POLÍTICA
Máximo Kirchner hizo reflexionar a toda la Cámara de Diputados
22 de diciembre de 2017
En medio del debate por el la aprobación del Presupuesto 2018 en la Cámara de Diputados, el diputado por el FPV Máximo Kirchner lanzó un reflexivo discurso en el cual se solidarizó con Martín Lousteau, recordó los cacerolazos vividos y hasta habló de Néstor Kirchner. "Me tocó ver cómo festejaban la muerte de Néstor", expresó.

El líder de La Cámpora respaldó a Martín Lousteau por el escrache sufrido y también remarcó que el no recibió muestras de solidaridad cuando su propia familia sufrió ataques. "A mí me tocó pasar cacerolazos fuertísimos dentro de la Quinta de Olivos. Me tocó ver cómo festejaban la muerte de Néstor o cómo la televisión dudaban si el hombre estaba en el cajón o no. Nunca tuve tanta suerte de tanta solidaridad", sentenció el diputado. 

En ese sentido, el diputado puso como ejemplo un reciente hecho sufrido por su familia. "Hace unos meses atrás, cuando la ex presidente y la gobernadora de Santa Cruz estaban en la residencia, sitiaron prácticamente la casa, rompieron todo, dentro de ella estaba mi sobrina. Nadie llamó, salvo usted señor Presidente", manifestó el dirigente, en alusión al llamado de Emilio Monzó. 

"Hay que tener cuidado de no volvernos corporativos, cuando tocan a un diputado ahí saltamos todos, no estoy de acuerdo con eso -sostuvo-. En el fragor de la discusión política se dicen muchas cosas, no hay que tenerle miedo. Cuando personalizamos la discusión ésta se despolitiza, y eso es lo que hace el Gobierno, que no puede discutir ideas y personaliza. Usted imagínese, mi hermana está en una causa, se le dice que integra una asociación ilícita a partir del 27 de octubre de 2010, el día que murió el padre. Y sin embargo, damos la cara todos los días y no andamos llorando por todos los lugares". 

Máximo también criticó con dureza al presidente Macri . "Dijo que Milagro Sala estaba bien presa porque así lo dice mucha gente; sería bueno que escuche que mucha gente dice que la reforma previsional es mala y la vete", exclamó. 

"A mí me tocó que se me diga cualquier cosa, que se me estigmatice. Cuando Zannini sufrió un escrache en un avión. Hace unos meses atrás, también la madre de mis hijos. Nadie llamó. No me importa, nosotros estamos preparados para eso y no andamos mendigando ciertas cuestiones. Lo que sí veo es que hay hijos y entenados y existe una persecución que se desata con cuestiones tan irrisorias como lo de traición a la patria. Desde el 25 mayo 2003 tuvimos intensas, masivas marchas a Plaza de Mayo, cacerolazos, la imagen de Critina colgada... la orden fue no reprimir", finalizó. 

Vale remarcar que Máximo humildemente aclaró que su reflexión no la hacía desde la virtud sino desde el defecto y que ellos no eran los más importantes (en referencia a los diputados) sino la gente herida que prestaba el servicio como fuerza seguridad y los que fueron reprimidos violentamente. 

Etiquetas
Comentarios