Río Gallegos

20 de noviembre

Integrantes de ADOSAC contratados como monotributistas en YCRT

De acuerdo a información que llegó a la redacción de BAS, unos 15 docentes prestan servicio para YCRT.

Acompañando de gestión de Omar Zeidán y Mauricio Macri, este grupo de docentes es contratado en la empresa minera en la condición de monotributistas, y cobrarían alrededor de 20.000 pesos.

En su mayoría militantes de ADOSAC, que también acompañan políticamente a Samir Zeidán en Río Turbio.

Estamos hablando de docentes que realizan las tareas en la empresa a contra turno del horario en que deben estar en las escuelas, aunque se descarta que este grupo de docentes permanecen de paro de acuerdo lo determina ADOSAC.

ATE pide que se investigue la “actualidad de YCRT”

El secretario general de ATE Río Turbio, Miguel Páez, pidió “que se investigue no sólo lo que sucedió tiempo atrás, sino lo que está pasando en Yacimiento Carbonífero Río Turbio”, tras la detención de Julio de Vido, investigado por su accionar en la empresa minera.

Miguel Páez, secretario general de ATE Río Turbio, deslizó que la Justicia no sólo debe investigar las acciones llevadas adelante en YCRT durante el gobierno anterior, sino que pidió que también se averigüe cómo está trabajando la actual intervención de la empresa carbonífera. 

El dirigente que cuestiona a la actual intervención señaló que “está bien que De Vido y todos los que manejaron la empresa den explicaciones, pero también nos gustaría como representantes de los trabajadores que la Justicia actúe con lo que sucede con la actual intervención y con el ministro (de Energía, Juan José) Aranguren, que utiliza métodos de desvío de fondos”, dijo en referencia a una denuncia presentada por la diputada nacional Margarita Stolbizer.

El sector gremial mantiene conflictos con la empresa YCRT por la denuncia de los convenios colectivos de trabajo y el reclamo de información sobre el manejo del presupuesto, entre otras reivindicaciones que llevan adelante los trabajadores y provocaron diferentes reclamos en el seno de la empresa.

Campaña

Páez denunció que con la actual intervención de YCRT “se están utilizando los fondos públicos para la campaña del diputado Eduardo Costa y el concejal Samir Zeidán, hermano del interventor y candidato suplente a senador nacional por Cambiemos en Santa Cruz”.

“Nosotros también estamos solicitando información sobre el presupuesto, para ver dónde están poniendo las prioridades, porque nos piden ser austeros, bajar el costo laboral, entregar nuestros puntos convencionales y un montón de condiciones, en nombre de la corrupción anterior”, agregó el dirigente.

“YCRT no está en los planes de Cambiemos”

Así lo aseguró el diputado Matías Mazú. El presidente del Bloque del Frente para la Victoria afirma que intencionalmente se dilata el proyecto y que no se quiere avanzar en la Carboeléctrica, “porque no les interesa Santa Cruz ni la Cuenca”, afirmó. 

El jefe de Bloque de legisladores del FPV, Matías Mazú también criticó la visita del ministro Juan José Aranguren a la Cuenca Carbonífera. Sostuvo que el mismo peca de soberbia. 

Para Mazú, el funcionario nacional “dejó en claro que el proyecto de la usina de 240 megas y la Cuenca está en las antípodas del proyecto político de Cambiemos; es decir, que si fuera por ellos no lo hacen, y no creo que avancen”. 

Agregó que en uno de los videos que registró la televisión se lo ve preguntándole a un ingeniero de la usina cuánto tiempo se demorarían una vez que tengan carbón; “tres meses le respondió el técnico, y el ministro apuntó inmediatamente que serían diez, esto nos deja claro que los que estiran los tiempos son ellos, pero además, el desprecio con el que se dirige al técnico, la prepotencia de la ignorancia de Aranguren sobre estos temas es notable”, sostuvo el diputado del Frente para la Victoria.

Por otra parte el legislador planteó que “solamente apuntan a llegar a la mitad de la generación, es decir, como mucho, lo van a dejar como lo abandonaron en diciembre de 2015; pero además con esto buscan declarar inviable el proyecto, que originalmente es de 240 megas más un módulo más que está en el proyecto de ley que tiene media sanción”, considerando que esa es una de las razones por las cuales “quieren quebrar el esquema de forjar una carboeléctrica, como lo demandó la Cuenca y los laburantes de la empresa”.

“Fue muy claro Aranguren diciendo que van a flexibilizar como hicieron en Vaca Muerta (Neuquén), donde los obreros ya están arrepentidos, y esto se lo dijo en la cara a todos los sindicatos, que tienen que estar muy alertas para no dejar que se negocien los convenios colectivos a la baja”, manifestó el legislador.

Mazú lamentó, finalmente, que “alguien como Omar Zeidán que es de este pueblo esté al servicio de estas políticas de ajuste que perjudican a sus propios vecinos”, y agregó luego “a Macri, Aranguren, Costa y Zeidán no les interesa Santa Cruz, no les interesa la Cuenca carbonífera ni el desarrollo federal de la Nación”.

El negacionismo de la construcción federal

"Esta obra proviene de una administración que está en la antípoda desde el punto de vista político del gobierno de Cambiemos” dijo Aranguren al recorrer YCRT y la usina de 240 megas. Indicó que estiman llegar al menos a la mitad de la obra en doce meses más; señaló que políticamente proviene de las antípodas al proyecto de Cambiemos; y además advirtió que será separada del esquema económico industrial del yacimiento minero, contrario al espíritu de la figura jurídica con la que se espera integrar todo el esquema.
Aranguren arribó a la cuenca carbonífera este jueves por la noche para, ya de temprano, en esta jornada ingresar al interior de minas en el yacimiento, luego hacer un recorrido por la obra de la usina termoeléctrica que se encuentra paralizada desde diciembre de 2015; y tras ello reunirse con los distintos gremios.
En las antípodas
La obra de la usina de Río Turbio, al igual que las represas del río Santa Cruz, fueron blanco de un negacionismo político en el sentido de construcción federal en base al desarrollo del país interno. Sin embargo con el tiempo ya poniendo al gobierno de Macri a prácticamente dos años de gestión, estas obras se retoman casi de forma obligada, aunque el proyecto político de Cambiemos no las considere del todo en el fondo. Hoy desde la cuenca carbonífera el propio Ministro Aranguren dejó ver este sentido al lanzar un calificativo político sobre la herencia de la obra en Rio Turbio y su procedencia al indicar: “Si uno lo ve desde el punto de vista político, esta obra proviene de una administración que está en la antípoda desde el punto de vista político del gobierno de Cambiemos”.
Producir al menos la mitad
En relación a lo que se espera respecto a la producción y la puesta en marcha del yacimiento indicó que “cuanto antes podamos lograr que la mina produzca al menos la mitad de lo que necesitamos; estamos a semanas de que eso ocurra, y a partir de ese momento tener la oportunidad terminando la central, al menos de uno de los módulos que llevará doce meses, poder empezar a producir energía eléctrica”, señaló el Ministro de Energía y Minería de la Nación.
Figura jurídica por separado
Al conocerse el presupuesto para el 2018, donde YCRT tiene mil millones menos, y la usina no se encontraba contemplada en el mismo esquema; llamó la atención lo que desde distintos sectores gremiales se especulaba con que el gobierno de Macri desvincularía a la usina del yacimiento a contramano del espiritual del proyecto de ley que tiene media sanción en el Congreso Nacional y que integra toda la cadena de valor. Aranguren confirmó desde la cuenca este sentido al puntualizar que “la entidad va a estar separada; y se va a dedicar una a operar la mina; y otra ordenación jurídica para operar la central térmica”.

Río Turbio: el PJ se pronunció contra la Intervención de YCRT

Según marcaron desde ese espacio político, el interventor Omar Zeidán y el diputado nacional Eduardo Costa “están llevando adelante una campaña de desinformación”, queriendo “confundir a la opinión pública”. 

Asimismo, afirmaron que el Gobierno de Mauricio Macri “no cree en las empresas estatales ni en sus trabajadores y no apuesta por la soberanía energética”.

“Trabajador argentino”

El documento fue emitido por la conducción del Partido Justicialista de Río Turbio en repudio a la “campaña de desinformación que llevan adelante los personeros del ajuste, Omar Zeidán y su patrón, Eduardo Costa”. 

“No es difícil advertir los intereses que defienden quienes hoy salen a denostar y a desprestigiar el proceso de reactivación de la empresa estatal, mezclando todo y confundiendo a la opinión pública, aniquilando los sueños de nuestras comunidades de tener una fuente de trabajo y progreso con justicia social”, indicaron.

“Son tiempos muy duros para el trabajador argentino por estas políticas neoliberales que sólo pretenden el ajuste. Hoy, ante estas manifestaciones mediáticas de los grupos hegemónicos, se pone en cuestionamiento la inversión en nuestra empresa carbonífera”, detalló el documento. 

“Se habla de un gasto innecesario, en concordancia con el pensamiento del Gobierno Nacional, que no cree en las empresas estatales ni en sus trabajadores, que no apuesta por la soberanía energética y que sólo quiere un Estado de servicio”, expone el comunicado.

En la nota, el PJ hace alusión a la falta de planificación minera y a la ausencia de inversiones, responsabilizando a Zeidán y a Costa, “quienes deberían estar abocados a buscar los fondos necesarios para terminar la central termoeléctrica y para garantizar la producción de carbón”. “Les pedimos al interventor y al diputado que se aboquen a poner en marcha la mega usina y que trabajen para conseguir la plena producción”, señalaron.

La Justicia Federal rechazó un pedido de YCRT para que se desaloje la toma de ATE

La intervención fue a la Justicia solicitando una medida cautelar para el desalojo de la mina. Dicha presentación fue rechazada por el Juez Federal Subrogante Aldo E. Suárez. El argumento del magistrado es que “…el peligro y daño a las instalaciones no resultan aún suficientemente acreditados”.   

En las últimas horas se tensó la situación en YCRT (Yacimientos Carboníferos Río Turbio) a partir del pedido de la intervención encabezada por Omar Zeidán -a través de una cautelar- para que la Justicia Federal desaloje la toma de la mina, que realiza ATE (Asociación de Trabajadores del Estado). 

El escrito fue entregado por el Segundo Comandante del Escuadrón 43 Río Turbio de Gendarmería Nacional, con fecha 8 de septiembre, a un minero que es vocal de ATE en el yacimiento. 

Allí, por orden del Juez Federal Subrogante Aldo E. Suárez, se sostiene que no se acreditó un daño inmediato por la toma del yacimiento. “En el caso, conforme la prueba hasta aquí aportada por el denunciante, se advierte una comunicación por parte de la Asociación de Trabajadores del Estado al Sr. Interventor Omar Zeidán, dando cuenta que sus afiliados han decidido realizar una medida de acción directa consistente en ‘toma de interior de mina y retención de tareas en los lugares de trabajo…’ respetando el normal y habitual de: servicios esenciales y red troncal de ventilación sector de chiflón 3 de mina 4 (trabajo del derrumbe)”.

No acredita urgencia

En la lectura de la decisión del Juez Subrogante se lee además que descripta de esta manera la acción gremial “que deberá ser investigada”, la “‘liberación’ de la misma, resulta ajena a este proceso penal y carece de los requisitos fundantes antes mencionados, consistente en la necesidad de evitar que el tiempo que insuma la averiguación de la verdad y el avance de la pesquisa, conlleven un mayor detrimento de los derechos que el denunciante dice que se encuentran afectados, pues, más allá de las medidas de fuerza de orden gremial, que eventualmente podrían o no configurar un delito, el peligro y daño a las instalaciones no resultan aún suficientemente acreditados”.   

Pero la Justicia le dijo además a las autoridades del yacimiento que incluso la constatación de algún delito podría ocasionar males mayores: “…La cautelar solicitada implicaría desplazar a un número importante de trabajadores nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado, supuestamente apostados en interior de mina, con el consiguiente peligro que tal desalojo implicaría riesgo de que los daños descriptos en la denuncia se produzcan como consecuencia misma de tal accionar preventivo, lo que prima facie la tornan desaconsejable y poco prudente para los mismos propósitos que inspiran”.   

Los gremios de nuevo preocupados por los despidos en YCRT

Ayer se reunieron los gremios de la Cuenca carbonífera. Es por la preocupación por las bajas en la empresa.  Los puntos del CCT de nuevo fueron puestos en discusión.

Ayer al mediodía se llevó adelante una reunión de la mesa intersindical, compuesta por los sindicatos con injerencia en YCRT. El encuentro se llevó a cabo en la seccional de ATE Río Turbio. Participaron Luis Avendaño y Marco Navarrete por Luz y Fuerza Cuenca Carbonífera; Oscar Sánchez y Pablo Mercado por APS y Miguel Páez y Cristian Gordillo, en representación de la entidad anfitriona. Allí, los sectores gremiales volvieron a mostrarse en alerta por los despidos en el yacimiento carbonífero y la estabilidad laboral de los empleados.

Por otra parte, se debatió acerca de los puntos del Convenio Colectivo de Trabajo de cada sindicato, el proceso de inversión, el resguardo del patrimonio de la empresa y el incumplimiento de la  pauta salarial acordada.

El presupuesto 2018 también fue evaluado por los dirigentes, quienes esperan que se garanticen los puestos de trabajo, las inversiones y la puesta en marcha de la Central Termoeléctrica. 

 

Posible sabotaje en obra de YCRT en Punta Loyola

Esta mañana trabajadores de YCRT, que se desarrollan en el complejo ferroportuario de Punta Loyola, se enteraron que la obra que vienen construyendo, que en el futuro será el galpón para el acopio de la caliza que necesita la termousina para el proceso de generación de energía, sufrió un posible sabotaje porque toda la estructura metálica estaba desarmada y destruida en gran parte.

 

Hace 4 días, el portal El Diario Nuevo Día, publicaba una nota donde informaba que los trabajadores de YCRT, por nota elevada al interventor Omar Zeidán y firmada por Luis “Angelito Negro” González, solicitaban en forma urgente el hormigón y encofrado para continuar la obra pactada por acta del pasado 12 de septiembre de 2016.

La intervención está en contra de la obra, porque no piensa acopiar caliza allí, porque no vendrá en barco, razón por la cual no necesita el puerto y pretende cerrarlo, de hecho en el plan de desguace quiso vender una cinta que impidieron los trabajadores que la retiren.

 

El motivo por el que Zeidán no quiere usar el puerto ni acopiar allí el material, responde a que su intención es trasladarlo con muchos camiones desde la provincia de San Juan, directamente a Río Turbio, generando un formidable negocio para la empresa transportista, mientras que el traslado por barco hasta Punta Loyola, y en tren desde Punta Loyola a Río Turbio, reduce considerablemente los costos.

En tanto, allá por mayo cuando al mismo momento prometía la reapertura del CAPS en una semana, Eduardo Costa afirmaba que el complejo ferroportuario de YCRT en Punta Loyola no se iba cerrar.

Lo cierto es que esta mañana, 4 días después de pedir el hormigón y el encofrado, todo lo que habían construido los trabajadores, comprando material con plata de sus bolsillos, con el objetivo de contar con el galpón para darle funcionalidad al puerto y no tuviera que cerrar con la consecuente posible pérdida de 200 puestos de trabajo, estaba destruido. 

Algunos miembros del gremio con cercanía a la intervención de Zeidán, alegaron que fue el viento.

Subscribe to this RSS feed

Comentarios