POLÍTICA
“Son la nueva moneda del colonialismo de Macri”
20 de febrero de 2018
Los concejales de 28 de Noviembre y Río Turbio elaboraron un documento por el que repudian las decisiones de la Intervención de YCRT.

 Se trata del segundo escrito por el que ambos cuerpos deliberativos de la Cuenca Carbonífera se expresan en contra de los recientes despidos. “Exigimos al interventor Omar Zeidán que contribuya y accione rápidamente para el restablecimiento de la paz social de ambas comunidades”, solicitan.

Casi a fines de enero, el presidente del Concejo Deliberante de Río Turbio, Nicolás Brizuela, había confirmado a este medio la presentación de una resolución que rechazaba la determinación del interventor Omar Zeidán de continuar con las cesantías en YCRT. “Mostraremos nuestro total desacuerdo” había señalado, para luego advertir que “los despidos repercutirán de manera directa e indirecta en la comunidad, tanto social como económicamente”. 

Casi un mes más tarde, los ediles de esa localidad volvieron a elaborar un documento en el mismo sentido. Sólo que en esta oportunidad se agregaron también las firmas de los concejales de 28 de Noviembre.  

El texto 

Según manifestan ambos Cuerpos, “ante la gravísima situación económica y social de los pueblos de la Cuenca Carbonífera, repudiamos las acciones que permanente, consecutiva y deliberadamente ha implementado este modelo de gobierno, que va en busca de un debilitamiento del Estado, pretendiendo instalar y articular un totalitarismo corporativo”.

Además, denuncian que “la Intervención de YCRT en el nombre de Omar Zeidán y su equipo de trabajo son los brazos ejecutores de las políticas que se aplican desde el Estado Nacional en complicidad de su jefe político Eduardo Costa”.

“Los despidos masivos y la persecución cruel de los opositores, son la nueva moneda del colonialismo de Mauricio Macri”, sostiene el documento firmado ayer por los concejales. “Toda esta situación de achique de una empresa del Estado Nacional impacta fuerte y negativamente en la economía local y regional, a estas dos comunidades que dependen directa e indirectamente del yacimiento”, agregan.

Asimismo, afirman que tales acciones “han vulnerado la situación de las familias de la Cuenca Carbonífera, a través del ajuste sin precedentes, creando una crisis social inusitada”.

Por lo que rechazan “enérgicamente los despidos que ésta intervención viene llevando adelante, persecución y hostigamiento que funcionarios de la empresa realizan a compañeros para que acepten el retiro extorsivo e involuntario”.

Y, por último, responsabilizan “del daño ocasionado por el estado ocioso en la usina, el ramal ferroportuario de Punta Loyola y el complejo minero, de su infraestructura que produce daños patrimoniales y económicos al Estado Nacional”.

Pedidos

En ese sentido, los ediles solicitan “la rápida reincorporación de los trabajadores despedidos”, “convocamos a poner en marcha la usina de 240 megavatios para generar energía”, y “declaramos la urgente decisión política de incluir en la ecuación energética nacional, a través de una sola unidad productiva que es la carboeléctrica estatal”, dice el texto.

Además, sobre las líneas finales exigen “al interventor de YCRT Omar Zeidán contribuya y accione rápidamente para el restablecimiento de la paz social de ambas comunidades”.

El documento lleva las firmas del presidente del Concejo Deliberante de Río Turbio Nicolás Brizuela y de los ediles Claudia Pavés, Omar Españón, Cristian Trujillo, Bárbara Béjar, Aldo Heredia, Basilio López y Karina Nieto.


Comentarios