Río Gallegos

12 de diciembre

Avendaño: “todo indica que la termoeléctrica será privatizada”

Así lo expresó el secretario general de Luz y Fuerza Cuenca Carbonífera, Luis Avendaño, quien reflejó la preocupación de los trabajadores por los ecos de la visita del ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, producida hace más de un mes. 

De acuerdo con lo manifestado por el dirigente de Luz y Fuerza de Río Turbio, Luis Avendaño, la presencia del ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, en Río Turbio hace un mes y medio generó mucha preocupación. 

En ese marco, el funcionario había ratificado que la central termoeléctrica estará separada de YCRT, las cuales pasarían a tener dos figuras jurídicas distintas. 

Frente a ello, desde Luz y Fuerza indicaron que desde YCRT se les ha comunicado “que la terminación de la obra de la central termoeléctrica estará a cargo de una empresa privada, ya que el Estado no invertirá para la culminación de la obra y además esa empresa privada se quedará con la explotación de la usina de 240 MW”. “Todo indica que va a ser completamente privatizada”, apuntó.

Dificultades 

Asimismo, el dirigente señaló que esta situación agudizó aún más las problemáticas de los trabajadores de la energía. 

“Desde un principio, a nosotros no habían planteado cerrar la usina de 21 MW y trasladar a todos los trabajadores, garantizando la estabilidad laboral, a la megausina. Todo esto se daba en el marco de una unidad económica y siendo la usina de 240 estatal, pero después de las declaraciones de Aranguren y los paritarios de la empresa, nos encontramos en una situación muy difícil”, recalcó.

Seguidamente, sostuvo que días atrás “sufrió una avería importante una de la máquinas del generador de turbo de escoda N° 3 de la usina de 21 MW”. 

“En función del estado de inversión en el yacimiento, no creemos que vayan a invertir para reponer esa máquina. A todo esto, esa central hace tiempo viene sufriendo un deterioro importante a raíz de la inexperiencia del responsable de la central”, subrayó, agregando que este escenario preocupa a todos los trabajadores, ya que en esa central hay 150 puestos de trabajo.

“Nosotros creemos que esto que sucedió puede ser tal vez la excusa perfecta para llevar a cabo el cierre definitivo de la usina de 21 MW, que ellos estaban buscando hace unos meses. Por eso, desde el sindicato vamos a sacar un documento pidiendo un informe pormenorizado de la situación de la central”, afirmó Avendaño, quien finalizó diciendo que la organización se declaró en estado de alerta. (Fuente Patagonia Nexo)

Comentarios