PROVINCIALES
"Yo estoy al lado de cada santacruceño en la defensa de las fuentes laborales"
26 de enero de 2018
La Mandataria provincial, junto a miembros del gabinete, estuvieron en las localidades de 28 de noviembre y Río Turbio. Abordaron la situación de los despidos en YCRT.

La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, junto a miembros del Gabinete Provincial, desarrolló su agenda en 28 de Noviembre y Río Turbio. Participó de una mesa intersindical en la que se abordó la situación por la que atraviesan las familias de la Cuenca Carbonífera tras las notificaciones de despido en YCRT. En ese marco, enfatizó:

"Yo estoy al lado de cada santacruceño en la defensa de las fuentes laborales" y "no es un problema de Río Turbio" describió la mandataria al mismo tiempo que subrayó que afecta a toda la provincia. 

Al respecto, Alicia sostuvo que su propósito es estar “siempre junto a la Cuenca y al pueblo santacruceño” y enfatizó que más allá que los equipos provinciales trabajan en forma permanente en esa región “me gusta estar en el territorio interiorizándome de cada problemática para ver qué podemos hacer. Estar al lado como corresponde”. 

Además, la gobernadora señaló que está muy preocupada por la situación que atraviesan por estos días quienes viven en la Cuenca Carbonífera. “Los sindicatos habían pedido una reunión conmigo. Yo estoy al lado de cada santacruceño en la defensa de las fuentes laborales y hay que trabajar en conjunto y con mucha prudencia y diálogo”, enfatizó la gobernadora. 

Por otra parte, la primera mandataria santacruceña expuso que en la reunión con los sindicatos se propuso trabajo en conjunto y buscar todos los canales de diálogo posibles. “Esto hay que resolverlo de la mejor manera. Espero también que haya diálogo con el gobierno nacional”. En ese sentido, sostuvo que se accionó a través del Ministerio de Interior de Nación para establecer los vínculos con las áreas específicas. 

“A mí lo único que me interesa es conservar las fuentes laborales de las personas. Del 2009 al 2015, hubo 10.000 ingresos. El camino más fácil hubiese sido echar gente y yo no lo voy a hacer jamás”, concluyó. 

Comentarios