POLÍTICA
Combate en el concejo
20 de octubre de 2018
En la jornada de ayer, además de tratarse el veto de Giubetich por la venta del terreno a la provincia para ampliar el hospital regional y la renuncia de Osvaldo Scippo, se procedió al cambio de autoridades, y se pudrió todo.

Está claro que los correligionarios no celebran el Día de la Lealtad, porque 24 horas después que si lo hicieron los compañeros del PJ, Evaristo Ruiz rápido de reflejos, se unió a ellos y se quedó con la presidencia del concejo deliberante, que estaba en manos de Fabián Leguizamón.

Tras esta situación, la UCR en su conjunto, con el intendente incluido salieron a denunciar un golpe institucional, y hoy publicaron en los matutinos locales una solicitado en este sentido, con la elocuente pluma de la asesora del bloque en el concejo deliberante, la periodista independiente Irene Sthur.

Discutible el concepto de “golpe institucional”, dado que esa acción es para determinar la deposición de un cargo elegido por la voluntad popular, y no en ámbitos legislativos donde son sus pares quienes por imperio de las mayorías modifican las autoridades del cuerpo.

Sin dudas una pose la del “golpe institucional” que persigue esconder la interna que se da en Cambiemos en el concejo deliberante, el poco manejo que tiene el intendente sobre sus legisladores locales, y la rapidez y astucia con la que los miembros del bloque del FPV sacaron a Leguizamón y pusieron a Ruiz, con el que evidentemente consustanciaron un acuerdo político.

Desde el ejecutivo municipal y los 3 concejales de Cambiemos, culpan a Jorge Cruz de estar atrás de esta jugada, de quien se sabe mantiene una fuerte discusión interna con Eduardo Costa en el seno de la UCR, y a quién acusan de mantener buen diálogo con el FPV.

Esta historia continuará.

Comentarios