POLÍTICA
“No me cabe duda que es una embestida contra mi gestión”
4 de junio de 2018
Luego de decretarse la Emergencia Ambiental y Sanitaria como consecuencia de la toma del Vaciadero que llevan adelante los trabajadores municipales, el intendente de Puerto Deseado apuntó contra el secretario del SOEM y dijo que la relación con ese gremio “está cortada”. Además, alertó sobre la preocupación de empresas pesqueras ante la problemática de la basura.

Los trabajadores nucleados en el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Puerto Deseado no bajan la guardia en la disputa de alto voltaje que mantienen hace más de 50 días con el intendente de esa localidad, Gustavo González. Esta semana el conflicto tuvo su punto álgido cuando el gremio decidió bloquear el Vaciadero y la ciudad se convirtió en un basural.

Según declaraciones del secretario general del SOEM, Daniel Vidal, “lo que se le está pidiendo es una recomposición salarial de los empleados municipales escalonada que va desde el 20% en la categoría 10 hasta el 80 % en la última categoría del escalafón municipal, que es la número 24; esto siempre sabiendo que no está en riesgo el presupuesto municipal”. 

“No me cabe ninguna duda de que esto es parte de una embestida contra mi gestión”, advirtió el intendente de Puerto Deseado, quien apuntó contra Vidal al sostener que “debe tener algún tipo de rédito político, económico o personal para poder llevar adelante todo este tipo de medidas que está haciendo”.

Allí aseguró que “la relación con el gremio está cortada, ya que han ido tomando distintas acciones de medidas directas en perjuicio de toda la sociedad y toda una comunidad”, y recordó que desde el Municipio “hemos hecho todas las presentaciones ante la Justicia y también hemos recurrido a un amparo judicial para denunciar esta situación. Por lo pronto seguimos tratando de poder brindar una solución a todos los vecinos de la ciudad, que por momentos se vio desbordada de basura”, reconoció.

Emergencia

Tras la decisión del gremio, esta semana la Municipalidad debió decretar la Emergencia Ambiental y Sanitaria. “Es una localidad de 20 mil habitantes, por día se generan entre 20 y 25 toneladas. Eso sin contar que estamos en medio de la zafra de langostino en plena temporada, que son alrededor de 25 barcos que están entrando estos días, y eso genera alrededor de 75 a 80 toneladas más”, detalló.

En ese sentido, González dijo que la decisión de la emergencia se tomó “por una cuestión sanitaria” y especificó que “en el marco de un plan de contingencia que hemos armado con las fuerzas vivas hemos determinado un lugar de depósito para arrojar todos los residuos tanto industriales como domiciliarios” para suplir el Vaciadero que se encuentra tomado.

El puerto

En otro orden, dijo que la problemática de la basura “ha generado preocupación de las empresas”, y señaló que “el personal que trabaja directa o indirectamente con la actividad pesquera advirtió que si no dábamos una solución al tema de la basura era muy probable que esos barcos tomen otros rumbos, otros puertos”.

Por su parte, el jefe del Puerto local, Jorge Fresco, dijo al portal Mar&Pesca que “el ingreso de los barcos en esta temporada es muy importante para nosotros, por lo tanto se trabaja el doble para brindarles el mejor servicio porque queremos que sigan eligiendo el puerto”.

Agregó, además, que pese a la medida de fuerza de los municipales, “nunca se vio afectada la recolección de residuos en el puerto y en los barcos. La actividad pesquera y portuaria tiene que seguir funcionando con normalidad. Los barcos van a seguir operando en la terminal portuaria y los servicios están garantizados”, aseguró.

Comentarios