PROVINCIALES
En Caleta Olivia venden agua sucia y contaminada como potable
28 de diciembre de 2017
Hace unos días que se observan camiones de una empresa privada, extrayendo agua dentro de un predio perteneciente al Estado Municipal, me refiero dentro del Complejo Deportivo Municipal Ingeniero Knudsen.-

La Empresa que saca agua de dicho lugar es “Transportes LUMART”, cuyo dueño es un sujeto identificado como “gringo” Martinez, donde sus camiones, cuyos chasis están sin patente, tanto delantera como trasera, salvo que uno de ellos está identificado con el interno: C-017, mientras que sus acoplados con tanques uno con dominio: VCO 433 y el otro dominio: AGG 076, vienen extrayendo agua de las cámara de cemento que se encuentran en la parte trasera del Complejo , al lado de la pista de skate con vista al mar.-

Haciendo un seguimiento, con capturas fotográficas y filmaciones de las maniobras, se advierte (video) como el camión sale del complejo y a tres cuadras se detiene en la Clínica del Sur a descargar agua hacia a los tanques de dicho nosocomio.- 

Luego de estar horas siguiéndolos, y observando a los camiones yendo y viniendo a cargar más agua del lugar para luego venderla, ni bien se retiran del lugar, (dejaron allí un camión con dos acoplados tanque), me apersono a la cámara, la destapo sin ningún inconveniente y tomo una simple muestra del agua, la cual ya de por sí, con su color y olor es intomable.- 

Lo grave es la calidad del agua misma que venden como “potable”, siendo turbia, llena de plumas, pelos, suciedad, verdín y un sinfín de bacterias.- 

A ello, hay que sumarle el agravante que la tapa del tanque o cámara de agua en el Complejo Municipal, se encuentra sin ningún tipo de seguro, ahí cualquier persona puede tirar lo que se les ocurra, incluso hasta lo impensable como ser orina o escupidas.- 

¿Quién habilita y controla el agua y a estos camiones para que vendan agua? 

1).- Medio Ambiente Municipal no controla la calidad fitosanitaria del agua, como así tampoco controla que vehículos están habilitados para vender agua.- 

2).- El Supervisor de Tránsito Marcelo González no controla a los rodados que circulan sin patente, de hacerlo, no estarían estos rodados vehículos paseando por la ciudad.- 

3).- La Secretaria de Deportes y Cultura Claudia Rearte permite que personas ajenas a su administración y sector manipulen el tanque de agua del Complejo, avalando además, que privados hagan negocios ilegales con agua sucia.- 

4).- La Defensoría del Consumidor, a cargo de Verónica Valente, al parecer, le cuesta salir de su oficinita para realizar los respectivos controles.- 

5).- La Supervisión de Comercio y Bromatología no se entiende como habilita comercialmente estos camiones.- 

Por otro lado, dentro del Complejo hay un comunicado en cartel que dice: desde el 22/12/12 al 02/01/2017, no habrá pileta. Según versiones del personal, lo es por rotura de cañerías. Si bien el agua que sale de la Cámara es un verdadero asco, esperemos que la misma no sea de la pileta.- 

Como vemos una vez más, en Caleta Olivia, tenemos Supervisores, Coordinadores, Directores, Secretarios y hasta intendente que no cumplen con sus deberes y obligaciones, además que avalan directa o indirectamente el delito, al permitir que privados hagan negocios con agua sucia vendiéndola como “potable”.- 

Esta agua no es apta para consumo humano (alimentación), conteniendo substancias, cuerpos extraños de origen biológico, orgánico, inorgánico, hasta posibles virus, en tenores tales que la hacen peligrosa para la salud humana, animal y vegetal. Además no es incolora, ni inodora, ni límpida y mucho menos transparente. En cuanto al sabor, me abstengo de probarla, con el solo hecho de observar lo que contiene.- 

Está en grave riesgo la salud de los habitantes y, a los funcionarios municipales, no les importa nada, con tal de llevar agua para su molino mediante sus negocios turbios.-

Confío que algún Juez o Fiscal tome acciones inmediatas en el asunto, o en su defecto, el Ing. Mariano Bertinat a cargo de la Secretaría de Estado de Ambiente de la Provincia de Santa Cruz, habida cuenta que corre grave peligro la salud de los ciudadanos caletenses.- 

Juan Ignacio Paradiso 

Ciudadano argentino – Caleta Olivia


Comentarios