POLÍTICA
Si no vas a bancar… ¡No aparezcas más! El silencio de Costa
6 de febrero de 2018
Desde que comenzó el año, y paralelamente Omar Zeidán comenzó a echar personal de YCRT, incluso enfermos, embarazadas y próximos a jubilarse, Eduardo Costa no dedicó una sola palabra referida al tema en su red social Facebook.

Observando su muro desde que comenzó el año, verdaderamente Costa se expresa con serias contradicciones.

Inicia el 3 de enero con el Hospital Peliche que tras denuncias y denuncias, informes en Canal 13 del Grupo Clarín, lograron a través del ministerio de salud de la nación dejar afuera a la provincia. 

Contradicción 1: el municipio de Río Gallegos que por las operaciones mediática de Costa y Roxana Reyes es parte del Peliche, no quiere saber más nada y no sabe como sacárselo de encima. Además nación decidió no ampliar el presupuesto para garantizar la atención del pediátrico y hay conflictos por incumplimiento en el pago de salarios. 

El 7 de enero los telegramas arreciaban los domicilios de los trabajadores de YCRT, llegaba el cartero y toda una familia entristecida.  

El senador y empresario del cemento celebra los créditos PROCREAR. Un programa de acceso a la vivienda para el sector medio y joven que inició en la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. 

Contradicción 2: Costa ha puesto la cara a la foto para la entrega por ejemplo de las viviendas del plan PROCREAR en Río Gallegos, del que nada tuvo que ver. En cambio el gobierno que él representa lanzó los créditos UVA conjuntamente con los bancos, que se indexan por inflación, algo que Macri denunció permanentemente y no puede solucionar. Por esa indexación todos lo que ingresaron a los créditos UVA, ya aumentaron en 18 meses más la cantidad de cuotas a pagar. 

Los telegramas siguen llegando, Costa aparece el 9 de enero preocupado por la crisis petrolera. El común denominador es que el problema en este caso también es generado por el mismo ministro: Juan José Aranguren, que junto a Costa están detrás de los despidos de YCRT. 

Contradicción 3: en campaña para gobernador en 2015, Costa le metía fichas a los petroleros en contra del impuesto a las ganancias, hoy a los despedidos de la industria les negocia un subsidio de 20.000 pesos, y si pueden irse de la provincia mejor. Todo esto es producto del cambio de política de estado respecto de la producción de petróleo: actualmente el país importa crudo, lo que redunda en la baja de la producción nacional.

La situación en la Cuenca Carbonífera es desesperante, pero el 12 de enero llega su mayor expresión de cinismo.  

Ese día celebra la puesta en marcha de las zonas francas en la provincia, claro que omite aclarar un pequeñísimo detalle.

Contradicción 4: la contradicción es él mismo, como representante celebra la llegada de la zonas francas, gestión que inició también el gobierno de CFK, pero como empresario se ocupó de hacer presión y lobby a la aduana para que no se autorice la venta de autos en el predio franco, porque quién vende autos en Santa Cruz es él mismo, pero como empresario.

Casi 20 días de silencio absoluto, desconocemos si anduvo en zunga por alguna playa caribeña, pero en esos 20 días la tensión en la Cuenca fue in crescendo. 

El 31 de enero habló de violencia y habló de pasado. Todo relacionado con él también. Fue en circunstancia del “robo” a la casa de Roxana Reyes, llevado a cabo por un loquito, colombiano, de 35 años, y que según las hipótesis habría trabajado para el Grupo Costa.

Contradicción 5: montada la operación mediática y ante tanto silencio, la mejor forma era aparecer como víctimas. Eduardo Costa como dirigente de nuestra provincia nunca se manifestó en contra de la violencia ejercida contra la gobernadora de Santa Cruz, porque es ejercida por los sindicatos que instiga al conflicto permanente como el caso de ADOSAC, ni como dirigente nacional se manifestó en contra de la violencia que llevan adelante las fuerzas de seguridad que maneja el gobierno nacional que representa.

Si no va a bancar a Santa Cruz y a los santacruceños, a los trabajadores de YCRT, petroleros, de la construcción, estatales, del comercio y etc, que Eduardo Costa no vuelva más, que se quede como ya lo hace en Buenos Aires, aunque seguramente lo tendremos con más mentiras y contradicciones el año que viene, cuando quiera ser gobernador por 4ª vez.

Comentarios