trascendió que el Gobierno Nacional asignará fondos específicos, probablemente del Fondagro, para garantizar el acceso al crédito de los productores que decidan invertir en bienes de capital que agreguen valor a su producción, además de que se crearía un ámbito de seguimiento y control de la operatoria. 

Comentarios