Río Gallegos

20 de noviembre

La diputada Martínez está cada vez más lejos de UPVM

Aunque se podría haber supuesto que el triunfo electoral de UPVM-Cambiemos en octubre significaría un abroquelamiento de las fuerzas de dicho frente, al parecer los lazos de algunos comienzan a debilitarse.

Uno de ellos sería el lazo de la diputada por el socialismo, Viviana Martínez. Aunque algunos definen a la legisladora de Pico Truncado, que ingresó junto a la boleta del intendente Omar Fernández, como un “lobo solitario”, ya que habría roto relaciones con el jefe comunal desde mediados del año pasado y su relación con el bloque de Unión Para Vivir Mejor tampoco es la mejor.

En ese marco, desde el entorno de la legisladora afirman que se prepara para solicitar el reconocimiento de un bloque unipersonal como “Bloque Socialista” y para ello estaría buscando apoyo en algunos legisladores del Frente para la Victoria que acompañen la autorización en el recinto.

Sin ATN, sube la tensión

En tanto, aunque muchos pudieran haber supuesto que luego de la rotura de relaciones entre el intendente Facundo Prades y el sector de Eduardo Costa los diputados que responden al jefe comunal darían un paso al costado del bloque, esto no ocurrió. Aunque sí es cierto que hay mucho malestar por la decisión que habría tomado el Gobierno Nacional y que propios funcionarios del Ministerio del Interior le habrían confirmado al diputado Gerardo Terraz que no habrá “más ATN para nadie”.

Por ahora, ambos legisladores no piensan en apartarse incluso teniendo en cuenta el expreso pedido del jefe comunal de Caleta Olivia, sin embargo las relaciones no pasan por su mejor momento.

La situación económica que causa el cese de la poca o mucha ayuda que giraba el Gobierno Nacional preocupa. Eso que al principio se pensó era sólo para Caleta Olivia, ahora lo sufre Río Gallegos y no se descarta que el mismo proceso vivan Las Heras y Puerto San Julián. La menos afectada por una decisión de esa naturaleza sería Pico Truncado, ya que en los dos años de gestión nacional Fernández (quien también integra el frente de Unión para Vivir Mejor) recibió sólo en contadas ocasiones remesas de Aportes del Tesoro Nacional.

 

La preocupación no dicha en voz alta para los intendentes de Cambiemos no sólo es por el pago de los salarios (en el caso de Caleta y Gallegos), sino que la mirada principal está puesta en el pago que deberán afrontar en diciembre  por el medio aguinaldo. Prácticamente ningún municipio, como le sucede a la provincia, puede hacerlo sin un aporte extra para ello.

Una foto, no la película

El pasado miércoles afirmamos que lo de este domingo era una nueva foto de la situación política de la provincia, y no representa ni define la película de un escenario dinámico como el de Santa Cruz.

Ayer como sucede desde 2009, Eduardo Costa vuelve a imponerse en una elección de medio término. Como desde 2007, y ya afirmamos que no iba a suceder, se queda con las ganas de romper el techo de los 50 puntos.

Se frotaba las manos desde que firmó la aceptación del cargo como candidato a senador nacional, esta vez no podía escaparse superar ese techo que sabe que lo deja de cara a 2019 de una manera distinta a la obtenida, además se lo había prometido a Macri: que iba a darle el certificado de defunción al kirchnerismo en Santa Cruz, en su pago chico. 

No lo hizo.

En estas circunstancias, y más allá de la algarabía expresada en el festejo, donde el empresario y candidato eterno de la UCR/UPVM/Cambiemos arremete con su latiguillo de la corrupción, sabe y teme que la película se repita de nuevo.

Es decir, que en 2 años vuelva a perder la gobernación, esta vez sería por cuarta vez consecutiva.

Tras los resultados de la jornada de ayer, se demostró que los números de Cambiemos se redujeron en un 7% el caudal de votantes, que pasó de 47% en las PASO, a un 44% en las generales.

Sin embargo el empresario y actual diputado nacional, si logró, contra los pronósticos, incluso de este portal, contener buena parte de los votos que había obtenido Cambiemos en las PASO, que pertenecían a la lista de Carlos Prades.

En cambio el FPV subió ese mismo guarismo, el 7%, desde las PASO a las generales, donde obtuvo un 30% y 32%, respectivamente.

En el bunker del FPV las caras no eran las mejores, aunque degustaban el sabor del desafío de entender que para las próximas elecciones tan rezagados no quedaron.

Tras un baño de pragmatismo político en tanto viendo los resultados, un Grasso un poco apresurado, afirmó que había que repatriar a quienes se han alejado del peronismo, y nombró a Daniel Peralta específicamente.

Tampoco alcanza. Daniel Peralta hizo una muy mala elección, reconocido por el propio ex gobernador, quedó en el 4º lugar, debajo del Frente de Izquierda.

No estamos negando que esos 12.000 votos no sean importantes a la hora de ir y estructurar una elección, sino que lo importante es volver a desarrollar un proyecto para Santa Cruz.

Esa es la gran cuenta pendiente de todos los candidatos y espacios políticos en estas elecciones, y que no puede faltar en las campañas de 2019.

Eduardo Costa no puede continuar con los “26 años del kirchnerismo”, con que “se robaron todo”, tiene que empezar a hablar de las medidas que va a tomar si en dos años finalmente se le da.

Lo mismo le cabe al FPV, la única persona que parece saber que hacer hoy es la propia gobernadora Alicia Kirchner, que se encuentra fuertemente abocada a resolver los problemas financieros y de gestión de Santa Cruz.

El resto de los espacios que componen el FPV se encuentran envueltos en internas que se multiplican, producto de egos, falta de generosidad y falta de humildad. Hay muchos caciques con mucho para decir y en algunos casos, en la mayoría, poco para mostrar.

Como afirmamos el pasado miércoles, el Frente de Izquierda, Partido Obrero, obtuvo un histórico 3er lugar.

Párrafo aparte para José Blassiotto, que es un dirigente que llegó hace muy poco a la provincia, y obtuvo unos 6.900 votos. Contaba con el apoyo del gremio ATE, y llevaba y alzaba las banderas de Sergio Massa en Santa Cruz.

A partir de hoy comenzarán a anotarse varios en la carrera por la gobernación en 2019, todavía restan definir varias cuestiones, como por ejemplo el sistema electoral con el cual elegiremos gobernador o gobernadora dentro de 2 años, y falta que mucha agua corra debajo del puente.

Pablo Grasso pidió “volver a confiar” en el FVS

El funcionario y precandidato a senador en segundo término por el FPV, visitó Río Turbio y pidió a los militantes del PJ “asegurar la continuidad de lo que tanto costó construir”. Críticas al Gobierno Nacional y a la oposición en Santa Cruz.

Este fin de semana, el presidente del IDUV estuvo en la Cuenca Carbonífera y, en su calidad de segundo precandidato a senador por el FPV, mantuvo un encuentro con un grupo de militantes en la sede del Partido Justicialista de Río Turbio.

“Vinimos a compartir con la gente de la Cuenca; quisimos hablar con la gente que conocemos desde siempre, ya vendrá el acto y la presentación oficial de los precandidatos. La semana que viene podrá venir la primera precandidata (Ana María Ianni) con el resto de la lista para coordinar los trabajos políticos y seguir construyendo con la gente”, afirmó. Pablo Grasso sostuvo que “nos hacemos cargo de la situación complicada que vive la provincia, pero también los precandidatos de Cambiemos deberían entender que Santa Cruz necesita de todos, como corresponde en un país federal”, manifestó en declaraciones al portal Patagonia Nexo.

“Necesitamos volver a confiar, a tener tranquilidad. La gente que trabaja en la empresa está atemorizada y eso me preocupa mucho. Es complicado irse a dormir pensando en lo que puede pasar mañana”, dijo el funcionario y agregó que “vamos a estar en cada circunstancia defendiendo a los trabajadores y peleando para que no los echen. Queremos asegurar la continuidad de lo que tanto costó construir”.

En ese sentido, el dirigente sostuvo que “acá nadie regaló nada, se tomaron medidas estratégicas para profundizar lo que la Cuenca le puede dar al país. Al no tener en funcionamiento la central termoeléctrica, no podemos vender energía al resto de la Argentina, eso nos preocupa”.

Grasso apuntó contra Eduardo Costa, acusándolo de “operar y presionar” para que “en la zona franca de Río Gallegos se venda de todo, ¿menos vehículos? Porque los vehículos los vende él. Los que hacen negocios, que sigan haciendo negocios; los que hacen política, que sigan haciendo política para defender a la gente, no a sus propios intereses”.

Siguiendo con sus cuestionamientos hacia las políticas del Gobierno Nacional, el funcionario provincial enfatizó que después de haber perdido las elecciones en 2015, “entendimos que había que solucionar los problemas que iba a sufrir la gente, ya que sabíamos qué era lo que se venía, una política opuesta a los intereses de la Cuenca”. “En más de un año y medio, no hay respuestas para la gente ni hechos concretos para denunciar. Todo es mediático. Hay algo más complicado que la Justicia, que es la condena social, porque se instala. No peleamos sólo contra el poder económico, sino también con el mediático. Sin embargo, no vamos a reemplazar la militancia por una computadora”, recalcó.

 

Metiéndose en la interna de UPVM y sobre la propuesta electoral del FPV, Pablo Grasso señaló: “La estrategia de Cambiemos fue distinta a la nuestra, simplemente porque nuestra lista no la armaron desde Buenos Aires ni la creó un gerente de un supermercado. Nosotros armamos la lista entre todos, mientras que ellos se peleaban porque no querían integrarla. Los militantes queremos representantes de los militantes, esa es la problemática que tienen”.

Subscribe to this RSS feed

Comentarios