Río Gallegos

20 de noviembre

Guillermo Moreno y Anibal Fernández ponen las manos en el fuego por José López?

La dirigencia política del peronismo-kirchnerismo sigue convulsionada por la feroz persecución judicial que existe sobre una parte de los funcionarios del gobierno de Néstor y Cristina Kirchner.

Y ese estado de incertidumbre que se generó con esta embestida del poder judicial y el gobierno de Macri contra Cristina y Máximo Kirchner hizo que algunos de los ex funcionarios del gobierno anterior salieran torpemente a pegar para adentro de su propio espacio, incluso hasta jugarle en contra a la propia Cristina.

Esta semana con el desafuero y detención totalmente ilegal y arbitraria de Julio De Vido salieron Aníbal Fernández y Guillermo Moreno a criticar a la propia Cristina Kirchner y a Máximo porque ella en una entrevista televisiva dijo que no pone las manos en el fuego por nadie solo por sus hijos.

Desde BaS pensamos: luego de las imágenes de José López con bolsos con 9 millones de dólares y armas alguien puede poner las manos en el fuego por él?

Hoy en una entrevista la esposa de De Vido, Alessandra Minnicelli, dije que no pone las manos en el fuego por su empleada doméstica porque no sabe que hace cuando termina de limpiar su casa y se va.

Desde BaS pensamos: los De Vido no ponen las manos en el fuego por la empleada doméstica que trabaja en la intimidad de su casa pero se exige que CFK lo haga con funcionarios que escapan de la mirada de ella?

Luego le preguntaron a la esposa de De Vido si ponía las manos en el fuego por Cristina y por Boudou y dijo muy acertada y coherentemente “prendamos un fosforo a ver quien pone las manos arriba porque es muy perversa esa pregunta”. 

Y claro que es perversa esa pregunta! Pero más perverso es que desde el propio Kirchnerismo traten de instalar que Cristina tiene la culpa de no haber puesto las manos en el fuego por tal o cual persona.

Pareciera que una parte del FPV se quiere alejar de Cristina ahora que no maneja más el Estado y buscan excusas para querer tener razón o fundamentos para alejarse de ella sin culpa y no ser considerados unos traidores.

Esos mismos que decían en el 2015 que por culpa de Aníbal Fernández perdió las elecciones el Peronismo en la Provincia de BS AS, que cuando salían Boudou, D`elía y Esteche en los actos de CFK pedían que escondan a esa gente porque restaban y daban asco sus caras cerca de CFK, que cuando salía Guillermo Moreno en algún programa de TV a defender a CFK pedían borrarlo de la TV por “impresentable” y piantavotos, resulta que ahora los reivindican porque cuestionan a Cristina Kirchner.

 

Resulta ahora que con esta feroz persecución judicial después de ver lo de José López le piden a Cristina que diga públicamente que pone las manos en el fuego por esas personas!! Es bastante perverso e injusto.

De Aníbal Fernández y de Guillermo se puede esperar este tipo de torpezas pero lo raro es que varios dirigentes repitan el mismo latiguillo.

Quizá dentro de ese pedido a Cristina se escondan otro tipos de enojos o frustraciones después de no estar al calor del poder. Pero si alguna parte de la dirigencia quiere creer que Cristina está quedando cada vez más sola es porque los derrotaron los medios de comunicación. Cristina hace 20 días acaba de sacar más de 3 millones de votos. Quizá un poquito más que la frustrada dirigencia que extraña las mieles del poder.

No se trata de poner las manos en el fuego por nadie. Se trata de confiar o no confiar. Y Cristina demostró confianza en todos y cada una de ellos poniéndolos en sus cargos y hasta en la lista de diputados al propio Julio De Vido y como candidato a Gobernador al propio Aníbal. Cristina confió en todos pero los que no confían en ella ahora son ellos.

Las razones las veremos en lo inmediato. Va cristina presa y todos ya se están corriendo, queda cristina construyendo para el 2019 y todos la abrazan.

El único que no la traiciona es el Pueblo que le dio más de 3 millones de votos para que siga defendiéndolo ahora desde el Senado.

El Parlasur votó apartar a López

En el marco de la 40° Sesión Ordinaria del Parlamento del Mercosur (Parlasur) el pleno del cuerpo reunió los votos necesarios para apartar al Parlamentario argentino José López debido a su detención infraganti.

El Parlamentario por Santa Cruz, Mario Metaza, informó que “la expulsión por aplicación del Reglamento Interno logró el acuerdo de todas las delegaciones para solicitar la inmediata expulsión, apartamiento y cese de contacto con López”. Asimismo, explicó que “se pudo lograr con anterioridad, en la sesión pasada a posteriori de que se hicieran conocidos los hechos que lo involucran. Pero fue dilatada burocráticamente por motivos que desconozco, sin embargo, si la idea era por respetar garantías del debido proceso estuvo lejos de eso, sobre todo porque los encargados de dilatarlo fueron diputados que forman parte del gobierno de Cambiemos, el cual apresó a Milagro Sala sin tener una causa concreta, es decir arbitraria e ilegalmente, con lo que se respira una doble moral en ese accionar”.
“Más allá de esta cuestión, creemos que no podemos dejar que se siga tapando el bosque, es necesario que se investigue todos los actores que formaron parte del hecho de corrupción, aquellos corrompidos y los que corrompen y se esconden al amparo de paraísos fiscales para operar con total impunidad, apoyados por los medios concentrados que seleccionan los hechos que creen la sociedad merece saber ocultando la verdad al pueblo y confundiéndolo sobre su propia realidad”, se explayó Metaza. 
Por otro lado, se trataron y aprobaron 3 proyectos que competen a la Causa Malvinas: recomendar al Consejo del Mercado Común apoyar a las acciones legales de la República Argentina contra las empresas de exploración y explotación de hidrocarburos y contra quienes pesquen ilegalmente en áreas de la plataforma continental circundante a las Islas, y ratificar, a su vez, la legitima e imprescriptible soberanía argentina declarada por la Resolución 2065 de la Asamblea de la ONU. Estos fueron impulsados desde la Subcomisión Malvinas que integran Daniel Filmus y Mario Metaza.
En otro orden.se avanzó con proyectos tendientes a uniformar y fortalecer el marco normativo de la seguridad vial, promover la producción de huertas orgánicas en las escuelas, expresar beneplácito por la adhesión a la estrategia de vacunación antipoliomelítica en los países del MERCOSUR, celebrar un convenio de cooperación entre el Parlasur y la Universidad de Buenos Aires, crear una Comisión Especial a los efectos de analizar la factibilidad de llevar a cabo obras de infraestructura y prevención en l a fin de abordar el problema de las crecientes de los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay y el Orinoco y sus afluentes, y convocar a una Audiencia Pública sobre la Hidrovía Paraná – Paraguay, entre otros.

Los bolsos de López salpican a Macri

La agenda del día de ayer se vio paralizada por la aparición de un video en dónde se observa a José López en el momento en el que ingresaba los bolsos con dinero al convento de General Rodríguez, y como si semejante imagen fuera poco… es ayudado por una de las nonagenarias monjas.

El caso López había salido de agenda luego de que se pusiera en debate la procedencia del dinero que puso en jaque a empresarios afines tanto al kirchnerismo como al macrismo, y a casi la totalidad de los intendentes y gobernadores del país por la descentralización de los pagos de la obra pública. El video en cuestión, entregado por no se sabe quién a Telefe Noticias quien le estampo su marca de agua y es el autorizante para difundirlo en otros canales, volvió a poner el tema en los medios masivos dejando en un segundo plano los aumentos impagables de gas.

Si bien la cantidad de dinero es un hecho fáctico, empieza a cobrar sentido la teoría conspirativa de que se trató de una operación armada o cuanto menos forzada en extremo.

Tal como explica el diario La Nación, el video contradice de cuajo al relato oficial.

En un primer momento nos contaron que López arrojaba los bolsos por encima de una cerca en un estado de conmoción emocional al no ser atendido por las monjas; pero lo que se observa indica que López llega caminando tranquilo hasta la puerta del mismísimo convento ya adentro del predio y una de las hermanas ingresa los supuestos bolsos.

En otro orden de ideas, nos contaron que un vecino llamó al 911 al ver a un hombre arrojando bolsos, y la policía bonaerense en un ejercicio de velocidad único en su historia, llegó hasta el domicilio del convento y lo agarró infraganti en la vía pública. Esto queda descartado ya que López ingreso al convento de acuerdo al video. Falta dilucidar cómo obtuvo la policía bonaerense una orden de allanamiento a las 3 de la madrugada o bien a qué conjeturas llegaron para determinar la necesidad de irrumpir en el Convento. Cualquier policía ante un llamado que reporta actividad sospechosa en un domicilio, primero toca el timbre hasta que el dueño de casa responde.

El llamado al 911 sería otra de los cabos que dejaron sin atar. Nos contaron que se llamaba Jesús (en momentos en que el gobierno nacional estaba enojado con el Papa Francisco) pero parece que nadie lo conocía así sino como Omar Quintero, un nombre mucho menos televisivo. Hay dos cuestiones de tipo criminalísticas científicas que llaman la atención de los investigadores en Comodoro Py. Primeramente, es inverosímil que cuando reporta la situación en lugar de decir que se trata de un Convento de monjas dice que ocurre en “Mansilla 706” y las entrecalles con nombre completo cuando es una zona casi de quintas en dónde no es común que los lotes tengan numeración o que se designen de esa manera entre los vecinos. Y en segundo lugar, en el minuto 00:47 del llamado el policía repregunta asumiendo que se trata de un masculino cuando “Jesús” jamás había hecho referencia respecto a si se trataba de una o más personas ni el sexo de las mismas.



Como si todo esto fuera poco elemento para una película de Tarantino, el señor Jesús registra afiliación política al partido de derecha nacionalista por el cual Mussa se presenta desde el 72 como candidato a Presidente sacando porcentajes menores al 1%. Es un partido político vinculada a la triple A por haber tenido entre sus candidatos a Jorge Colotto y al hijo de Biondini, y también a operadores judiciales como el ex juez Bernardo Nespral. En la última elección fue secundado como candidata a Vice-Presidenta por Fernanda Herrera “la abogada hot” que no conocía a López pero “alguien” se la puso como abogada y hoy está bailando en el programa de Tinelli.

Digno de un puchero.

El Bloque FPV-PJ del Parlasur expulsó a López

En vísperas de la XXXIX sesión ordinaria del Parlamento del Mercosur (Parlasur) a celebrarse el próximo 21, la bancada del Frente para la Victoria decidió apartar a su par José López y pedir mañana en reunión plenaria su expulsión del cuerpo legislativo regional tras su detención en General Rodríguez.

El representante por Santa Cruz, Mario Metaza, informó que hubo acuerdo inmediato en apartar al ex secretario de Obras Públicas y representante por la provincia de Tucumán tras los hechos que son de público conocimiento, los cuales lamentó “ya que afectan a la democracia como valor, y a la política, que consideramos es la mejor herramienta de transformación social y hay que reivindicarla sobre todo en este contexto de ceocracia”.
“Más allá de los raides mediáticos de la Parlamentaria Zuvic y sus reiteradas denuncias meramente televisivas, los cuales son la anti política pues no contribuyen en nada a las instituciones ni a la democracia, está claro que esta persona no merece representar al país ni al partido en este ámbito de carácter regional que es el Parlasur”, continuó el diputado santacruceño.
“Se ha decidido por unanimidad solicitar la inmediata expulsión por aplicación del Reglamento Interno y solicitar a la Justicia independencia y celeridad para este y para todos los hechos de corrupción cuya investigación este en curso”. “Es necesario que se establezcan todos los actores involucrados, los corrompidos y los que corrompen, tanto los de este caso como que se esconden al amparo de los paraísos fiscales, como Panamá, por ejemplo, que están en agenda de los medios internacionales, pero curiosamente en argentina parecen no merecer muchos espacios de difusión de lo que es la investigación de los Panampa Papers”, indicó Metaza.

El caso López vs el caso Ochoa

(*) por Damián Selci

La cuestión táctica

Anteayer fue 16 de junio. Se cumplió el 61° aniversario del bombardeo a la Plaza de Mayo, ocurrido en 1955. Uno podría decir que ahora las bombas son mediáticas, pero la verdad es que entonces… también había. Una vez coronado el golpe, la prensa de la época se encargó de vilipendiar hasta lo increíble a Perón. Acusaciones de pedofilia, para recordar algo. De hecho, en lo posible, ni lo nombraban –aludían a él con la estúpida perífrasis de “el tirano depuesto”. ¿Por qué se tomaban este trabajo? Porque la guerra moderna es guerra de propaganda, como deja clarísimo el historiador bélico Liddell Hart en su libro La estrategia de aproximación indirecta (un clásico de la materia que se lee, dicen, en la residencia de Santa Marta). Napoleón primero desmoralizaba a su oponente, y después peleaba. Los nazis no invadieron París con tanques, sino con panfletos. En otras palabras, el verdadero objetivo en la lucha es que el adversario no quiera luchar. Se trata de atacar, no su fuerza, sino su voluntad, su pasión, su conciencia; porque cuando la conciencia decrece, decrece la organización; y sin organización hay atomización, lo que simplifica la labor ofensiva –porque después ya se trata de ir atacando a los elementos de a uno, por separado, donde oponen una resistencia débil o nula.

Estas sencillas nociones deben ser traídas a cuento en el presente, donde algunos defensores sinceros del proyecto se sienten “desmoralizados” por el caso López. Es cierto que, políticamente, López distrae la auténtica cuestión de fondo (el tándem de tarifazos, despidos, remate del patrimonio, generación de pobreza y subordinación a EEUU), y por ende retrasa un poco las discusiones que queremos dar. Pero nada más. Las corporaciones embocaron una; no hay que desmoralizarse. Cuidado con esto: la ecuación es desmoralización = desorganización. Recordemos el intercambio entre Cristina y David Viñas en un programa televisivo. Corrían los oscuros años 90 y Viñas (palabras más o menos) decía: soy un intelectual, tengo la obligación de ser pesimista. Cristina respondió: yo soy militante, tengo la obligación de la esperanza, de estar con la moral arriba.

¿Qué estamos diciendo con todo esto? Algo simple: afirmar que el “caso López” nos desmoraliza es, en efecto, desmoralizarnos. En el reino de la política, buena parte del asunto reside en la conciencia, o sea, en la palabra: basta con que uno solamente diga que está desmoralizado, derrotado, y entonces indefectiblemente lo está; peor aún, desmoraliza y desorganiza a los otros. Por algo los medios ponen rápido el micrófono a los arrepentidos, defraudados, etc –para que viralicen su tristeza y contagien al resto. Es un clásico. La misma fiebre de las “autocríticas” nos estuvo rondando desde diciembre del año pasado. Pero no hay que ceder al canto de las sirenas. ¿Alguien puede imaginarse a Néstor Kirchner diciendo: estoy desmoralizado? Para nada. Después de perder con De Narváez, fue a una placita porteña y dijo: militemos con alegría. Y dio la vida por este proyecto. ¿Podemos dudar de la entrega de Néstor Kirchner: de su abnegación, de su sacrificio, de su capacidad incansable de lucha? Esa es la prueba moral suprema: cuando cualquiera se habría retirado, Néstor siguió y siguió. En nuestras conciencias, ¿qué pesa más: los dólares mojados de un funcionario corrupto o el sacrificio de Néstor, en el que se le fue la vida? Si el “caso López” desmoraliza, el simple recordatorio de la muerte de Néstor debería re-moralizarnos por completo. Que el árbol no tape el bosque. De hecho, la lección de este caso es que, como siempre, hay que guiarse por la conducción: hace unas horas, Cristina escribió un breve texto y le cambió la carátula al caso, poniendo el eje no sólo en el corrompido (estatal), sino en el corruptor (empresario), y situando al kirchnerismo en el lugar de quien debe recibir las explicaciones, ¡y no darlas! Consecuencia: todos los que se apresuraron a sentirse “partidos al medio, llenos de dolor, etc”, leyeron a Cristina y notaron que… quizá ya no estaban tan deprimidos, y que la desmoralización no nacía de su corazón, sino del lenguaje que emplearon. La profecía autocumplida lingüística reside en que, sin querer, convirtieron en verdad algo sólo por repetirlo: ante la confusión del “caso López”, escucharon “desmoralización”, lo dijeron, y como según Hegel el lenguaje es la existencia real del Espíritu, se desmoralizaron. Pero, ¿quién echó a correr la palabra “desmoralización? ¿Cristina? No, claro que no. Fueron los medios. Fue Clarín.

Por supuesto, quienes dijeron que estaban desmoralizados, estaban siendo “sinceros” y posiblemente experimentaban un sentimiento de liberación al “reconocer al fin” que estaban “desmoralizados” (porque lo expresaban personas alrededor, y no querían sentirse aislados… a menudo, es preferible compartir una emoción triste que soportar la presión solo –por eso, una persona politizada se define por no ceder a la tentación de zambullirse en las corrientes de opinión, que van y vienen). Pero debemos tener cuidado y recordar el ABC de lo aprendido en los últimos años: los medios de comunicación manipulan nuestras emociones más íntimas y nos hacen sentir cosas que no sentimos “realmente” –y no estamos vacunados contra esa influencia por el solo hecho de “saberlo”. La propaganda corporativa puede llegarnos por canales de lo más variados: un comentario de un amigo, un posteo de Facebook… Y así ocurrió. Hubo una tendencia a comportarse como el espectador promedio “dominado” por el Grupo Clarín, que siente y piensa lo que publica Magnetto. Se formó una verdadera “cadena nacional del desánimo”. Cristina ya la cortó. Pero todos estamos en condiciones de darle una mano con ese trabajo, luego de educarnos durante años en la conciencia de que Clarín miente.

Tal vez sea interesante preguntarse por qué se formó esta cadena del desánimo. Las razones son variadas, pero algo es seguro: no es que “por fin se comprobó la corrupción”. No tiene nada que ver con eso. La causa es más estructural: Macri es presidente, razón por la que la “presión de ser kirchnerista” es la más alta posible, y nuestras defensas colectivas resultan algo más porosas. En un contexto adverso, acusaciones que en otro momento no hubiesen causado mayor daño terminan pareciendo devastadoras; pero no lo son. Mejor dicho, dependen de la entidad que le demos nosotros. Y tratándose claramente de propaganda antipopular, no deberíamos darle ninguna. Por eso tenemos la responsabilidad de no desmoralizarnos con estas cosas.

¿Esto significa que haya que ser un “negador serial” de los problemas? Todo lo contrario. En su brillante exposición en la Facultad de Ciencias Sociales, Álvaro García Linera detalló las debilidades que atraviesan los proyectos populares latinoamericanos. Son temas enriquecedores para el debate interno. Ahora bien, dichas debilidades, ¿bastan para tirar por la ventana el proceso boliviano, el venezolano, el argentino? Han llovido a cántaros las acusaciones contra miembros del PT de Brasil: ¿eso supone que debemos dejar de confiar en Lula, en Dilma? ¡Claro que no! Se trata de ver de dónde parten las palabras que usamos, ¡de no despolitizar ningún tema! “Desmoralización” no es una palabra que hayamos puesto a circular nosotros. Un golpe “moral” sería que un futuro gobierno kirchnerista privatizara empresas, facilitara los despidos, aumentara las tarifas hasta el delirio, se alineara con EEUU… Eso afectaría realmente nuestra confianza en todo esto: el proyecto que nos suma, nos expulsa… Sí, terrible. Para ser más claros: el gran “golpe moral” lo encarnó Menem, al convertir al peronismo en un ariete de políticas antipopulares. La desorientación que vivieron los peronistas en aquel momento fue máxima. No fue un caso de corrupción, fue el Sistema de la Corrupción con la marcha de fondo. En comparación, que un oscuro ex secretario del mejor gobierno desde Perón a esta parte haya sido coimeado… Vamos. Nada de lo que hicimos fue en nombre de este tal López. Es difícil imaginarse que los historiadores del futuro enfoquen el kirchnerismo desde el “caso López”. Más bien parece un asunto menor, policial, como queda demostrado por la misma estructura narrativa que le imprimieron los servicios de inteligencia. (Una buena nota en el sitio Paco Urondo ironiza sobre esto; conviene leerla porque se limita a enfatizar el artificio de la operación. Todo el caso es un verdadero “relato”, en el sentido de que es falso hasta la médula, incluso absurdo, pero con la lógica interna de la ficción televisiva: simplificación, casualidades increíbles, elementos de impacto.)

La cuestión de fondo

Pero, una vez despejada la cuestión táctica (que se resume en “nunca digas que estás desmoralizado, porque por eso te vas a desmoralizar y vas a contagiar a tus compañeros de ruta, ya que los males de la conciencia se transmiten por vía verbal, y además: desmoralización = desorganización = atomización = individualismo = perdemos”), abordemos la cuestión de fondo. ¿No será que este “caso de corrupción” pone en tela de juicio la esencia misma del proyecto nacional y popular, que es la solidaridad, la entrega, la Patria es el otro –con lo que deja de ser un mero caso policial y se convierte en una contradicción trágica? La respuesta es: no, para nada. Es más: habría que afirmar que la importancia mediática de este “caso López” reside únicamente en el hecho obvio de que el kirchnerismo es realmente un proyecto auténtico y transformador, y que se encuentra tremendamente vivo –y sólo en ese marco las “excepciones a la regla de la solidaridad” resultan escandalosas. Esta afirmación carece de polémica; basta notar que los casos de corrupción probados, obvios, del macrismo, no llaman la atención. No es sólo por la muralla mediática, que también influye. En el neoliberalismo, la corrupción es un sistema general, no un comportamiento aislado; por ende, que tales funcionarios neoliberales puntuales “roben” no entraña ninguna sorpresa, se trata de comportamientos automáticos del sistema (como queda probado por la tranquilidad con que Macri o Melconian reconocen que guardan dinero negro en el exterior: simplemente, ¿qué problema hay?). En cambio, en los proyectos populares, la inmoralidad es una rareza y hasta un “ejemplo” (pero invertido): remitámonos un segundo al “caso Ochoa”. Uno de los generales más importantes de la Revolución Cubana, Arnaldo Ochoa (que participó directamente en la insurrección de 1958, tuvo una destacada intervención en la crisis de los misiles y llegó a merecer el título de “Héroe de la Revolución de Cuba”), fue denunciado, enjuiciado y fusilado por traficar cocaína con… ¡Colombia y Estados Unidos! Para los cubanos, nada puede ser más horrible que manchar la Revolución con algo tan negro como el tráfico de drogas. Un horror ético incalculable, perpetrado por quien era considerado un héroe de la patria… Pero ahora bien, ¿acaso la Revolución Cubana “es cosa del pasado” a raíz del caso Ochoa? ¿Acaso Fidel Castro se sintió “desmoralizado”? No, para nada. La historia suministra innumerables ejemplos de estos personajes, que en su misma infamia permiten calibrar la grandeza de la Causa que profanan: Mirabeau pasó de presidir la Asamblea revolucionaria de París en 1789, a convertirse en un consejero del rey en 1790, jugando a dos puntas entre la República y la realeza. Y bien… ¿a qué viene todo esto? A que Ochoa pisoteó todos los valores revolucionarios, pasando de patriota ejemplar a bandido y traidor, y no obstante la Revolución Cubana no “se terminó”. El “caso López” es incluso menos sugestivo: de ninguna forma era un “héroe” del kirchnerismo; su fama coincidió con su caída, en un ridículo que no tiene término ni, en general, ningún interés.

Por ende, la cuestión de fondo es otra: los valores que nos mueven a hacer esto que hacemos (ser peronistas, defender las causas justas sin importar los obstáculos, tener empatía por los demás) son evidentemente espirituales y constituyen, por supuesto, nuestra mayor fortaleza; así que exponerlos a las operaciones de los agentes de inteligencia no parece lo más recomendable. El “caso López” es un intento más por hacernos creer que no existimos, que no creemos en lo que decimos creer, que nos convendría más ser unos cínicos, unos renegados, disfrazando de trágica gravedad la simple capitulación ideológica. Bueno, por supuesto que no vamos a hacer semejante cosa. Lo que puede servirnos del “caso López” es tomar nota de que la batalla cultural es larga, y que muy probablemente nos topemos con extravagancias como ésta de modo recurrente. Así que, ¡a prepararse! Nos estamos depurando. La gente se cansa de Macri. Las cuestiones de fondo están a la vuelta de la esquina. O como se decía en otra época: hay caos en el cielo, la situación es excelente.

(*) escritor y editor de la revista Planta. http://plantarevista.blogspot.com.ar

Los negocios de la Patria Contratista. Mirá el video.

Luego de que se destapara el escándalo de corrupción que involucra al ex secretario de Obras Públicas, José López, Roberto Navarro te muestra quiénes estaban del otro lado. La famosa patria contratista, quienes le debieron dar el dinero a ex funcionario.

IECSA, empresa de Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri recibió U$D 8600 millones por la construcción de las rutas 9, 18 y 20. El ex presidente de la CAMARCO y dueño de Esuco constructora, Juan Chediack, $437 millones por Yacyreta Apipé e incluso el propio Mauricio Macri, con su empresa Autopistas del Sol, con U$D150 millones por la ampliación de la General Paz.

Todos ellos trataron con el corrupto funcionario a la hora de conseguir las obras públicas que realizaron. La Justicia ahora deberá investigar de dónde salió ese dinero y quién se lo dio.

El enojo de los famosos K con el caso López

Enojadas, confundidas y heridas, varias personalidades televisivas que simpatizan con el kirchnerismo brindaron su opinión sobre la detención del ex secretario de Obras Públicas José López.

Dady Brieva, Coco Sily y Carlos Barragán, entre otros, se expresaron al respecto.

DADY BRIEVA: "VOLVEREMOS PARA SER MEJORES"



Brieva publicó su opinión en la web Nuestras Voces,titulándola "Triste y enojado: tenemos que ser mejores".
"Acá ahora hay toda una discusión sobre lo que pasó con José López y florecen las críticas y ataques por todos lados", expresó el humorista. "En todo caso, el problema es que ese tipo no sabía donde esconderla pero los Panamá Papers muestran como otros sí saben dónde esconderla".

"Recuerdo amigos míos que se quedaron sin la obra social y por el otro lado aparecen esos billetes", se enojó Dady aunque también advirtió: "No me van a correr por el lado de la corrupción".

"A los que tengan que agarrar, los agarrarán; pero yo me quedo con lo ocurrido en los últimos sesenta años y con el verdadero compromiso con lo que venga. Volveremos para ser mejores", cierra Brieva.

COCO SILY: "PAREN DE BAILAR EN LOS BALCONES"



 

Twitter y Facebook, mientras tanto, fueron los espacios de difusión elegidos por Coco Sily, quien se lamentó en una carta abierta de la ausencia de autocrítica dentro del kirchnerismo luego de la victoria de Cambiemos en el balotaje.

"Los que se quedaron cerraron puertas y transformaron el asunto en una especie de secta en donde casi nada se discute y nada se explica", expresó el actor. "Yo creo, compañeros, que es un gran momento para que quienes fueron nuestros conductores paren de bailar en los balcones (ya tenemos al bailarín oficial y no es nuestro precisamente) y salgan a explicar las cosas".
"No me expliques que ellos también son malos, ¡eso yo ya lo sé!, remarca Sily. "Por eso no los voté, no tiremos la pelota afuera, hablemos de nuestros bolsos llenos de guita".

CARLOS BARRAGÁN: "LA PUTA QUE TE PARIÓ, JOSÉ"



 

Más duro pero más creativo fue el texto de Carlos Barragán, ex conductor de 678, asi que te dejamos la carta completa:

Hola José:
Yo sé que alguno me va a mirar dentro de un rato mientras hago la cola del banco. Me va a mirar por vos, José, por las bolsas llenas de dólares que revoleabas ayer.Y me va a mirar a mí como si yo fuera un chorro. La puta que te parió, José. ¿Sabés para qué tengo que hacer la cola del banco? Para sacar de mis ahorros, porque no tengo laburo, y con los ahorros pagar mis impuestos, la puta que te parió. Porque yo laburé y pago impuestos. ¿Y sabés cuántos que siguen bancando y pagando impuestos van a tener que explicar que el kirchnerismo no fue una banda de delincuentes, José? Todos vamos a tener que explicarlo, la puta que te parió. Por vos. Y la mitad del país no nos va a creerr. ¿Para qué querías tanta plata? ¿Y los relojes, la puta que te parió? ¿Cuántos relojes pensabas ponerte en el brazo? ¿Tanto te importa la hora? ¿Sabés que hora es ahora? La hora de que los se robaron el país, esos que siempre se robaron el país, los que volvieron para robárselo de nuevo, aprovechen que vos sos un chorro y un idiota para venderles a los que están ávidos de creer que no se equivocaron cuando votaron la Revolución de la Alegría que están mejor con este gobierno, la puta que te parió. ¿Sabés la cantidad de gente que tiene que sobreponerse todos los días a esta amargura y la sigue luchando, José? Mientras vos andabas por ahí sin saber dónde poner las bolsas de dólares esa gente se desvive para organizarse, para reunirse, para juntar energías, para no rendirse, la puta que te parió. Montones de viejos, montones de pibes jóvenes, montones de madres que usan tiempo y energía que no les sobra para ver si es posible recuperar aquel país que daba laburo, que daba dignidad, que daba alegría. Gente decente y trabajadora, la puta que te parió. No como vos que sos un chorro de cuarta. ¿Qué te creíste, José? ¿Cuántos dólares creíste que te merecías por cada escuela que levantaste? Qué tipo de mierda que sos, José. Usaste el privilegio que tuviste, el privilegio de construir para el pueblo, en un privilegio para llenarte de guita sucia. Transformaste lo que fue un acto de justicia, un acto de reparación, un acto que dignificaba a nuestra gente en un delito. Si serás imbécil, la puta que te parió. Un chorro tan imbécil que lograste que estos que llegaron para robarse la jubilación, los programas de inclusión, los fondos en el banco central, la comida de los pibes, los que vinieron para robar para los fondos buitres parezcan buena gente que lucha contra la corrupción. ¿Qué querías hacer con toda esa guita, José? ¿Pensaste que te la merecías? ¿Pensaste que entre tantos miles de millones que manejaste esa guita era poca, era “un vuelto”? Qué pedazo de hijo de puta que sos. ¿No pensaste que nosotros no nos merecíamos que vos estuvieras robando dentro del gobierno que defendíamos? ¿No te importó que mientras nos acusaban injustamente de chorros vos estuvieras robando de verdad? A vos no te importa nada, José. Ya lo sé. Vos en la cabeza tenés mierda. ¿Cuántas casas pensabas comprarte con esa guita? ¿Cuántos autos? ¿Cuántas piletas de natación? ¿Cuántas botellas de whisky? ¿Cuántos zapatos italianos, tarado? ¿Cuánto caviar, boludo? Y la ametralladora, José. Qué vergüenza. Qué pelotudo, vos con una ametralladora encima. ¿A qué estabas jugando? ¿No lo sabés, no? Yo tampoco. Pero sí sé con qué estabas jugando. Estabas jugando con un montón de personas que seguimos poniendo nuestros nombres y nuestras caras por tener un país más justo. Jugaste con nosotros y ahora hacés que paguemos con vos por tus delitos. Por momentos tengo ganas de decirte que ojalá te mueras, José. Pero sabés qué, no te deseo nada. Arreglate como puedas. Que tu vida estúpida siga como sea. A nosotros no nos sobra nada como para andar gastándolo en vos. Y vamos a tener que seguir luchando por un país más justo, a pesar de que un tipo como vos se mezcló con nosotros. Y que nunca se te ocurra pensar que fuiste uno de nosotros. Vos no sos nadie, José. Porque vos robando para construir sos peor que los que hoy destruyen para robar.

Subscribe to this RSS feed

Comentarios