Río Gallegos

12 de diciembre

Máximo Kirchner brilló con un encendido discurso en el Congreso

Un lúcido y punsante Máximo Kirchner brindó un discurso en el debate por la  Ley de Defensa de la Competencia y aseguró que no se trata de regular "sólo el mercado de alimentos" sino también  "cuando consumen noticias, pero ahí a veces la lengua se afloja y las peras tiemblan. Sobre esto, elogió un viejo proyecto de la diputada oficialista Elisa Carrió que consideraba "posición dominante" tener el 40% del mercado. 

El diputado nacional dijo: “En la Patagonia, por ejemplo, y no voy a hacer nombres ni de supermercados ni de grandes corralones de ventas de materiales, para no caer en la chiquita ni personalizar que es lo que uno acostumbra ver a diario acá ante la falta de argumentos”. De esta manera se refirió a los supermercados patagónicos La Anónima, cuyos dueño son los Braun, la familia de Marcos Peña, el actual jefe de gabinete de Macri y; al Hipertehuelche, donde el dueño es el empresario millonario y actual diputado Eduardo Costa.

Y siguió: “La situación en muchos lugares de nuestra Patagonia, en particular en Santa Cruz, es donde hay un sólo supermercado o un solo corralón de materiales. Y se dan situaciones particulares, por ejemplo que la bola de cemento que produce la petroquímica en Pico Truncado cuesta $195y es más cara en Caleta Olivia que queda a 60KM, que en  Viedma donde la misma bolsa producida en el mismo lugar cuesta $172. No sé si será una política comercial de la venta del hipermercado o será una cuestión que tienen trato personal entre la petroquímica y quien vende el producto”.

El santacruceño admitió que "si hubo un error de Néstor Kirchner fue la fusión Multicanal - Cablevisión", pero "se hizo cargo y peleó hasta el 27 de octubre de 2010, no agachó la cabeza ni se arrodilló".
El legislador nacional remarcó que si un día el Grupo Clarín le declara "la guerra periodística" al Gobierno, él defenderá a quién votó la gente le guste más o le guste menos.
"Vamos a defender a un gobierno que cuando llegue la hora le diga que no y si el gran medio argentino le declara la guerra periodística vamos a estar del lado que tenemos que estar que es lo que vota la gente, me guste más o menos lo que vote aleatoriamente, pero tengan en claro porque los escuché a ellos mismos hablar mucho y mal de muchos de los que están aquí presentes que van a ir por ellos cuando empiece a apretar aún más el zapato el año que viene y quieran quedarse con más", cerró Máximo Kirchner.

Al término de su discurso Máximo Kirchner fue aplaudido un largo rato y felicitado hasta por varios opositores.

Comentarios