POLÍTICA
Todos a los botes
16 de enero de 2015

Secuencia: 30 de diciembre renuncia del ministro Garrido, convirtiéndose en un nuevo funcionario que abandona la administración de Daniel Peralta, de esta noticia el gobernador se entera por los medios.

El primer fin de semana del año, Garrido y el ex ministro de economía, José Blassiotto, se reúnen con Sergio Massa en Pinamar. 

Unos días después el diputado provincial, ex candidato del PJ en las PASO, uno de los defensores más acérrimos de Peralta, viaja a Buenos Aires, se saca una foto con Massa y anuncia su pase al Frente Renovador. Solo. Sin los otros legisladores que lo acompañaron en la minoría de la cámara de diputados.

Llegó el turno del intendente de Pico Truncado, Osvaldo Maimó, que juega sus fichas para conformar la fórmula gubernamental para este año junto a Daniel Peralta. 

El mandatario aseguró por un matutino local que el gobernador “tiene experiencia para manejar los tiempos”, y se refirió a los que se pasaron de bando como “muchachos que están apurados, y que nunca han demostrado nada, mientras él trabaja mañana, tarde y noche”. Aún así, solicitó que se convoque a una reunión del PJ para que los compañeros de las distintas localidades sepan que pasa.

Peralta, ni lerdo ni perezoso para estos temas, por su cuenta de twitter levantó el guante y en 3 twitts dijo: “El 9 de febrero en pto Santa Cruz (NdeR: tierra de Alejandro Victoria) se reúne el PERONISMO todos vamos a demostrar que mejor que decir es hacer. Camino al triunfo de octubre!!”. Siguió con “En febrero y en pto Santa Cruz ratificaremos nuestro compromiso con Juan con Eva y nuestra Santa Cruz. Quien quiera oír que oiga. Nos vemos!”. Al día siguiente agito su verba twittera y soltó que “Los de afuera son de palo, el PERONISMO de Santa Cruz resuelve destino y el que quiera discutir que venga a Pto Santa Cruz. Abrazo grande”.

En este caso nadie habla ni desliza la posibilidad de que esté en juego la institucionalidad. Los que se fueron son y fueron parte de una gestión que sabía que no iba a poder abonar ni siquiera los sueldos. 

Un dirigente del PJ nos manifestó que “los compañeros están enojados con Daniel, pero no porque hable con el FPV, si no puede pagar los sueldos, que va a hacer? Pero el tema es que hay muchas promesas y acuerdo incumplidos. Vamos a ir a Santa Cruz y nadie va a hablar”.

Por su lado, desde el FPV todos descuentan que las jugadas de Garrido, Victoria y compañía son abaladas por Peralta, de quien reconocen su facilidad de jugar a varias puntas y desmarcarse rápidamente, mientras lo que persiga es su supervivencia.

Comentarios