NACIONALES
Macri se prepara para designar como juez al hijo de un magistrado de la dictadura
30 de septiembre de 2018
El 27 de septiembre la mayoría oficialista del Consejo de la Magistratura desoyó a las Abuelas de Plaza de Mayo y elevó al Poder Ejecutivo una terna muy cuestionada para definir al titular del juzgado federal N°1 de Mar del Plata. El principal candidato del Gobierno para ocupar ese cargo es Pedro Federico Hooft, hijo y defensor del magistrado que fuera acusado de crímenes de lesa humanidad que lleva su mismo nombre. Actualmente, se desempeña como secretario en la Justicia.

La maniobra quedó al descubierto el jueves pasado cuando el plenario del órgano que selecciona y sanciona magistrados aprobó el dictamen de mayoría que proponía para el cargo a Roberto Boico, Julio Gonzalo Miranda y Pedro Federico Guillermo Hooft. Había un dictamen de minoría conformado por los primeros dos pero con María Dolores Moreno en lugar del postulante cuestionado. Fue dejado de lado.

Boico, entre otras cosas, es abogado del exsecretario de la Presidencia y ex titular de la AFI durante el kirchnerismo, Oscar Parrilli, por lo que sus chances políticas de ser seleccionado por el presidente Mauricio Macri son, siendo optimistas, mínimas. Se descuenta que la vacante de la justicia federal marplatense se definirá entre Miranda y Hooft. Teniendo en cuenta la defensa cerrada de la mayoría automática del consejo hacia Hooft –que rechazó otra terna en la que también estaba Miranda- deja en claro quién es el preferido del oficialismo.

Comentarios