Río Gallegos

20 de noviembre

Datos negativos para un mes con historia positiva

Los números del turismo siguen en picada. Octubre, que históricamente ha sido considerado dentro de la temporada alta, marcó una nueva caída en aeropuertos y ocupación hotelera. Según los números elaborados por la Secretaría de Turismo de Santa Cruz, de julio a octubre el aeropuerto de El Calafate registró el peor cuatrimestre de los últimos 3 años, como resultado de las políticas nacionales que aumentaron las tarifas aéreas y redujeron la conectividad.

Pese a que, en la apertura de la Feria Internacional de Turismo, el ministro que conduce esa cartera a nivel nacional, José Gustavo Santos anunció la revolución de los aviones, la realidad en Santa Cruz muestra que la actividad en los aeropuertos de la provincia continúa en baja, tanto en aterrizajes como en cantidad de pasajeros.

Para evidenciarlo, la Secretaría de Turismo de Santa Cruz informó que octubre registró 27.996 pasajeros embarcados contra 29.400 a igual mes de 2016, una caída del -4.78 por ciento. Lo que significa que de julio a octubre el Aeropuerto de El Calafate Armando Tola mostró el peor cuatrimestre de los últimos 3 años, con 8.800 pasajeros transportados menos que en el mismo período del año anterior, y 231 aterrizajes menos.

Los números marcan que si bien la temporada en la Villa Turística ya inició, el arrastre de un invierno con indicadores muy por debajo de los promedios de los últimos años todavía tiene consecuencias en la comercialización de la temporada primavera/verano.

Otros indicadores

Además, la cartera turística evaluó los ingresos al Parque Nacional Los Glaciares -acceso Mitre Moreno- que para octubre resultaron en un 9 por ciento menos que a igual mes de 2016.

En tal sentido, desde Turismo se mostraron preocupados por la caída en el acceso al Glaciar Moreno de un promedio del -9.6 por ciento mensual desde el mes de marzo, cuando la entrada aumentó arbitrariamente un 52 por ciento para visitantes internacionales, un 100 por ciento para turistas del Mercosur y un 100 por ciento para menores de 16 años que hasta ese momento no abonaban, convirtiéndolo así en el Parque Nacional más caro del país.

En lo que refiere al Centro de informes del Parque Nacional Los Glaciares, zona Norte acceso Viedma (El Chaltén), los datos indican una leve caída en los visitantes atendidos de un -3 por ciento con respecto a 2016 (enero a septiembre).

Por su parte, el Aeropuerto de Río Gallegos Piloto civil Norberto Fernández computó un movimiento similar al del año pasado con un total de enero a octubre inclusive de 10.496 pasajeros que partieron desde allí.

Hospedaje

En cuanto a la ocupación hotelera, la villa turística evidenció una caída promedio interanual del -4.38 por ciento de enero a octubre 2017 con respecto al mismo periodo año 2016. Mientras que la ocupación en Rio Gallegos de enero a octubre -según datos del INDEC- fue del 32.40 contra 34.70 por ciento del mismo periodo de 2016.

Ocupación hotelera: El Calafate registró la mayor caída de los últimos tres años

La Secretaría de Turismo de la provincia dio a conocer datos de ocupación en el trimestre mayo-julio de este año. En el caso de El Calafate, observaron una caída del 8,79 por ciento en la ocupación hotelera registrada en igual período del año anterior, aunque con mayor oferta de camas. La cancelación de frecuencias por parte de Aerolíneas habría sido una de las principales causas.

En base al relevamiento que realiza la Secretaría de Turismo de Santa Cruz en base a los números de la temporada invernal, que va de mayo a julio, se determinó que en El Calafate la ocupación hotelera fue del 31,21 por ciento, contra un 40% registrado en igual mes de 2016. Lo que sitúa al trimestre otoño –invierno de 2017 como el más bajo de los últimos 3 años. Con una salvedad, el año pasado la oferta de camas fue de 4.100 y este año de 4.600.

La caída no sorprendió a los operadores turísticos de la Villa, ya que la baja de la conectividad aérea impuesta por Aerolíneas Argentinas hacía prever una menor llegada de turistas, lo que fue reconocido por el propio titular de Turismo de El Calafate, “lo esperábamos”, indicó.

En El Calafate, entre abril y hasta septiembre, se suspendieron las frecuencias que unen esa ciudad santacruceña con Iguazú, Córdoba y Rosario, por lo que el Aeropuerto Internacional Comandante Armando Tola pasó de tener 5 o 6 vuelos diarios en 2016 a ofrecer 2 o 3 en 2017.

En tanto, en Río Gallegos, durante los meses invernales del año pasado había 21 frecuencias semanales a Buenos Aires, mientras que este año se redujeron a 15. El tramo Río Gallegos – Ushuaia también sufrió modificaciones.

Según la Secretaría de Turismo, durante el mes de julio 12.053 pasajeros se embarcaron en el aeropuerto de la villa turística contra 16.115 que abordaron en 2016, lo que representa una baja del 25,21%. Si se toma el período mayo-julio, los pasajeros embarcados en 2017 son 33.028 contra 37.259 que viajaron en 2016, lo que arroja una reducción de 11,35 por ciento.

En tanto, para el aeropuerto de Río Gallegos se contabilizaron 12.950 pasajeros arribados en julio contra 11.936 a igual período de 2016. En este caso, si se mide de mayo a julio, los pasajeros arribados son 32.137 contra 29.057 del año anterior.

Expectativas

Tras la sequía de vuelos que tiene El Calafate en este invierno, el propio Alexis Simunovic informó una conjunción de anuncios que hace prever que durante alta temporada de turismo habrá un notorio incremento de la oferta aerocomercial.

“A partir de septiembre vamos a tener una nueva y mejor conectividad aérea”, indicó el secretario municipal de Turismo, Alexis Simunovic. En entrevista con FM Dimensión, el funcionario detalló que desde mediados de septiembre Aerolíneas Argentinas retomará los vuelos directos desde Córdoba, con tres frecuencias semanales. “Y ahora tendríamos vuelos directos desde Rosario” agregó Simunovic, recordando que en la temporada pasada, la ciudad santafesina era una escala en el vuelo El Calafate-Córdoba.

Parque Nacional

Según los datos recabados por la cartera turística santacruceña, los visitantes que ingresaron al parque Nacional Los Glaciares -acceso Mitre Moreno- en julio 2017 fueron 13.323 tickets contra 17.074 registrados a igual mes de 2016, lo que representa 3.751 menos tickets y una baja del 22 por ciento.

Asimismo, si la medición se aplica desde el primero de marzo, cuando se implementaron los aumentos en la entrada del PNLG, la reducción en la cantidad de entradas emitidas pasó de 123.223 en 2016 a 110.591 este año, un 10.25 por ciento de merma.

 El Chaltén

En la capital de trekking también hubo caída del turismo. La ocupación de julio fue del 17 por ciento, con una oferta aproximada de 400 camas contra el 29 por ciento del mismo periodo año anterior, una caída de 12% puntos porcentuales.

 

En cuanto a los visitantes atendidos en el Centro de Informes del Parque Nacional Seccional Viedma (Chaltén), durante el período que va de mayo a julio se computaron 5.542 visitantes contra 6.718 del mismo periodo año 2016 y 6.523 del año 2015. Lo que representa una caída del 17.5 % con respecto al 2016 y del 15 por ciento con respecto al 2015.

Volvieron los tickets canasta a la Argentina

Luego de que fueran prohibidos en la Argentina, volvieron los tickets canasta, que le permiten a las compañías pagar un complementario del sueldo sin tener que abonar por él cargas patronales ni impuestos.

Según reveló El Cronista, 200 empresas reconocen haber implementado el programas de vales de beneficios y comida. Sin embargo, lo plantean como un beneficio para “fidelizar” a los trabajadores.

Las cuponeras se implementaron desde 1989 hasta 2009 como método de flexibilización laboral, dado que le permite a las compañías abonar una porción del salario sin tener que realizar los aportes legales.

De acuerdo al portal, ya le pagan a sus empleados con tickets Farmacity, Wall Mart, Telefónica, Carrefour, Axion, Banco Hipotecario y Trenes Argentinos.

Según CAME, las ventas minoristas cayeron 1,4% en junio

El informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) dio cuenta de una nueva caída en las ventas minoristas en todo el país durante el mes de junio, aunque la entidad puntualizó que si las promociones y descuentos se sostienen en julio, “podría ser el inicio del quiebre de ciclo”, aunque aclaró que para “muchos negocios esas estrategias son un sacrificio porque las realizan cediendo rentabilidad”.

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas bajaron 1,4% en junio frente a igual mes de 2016 y acumularon una baja anual de 3% para el primer semestre, estimó la CAME.

Según se evaluó, las pymes “perdieron en manos de las grandes cadenas de supermercados que lanzaron estrategias atractivas”. “En la comparación con mayo, las ventas crecieron 15%, en parte por la estacionalidad que suele tener el mes, aunque para muchos negocios junio fue hasta el momento el mejor período de 2017”, indicó el sondeo.

El presidente de la entidad, Fabián Tarrío, consideró que “los productos de consumo masivo se movieron mejor y los negocios lanzaron numerosas promociones y facilidades de pago que mejoraron el comercio”.

Sin embargo, los datos del estudio señalaron que “las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron 1,4% en junio frente a igual mes de 2016 y acumulan una baja anual de 3% para el primer semestre del año”.

El informe puntualizó que si las promociones y descuentos se sostienen en julio “podría ser el inicio del quiebre de ciclo”, aunque aclaró que para “muchos negocios esas estrategias son un sacrificio porque las realizan cediendo rentabilidad”.

Resaltó además que en los productos de consumo masivo se percibió un mejor resultado, aunque subrayó que “el mercado fue más difícil para los de compra selectiva, en los que hubo mucha prudencia en las operaciones por la pérdida de poder adquisitivo de las familias”.

“El efecto aguinaldo se sintió en la segunda quincena y también el Día del Padre ayudó a empujar las ventas en determinados rubros”, analizó la CAME, la cual apuntó que en la modalidad ‘online’ las ventas aumentaron 3,2% frente a junio del año pasado.

 

Según el sondeo, las bajas anuales más marcadas se registraron en Calzados con 3%, Textil Blanco con 3,3% y Neumáticos con 3,8%, mientras en el segmento de Alimentos y bebidas las ventas descendieron 0,3%.

Se viene el ajuste si o si. Solo restará ver con que cara

Desde el gobierno nacional acompañado por el consorcio de medios nacionales que representan el 90% de las voces que circulan por el país, anuncian a los 4 vientos que después de octubre se viene un ajuste para el pueblo argentino mayor al que implementaron entre 2016 y lo que va de 2017.

El gobierno nacional prepara un paquetes de medidas económicas y sociales que impactarán de lleno en el bolsillo de trabajadores y jubilados, además de los derechos de ambos conjuntos de la sociedad.

La semana pasada, Clarín, que oficia como boletín oficial del gobierno de Mauricio Macri, publicó una entrevista en su sección “El Foco”, con el ministro de hacienda Nicolás Dujovne, titulada “¿Por dónde pasará la tijera del ajuste?”, donde reflejaba una reunión de gabinete:

Esta semana, en la reunión de Gabinete, el Presidente le dijo a sus ministros que empezaran a trabajar en el Presupuesto 2018, que se focalizaran ya en ese trabajo para que no llegara el momento de presentar los informes y no tuvieran sus proyectos bien definidos. En otras palabras, el Presupuesto del año próximo pasará por la lupa para ver dónde recortar. Macri dijo que debe ser “austero y con menor peso del Estado sobre la economía”.

Una preocupación similar planteó la misión del FMI que está en Buenos Aires: dijeron que tenían sumo interés en ver cómo se preparaban los números del gasto del año próximo.

Entre las medidas a implementar están el aumento de las edades jubilatorias tanto para mujeres como hombres, y una nueva versión de la flexibilización laboral. Además de un fuerte y nuevo recorte de empleo estatal. En consonancia con lo que Dujovne afirmó que sueldos estatales y jubilaciones representan el 73% de las erogaciones del estado.

Siguiendo en esta línea, La Nación, otro vocero de Marci, prepara el terreno de la modificación jubilatoria, asegurando que hay un aumento en la expectativa de vida y la posibilidad de mantenerse en buen estado de salud. De manual, preparan los argumentos de los legisladores de Cambiemos en ambas cámaras para ir por derechos adquiridos.

Desde sectores financieros afirman que el año que viene, Argentina no podrá acceder tan fácilmente al mercado de divisas para seguir endeudándose, y además deberá comenzar a pagar vencimientos de deuda, que solo ha fortalecido la fuga de divisas tan alentada, promovida, legalizada y militada por los sectores neoliberales que gobiernan el país.

La consultora Economía&Regiones afirma en un análisis de la macroeconomía nacional que recién en 2019, el país volverá a tener un nivel de déficit fiscal similar al de 2015, que se estimó en 1,9% del PBI. Para ello deberá implementar los ajustes de “gastos del estado” que le demandará el FMI, como ya lo hiciera en los ´90 y en el 2001, que concluyó con una gran crisis financiera.

Claramente estas medidas comenzarán a sentirse en primer medida en las provincias como ya viene sucediendo. 

 

Restará ver si este gran ajuste a los ciudadanos argentinos el macrismo lo hará con cara alegre o triste, con la soberbia que le podría dar la victoria o con la violencia de la derrota, respectivamente.

Califican de “alarmante” la caída de indicadores turísticos

Desde el área de Estadísticas de la Secretaría de Turismo, señalaron que todos los indicadores de ocupación, pasajeros transportados e ingresos a parques nacionales cayeron en los primeros cinco meses del año. Afirman que es a causa de las políticas nacionales adoptadas, las que han sido “lesivas” para la actividad.

En el día de ayer, a través de la Dirección de Planificación y Gestión Turística, dependiente de la Secretaría de Estado de Turismo de Santa Cruz, se dieron a conocer datos parciales sobre ingresos en los aeropuertos de Río Gallegos y El Calafate, al Parque Nacional Los Glaciares, como así también respecto a la ocupación hotelera en esas ciudades durante los meses de enero a mayo del corriente año.

Esta situación viene siendo denunciada por las autoridades del Gobierno Provincial, a través del ministro Leonardo Álvarez y la secretaria de Turismo, Laura Santiago, como así también por diputados y concejales de la villa turística, asegurando que responde a decisiones políticas emanadas del Gobierno Nacional en materia de reducción de frecuencias aéreas, incrementos de tarifas de pasajes aéreos y de ingreso al PNLG, las que repercuten directamente sobre los puestos de trabajo del sector turístico y esta economía regional.

Es así que desde el área estadística de la cartera turística, a cargo de Moira Saade, se indicó que en el aeropuerto de Río Gallegos, de enero a mayo de 2017, se embarcó un total de 50.615 pasajeros contra los 53.275 del mismo periodo de 2016, lo que representa una caída 5,25% y con respecto al mismo periodo de 2015, representa una caída del 2%. Con un promedio de pasajeros embarcados por mes de 9.785 personas (Fuente Aeropuertos 2000).

En el aeropuerto de El Calafate, en el mismo período de 2017, se embarcó un total de 153.393 pasajeros contra 151.656 del mismo periodo año 2016, lo que representa un crecimiento del 1,14%, a pesar de que mayo de este año fue el que registró la menor cantidad de pasajeros embarcados de los últimos 4 años, con 11.828 embarques registrados (Fuente London Supply).

En lo que respecta al Parque Nacional Los Glaciares (PNLG) zona sur -acceso glaciar Perito Moreno y accesos lacustres-, de enero a mayo la cantidad de tickets emitidos fue de 317.938 contra 324.350 del mismo periodo del año 2016, lo que representa una caída del 2%. En lo que respecta al acceso Mitre/Glaciar Perito Moreno, se emitieron 252.097 tickets de enero a mayo 2017 contra 254.849 tickets emitidos en mismo periodo año 2016, marcando una caída del 1%.

En el mes de mayo de 2017 se registraron 13.024 tickets emitidos, lo que significó la menor marca de ese periodo de los últimos 4 años. Cabe destacar que el 1 de marzo, en el PNLG se produjo un aumento en la entrada general de más del 50% del valor (Fuente PNLG).

En tanto que en el Parque Nacional Zona Norte -Centro de Informes zona Viedma, El Chaltén-, de enero a mayo los visitantes atendidos en el centro de informes ascendieron a 46.608 en 2017 contra 44.956 del mismo periodo de 2016, lo que representa un aumento del 3,67%, destacando que en esta zona del PLNG el acceso es gratuito (Fuente PNLG).

En materia de ocupación hotelera, en la ciudad de El Calafate, de enero a mayo del corriente año, el promedio registra un 55,82% contra un 58,12% del mismo periodo del año anterior, representando una caída de 2,3 puntos porcentuales. La estadía promedio ronda las 2,1 noches. Como dato a destacar, se informó que la ocupación del mes de mayo, con 31,82%, fue la más baja desde el año 2008 (Fuente Sectur Calafate e Indec).

 

Finalmente, en la ciudad de Río Gallegos, la ocupación hotelera promedio de enero a marzo del corriente año fue de 39,20%, en base a habitaciones con un promedio de estadía de 1,5 días por turista y un promedio de 9.309 visitantes por mes, sumando un total de 27.927 visitantes. En comparación, la ocupación hotelera registra un 40,8%, con una estadía promedio de 1,4 noches por turista y un promedio de 11.786 visitantes por mes, sumando un total de 35.358 visitantes de enero a marzo de 2016.

Los panaderos declararon el estado de emergencia económica

El consejo directivo de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA) declaró el estado de emergencia económica y alerta del sector. Se debe a los tarifazos del gobierno de Mauricio Macri, la presión impositiva y “la interminable escalada de precios que no cesa pese a los anuncios oficiales”.

En un documento emitido tras una reunión en Mendoza de todos los delegados, FAIPA decretó la emergencia económica de la industria del pan artesanal de todo el país y el estado de alerta. “Ya no resulta posible seguir absorbiendo los mayores costos que afectan al sector y se ve ahogada por la imposibilidad de trasladarlos al consumidor”, explicó en un comunicado de prensa reproducido por Mundo Empresarial.

“El Gobierno busca eliminar directamente a la clase media, al luchador que pone el pecho y levanta al país cada vez que se cae”, dijo Abel Rodríguez, delegado de la provincia de Buenos Aires, al portal El Cactus. “Estamos tocando fondo, ya empiezan a cerrar las panaderías y nadie te da una solución de nada”, advirtió.

En ese sentido, Rodríguez subrayó lo determinante que fueron las múltiples subas: “Aumentan los servicios y la materia prima y no queremos aumentar el producto, porque si se aumenta se vende menos y es la costumbre de nuestro pueblo que esté el pan en la mesa. Esto hace que cada vez se venda menos y la industria vaya más para atrás”.

Subscribe to this RSS feed

Comentarios