POLÍTICA
“No se tienen en cuenta las realidades de cada lugar”
23 de julio de 2018
El ex senador radical Alfredo Martínez, cuestionó la reciente decisión del Gobierno nacional de eliminar el subsidio que reciben las provincias patagónicas en el consumo de gas. “El país es asimétrico y no podemos tener políticas uniformes”, afirmó y criticó el “estrangulamiento” al que nos ha sometido “este sistema económico”.

La semana pasada, el Gobierno de Mauricio Macri comunicó que analiza “ajustar” la economía, en base a los requerimientos del Fondo Monetario Internacional; será acelerar el ritmo de incremento de las tarifas de gas en la Patagonia. Esto implicará eliminar el subsidio que actualmente rige en la región por sus bajas temperaturas y por ser (sus provincias) principales productoras de hidrocarburos. 

El Estado destinará este año cerca de 9 mil millones para que las tarifas residenciales de gas de la Patagonia, la Puna y Malargüe (Mendoza) cuesten casi la mitad que en el resto del país. El plan original era que los subsidios a la región patagónica se eliminen en 2022, pero los tiempos del Gobierno se aceleraron. Por eso, la novedad fue anunciada esta semana a los ministros de Economía de las provincias. La quita del subsidio provocaría una suba de, al menos, un 60% en la factura residencial y aún más para la industria. 

“Tampoco es correcto subsidiar a todos los hogares de la Patagonia. Estamos estudiando expandir la cobertura de la Tarifa Social para los usuarios de menores ingresos, pero el compromiso con el Fondo nos obliga a ir más rápido que lo que trazamos inicialmente”, reconocieron desde el Ejecutivo. 

En tal sentido, un férreo defensor del subsidio al gas en la Patagonia durante su gestión como senador nacional, Alfredo Martínez, dijo que “el país es asimétrico y no podemos tener políticas uniformes para todo el país”, y recordó que “el tema del gas en la región no es un lujo, sino que es una necesidad calefaccionarnos”. 

“Las temperaturas bajo cero que hemos tenido en el último mes realmente te demuestran que el gas es muy necesario”, detalló para luego fustigar: “no me parece correcto que desde una oficina en Buenos Aires se tomen decisiones de este tipo”. 

“Todos sabíamos –continuó-, cuando asumió este Gobierno, que había que modificar el tema tarifario porque no era lógico lo que se aplicaba, mucho más cuando uno veía lo que pagaban en Buenos Aires, que era irrisorio. Era lógico que se aplicara un ajuste de tarifas. Pero no de este modo”. Allí recordó el primer incremento fuerte en la tarifa del gas, que motivó a una presentación judicial encabezada por el propio Martínez y dos concejales radicales de Río Gallegos. 

En mayo de 2016, cuando aún era senador, Martínez presentó una cautelar que fue abalada por la juez Marta Yáñez, quien consideró que la resolución del Ministerio de Energía y Minería por la que se incrementaba el precio del servicio de provisión de gas en casi un 500 por ciento debía suspenderse por resultar “violatoria de los derechos de los vecinos”. “Son razones similares a las actuales. En ese momento nos pareció una locura cómo se hizo y por eso planteamos esa medida en Río Gallegos”, contó “Freddy”. 

Por tanto, consideró que “se toman decisiones sin tener en cuenta las realidades que vive cada lugar. No me parece lógico y natural que se tomen políticas uniformes en todo el país, cuando el país tiene realidades tan distintas entre el norte, el sur y el centro”, reiteró. 

Preocupación por las políticas económicas 

En cuanto a la gestión del Gobierno de Cambiemos, el ex legislador sostuvo que, “lamentablemente, se ha avanzado en un sistema económico que nos ha llevado a estar en este estrangulamiento y que se repite como ciclos en el país. Es una situación muy compleja, el país está muy endeudado y seguiremos endeudándonos y nos exigirán cada vez más ajuste”, advirtió. 

Asimismo, reconoció que “no concuerdo con muchas cuestiones que tienen que ver con la política económica”, y reclamó que “nuestro partido (por la UCR), si tiene fuerza todavía, tenga la voz alta para marcar este tipo de cuestiones al Gobierno nacional”. 

Para finalizar, se mostró preocupado y dijo que “a nivel nacional, provincial y municipal uno ve tristeza: la ciudad, la provincia y la Nación están tristes. Esperemos que esto tenga la posibilidad de comenzar a cambiar”, auguró.

Etiquetas
Comentarios