Río Gallegos

20 de noviembre

La película sobre el Fondo del Conurbano

El presidente Mauricio Macri se reunió este jueves con los gobernadores en la Casa de Gobierno para abordar la reforma tributaria y el Presupuesto 2018. Pero la reunión pasó a "un cuarto intermedio de una semana" para "en el interín, trabajar con cada una de las provincias" los puntos sobre los que no hubo acuerdo.

Dos temas centrales del cónclave fueron la reforma tributaria y la solución al reclamo bonaerense sobre el Fondo del Conurbano.

Según explicó el ministro Rogelio Frigerio, se está cerca de llegar a un desenlace positivo con el Fondo Bonaerense: "De manera gradual se cubrirá el reclamo legítimo de la provincia de Buenos Aires y frente a esta propuesta, la Provincia está dispuesta a retirar el reclamo de la órbita judicial".

Es que, en agosto, Vidal le había pedido a la Corte Suprema que se declare inconstitucional el techo de $650.000.000 (o hasta el 10% de la recaudación) anuales para la coparticipación del impuesto a las Ganancias que le corresponde a la Provincia.

Considera que debe percibir una cifra mayor, mientras las provincias advierten que, de autorizar este pago, ellas se verán perjudicadas. Apuntan a que Buenos Aires obtenga sus fondos del Tesoro Nacional.

Por ejemplo, si en 2014 no hubiera existido ese tope, en vez de $650 millones, Buenos Aires habría recibido $26.388 millones, dinero que hubieran dejado de percibir el resto de las provincias.

Además María Eugenia Vidal llegó a reunirse con el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, lo que provocó el enojo del resto de los mandatarios provinciales y puso en alerta a la Casa Rosada, ya que necesita de ellos para poder avanzar con las reformas en el Congreso, especialmente en el Senado donde muchos legisladores responden casi de manera directa e inmediata a los reclamos de los gobernadores.

Durante este cuarto intermedio, las partes acercarán sus propuestas formales al Gobierno, que será el encargado de afinar el lápiz y presentar los nuevos números de distribución de fondos en la reunión de la semana próxima.

Se estima que el documento final se tratará de una propuesta consensuada con la mayoría de los mandatarios porque el macrismo no quiere que la negociación por el Fondo del Conurbano empantane las próximas sesiones en el Congreso, donde el oficialismo está en minoría.

Gobernadores piden a la Corte demorar resolución y que se dé un debate general

Firmaron un acta rechazando la pretensión de Buenos Aires y pidiendo a la Corte que deje su decisión sobre el reclamo judicial para luego de que exista un debate entre Nación, provincias y el propio Congreso de la Nación. Estuvieron allí los representantes de 19 provincias de distintos colores políticos, unidas por la misma preocupación. Por Santa Cruz participó el vicegobernador Pablo González.

Como estaba previsto, los representantes de 19 provincias, de todos los colores políticos, se reunieron ayer en la Casa de San Juan, pasadas las 13:30 horas, alertados por un posible fallo positivo de la Corte Suprema al reclamo de la provincia de Buenos Aires para que se actualice el Fondo del Conurbano Bonaerense. Durante el cónclave, los gobernadores y vicegobernadores unificaron criterios ante el reclamo de Buenos Aires y firmaron un documento de manera unánime.

Si bien los mandatarios reconocen la legitimidad del reclamo de Vidal, ya que el Fondo del Conurbano quedó congelado en 1996 y muy desactualizado luego de la devaluación de 2002, plantean que el giro de fondos para corregir eso debe correr por cuenta de la Nación y sin que implique un recorte a las partidas de dinero que reciben las provincias.

En la conferencia de prensa que brindaron tras el encuentro, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, reclamó “que se ponga también en la balanza” la cantidad de subsidios que reciben de la Nación la provincia y Ciudad de Buenos Aires, porque “es injusto” que se les dé más que al resto de los distritos.

En declaraciones a la prensa, el santafesino Miguel Lifschitz se pronunció en sentido similar y consideró que para dar una discusión en serio “se debería poner todo sobre la mesa: reforma tributaria (el Gobierno trabaja en una iniciativa en ese sentido, pero aún no informó su contenido), subsidios, impuesto al cheque y otras cuestiones”, advirtiendo que si avanza el reclamo de Buenos Aires “¿qué pasaría con las demás provincias? Podría entrar en colapso todo”.

Además de definir una “estrategia común” sobre la demanda judicial de Buenos Aires, los mandatarios también avanzaron en reclamar cambios en la Coparticipación del Impuesto al Cheque, proponiendo la posibilidad de rebajar la alícuota de ingresos brutos.

Luego de un largo intercambio de ideas, los gobernadores Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Carlos Verna (La Pampa), Ricardo Colombi (Corrientes), Lucía Corpacci (Catamarca), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Hugo Passalacqua (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gildo Insfrán (Formosa), Juan Manzur (Tucumán), Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Casas (La Rioja), Gerardo Morales (Jujuy) y Alberto Weretilneck (Río Negro), como así también los vicegobernadores de San Luis, Carlos Ponce; de Santa Cruz, Pablo González y de Santiago del Estero, José Neder, elaboraron un documento en el que fijaron su postura.

Allí se indica que “respecto del reclamo judicial planteado por la provincia de Buenos Aires en torno al tema Fondo del Conurbano, los gobernadores abajo firmantes acordamos manifestar: 1) Que la pretensión de la provincia de Buenos Aires perjudica gravemente al resto de las provincias y municipios”.

Agregan en un segundo punto que “siendo un tema que involucra la relación Nación-provincias, su tratamiento indefectiblemente debe darse a través del debate entre Nación, las provincias y el Congreso de la Nación”, por lo que avanzan en “solicitar respetuosamente a la Corte Suprema de Justicia no tome resolución alguna hasta tanto sean escuchadas todas las jurisdicciones y se dé el debate correspondiente entre la Nación, las provincias y el Congreso de la Nación”.

Finalmente, el documento cierra con un cuarto punto donde “ratificamos la permanente predisposición al diálogo y la búsqueda de soluciones consensuadas”.

“Defender nuestros derechos”

Al término de la reunión, el vicegobernador Pablo González indicó que “este pedido que realiza la provincia de Buenos Aires unió a las provincias en un rechazo, puesto que implicaría una quita de recursos para cada Estado Provincial” y agregó que “en este encuentro se pretendió ponernos de acuerdo para defender nuestros derechos y recursos”.

González sostuvo que “se trata de articular entre todos para llegar a una solución que tiene que resolverse en este marco político, no en el marco judicial. De hecho, así lo establece nuestra Constitución Nacional: en última instancia quien decide sobre los cambios en la estructura de coparticipación de impuestos es el Congreso de la Nación”.

Cumbre de gobernadores por reforma impositiva y coparticipación

El vicegobernador Pablo González participaría en representación de Santa Cruz. Otros 17 gobernadores están confirmados en el cónclave donde se quiere unificar criterios ante el reclamo de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano. Piden mayores fondos coparticipables a cambio de discutir una posible rebaja de la alícuota de ingresos brutos en el marco de la reforma impositiva.

Al menos los representantes de 18 provincias se reunirán hoy para definir una estrategia en común frente a la demanda del gobierno bonaerense para eliminar el tope en el Fondo del Conurbano y también reclamar cambios en la Coparticipación del Impuesto al Cheque, aceptando a cambio, la posibilidad de rebajar la alícuota de ingresos brutos.

El temor de que la Corte Suprema autorice a María Eugenia Vidal a quedarse con $ 50.000 millones del ex Fondo del Conurbano que actualmente se reparte entre las provincias ha unido a los gobernadores en un frente común. 

Hasta ahora, los ingresos que vienen percibiendo las provincias desde la Nación crecen por encima de la inflación. En agosto, según datos de la consultora Economía y Regiones (E&R), la coparticipación aumentó 35% respecto al mismo mes de 2016 y llegó a $ 65.467 millones. A la vez, el fondo solidario de la soja mostró una variación interanual positiva del 43%. De este modo, los ingresos por coparticipación crecieron por encima de la recaudación nacional, que en agosto había subido 33,5%, impulsada por los impuestos vinculados a la actividad (IVA y Ganancias principalmente).

En el año, la coparticipación se incrementó 33,1%, contra 31,2% de la recaudación general. Según la medición de E&R, en términos reales las transferencias por coparticipación aumentaron 9,3% en términos reales.

La mayor parte de las provincias registraron subas interanuales de coparticipación, con variaciones entre 43,35% (la Rioja) y 34% (Chubut). Córdoba, Santa Fe y San Luis presentan avances levemente inferiores debido a que perciben la devolución del 15% de los fondos que recauda la ANSeS desde el 2016. En cambio, el resto de las provincias cerraron un acuerdo con la Nación para cobrar ese reintegro de forma progresiva, empezando con una devolución del 3%.

En el caso de Santa Cruz la suba fue del 41% de manera interanual de agosto 2016 a agosto 2017. 

La razón de la reunión de hoy es que los jefes provinciales interpretan que una reformulación del Fondo del Conurbano implicaría una quita de recursos para el resto de las provincias. 

Hasta ayer estaban confirmados en esa cumbre mandatarios de todos los colores partidarios: Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Ricardo Colombi (Corrientes), como así también el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Omar Gutiérrez (Neuquén). También se prevé la asistencia del chaqueño Domingo Peppo, Carlos Verna (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Hugo Passalacqua (Misiones), Juan Manuel Urtubey (Salta), Roxana Bertone (Tierra del Fuego), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan), Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manzur (Tucumán) y Lucía Corpacci (Catamarca).

Según fuentes oficiales, del encuentro participará el vicegobernador Pablo González, quien de hecho ya está en Buenos Aires por los conflictos suscitados en el sector petrolero. 

Reforma impositiva

Según consignó la agencia DyN, la cumbre de gobernadores fue convocada con el espíritu de avanzar en un proceso de reducción de impuestos que “penalizan la producción y quitan competitividad al aparato productivo argentino”. En este contexto, los mandatarios provinciales aspiran a dar un paso más en la devolución a las provincias de recursos de la coparticipación, que entienden “injustamente se los queda la Nación”.

Distintas fuentes confiaron a DyN, que -a propuesta de la provincia de Córdoba- durante el encuentro los gobernadores analizarán la posibilidad de reclamar una rebaja de la alícuota del Impuesto al Cheque y, al mismo tiempo, un aumento de la coparticipación de este tributo, ya que el 30% del gravamen es coparticipable, pero los gobiernos provinciales sólo reciben el 17%.

A cambio y como tercer punto, los gobernadores estarían dispuestos a discutir un recorte en la alícuota del Impuesto de Ingresos Brutos (gravamen netamente provincial), que de acuerdo a su interpretación “se ha transformado en una aduana interior en el país”. De esta manera, los mandatarios buscan “bajar impuestos distorsivos tanto en el orden nacional como provincial”.

 

De 10 provincias que más ajustaron gasto, 8 son PJ

Radiografía se da en la previa al cónclave de gobernadores del miércoles contra demanda de Vidal en la Corte por fondos.

Por Ariel Basile, para Ámbito

En la previa de la reunión de gobernadores del miércoles para frenar la probable pérdida de recursos por el reclamo de la bonaerense María Eugenia Vidal para eliminar el techo del Fondo del Conurbano, un informe reveló que de las diez provincias que lograron ajustar el gasto público en mayor medida, ocho son gobernadas por el peronismo en sus distintas variantes.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) realizó un trabajo donde, tras afirmar que en 2016 el peso del gasto se mantuvo prácticamente constante a nivel provincial, puso a Santa Cruz -administrada por Alicia Kirchner- como el distrito que más ajustó respecto a 2015, un 15,29%. Una necesidad de los patagónicos ante el cambio de signo en la Casa Rosada, que obligó a la gestión santacruceña a ser más eficientes en el manejo de las cuentas. Este año, además, la provincia selló un acuerdo con Nación de control de gastos para llegar al equilibrio fiscal en 2019.
A Santa Cruz le siguen Misiones (14,97%), Santiago del Estero (12%), Catamarca (9,64%), Formosa (8,97) y La Rioja (7,7%). Los mandatarios de todos estos distritos son parte de la liga de gobernadores peronistas que despliega cumbres -la próxima será el miércoles (ver aparte)- para diagramar una estrategia común para oponerse en la Corte a la demanda de la macrista Vidal, quien pidió volar el tope al Fondo del Conurbano. 
La catamarqueña Lucía Corpacci, el formoseño Gildo Insfrán y el riojano Sergio Casas son peronistas de pura cepa, mientras que el misionero Hugo Passalacqua (Frente Renovador de la Concordia) y la santiagueña Claudia Ledesma Abdala (Frente Cívico) vienen de partidos provinciales que están actuando en coordinación con sus pares PJ. 
El dato no es menor si se considera que el pool de gobernadores busca una defensa articulada contra la probable pérdida millonaria de remesas coparticipables en cada provincia, en caso de que la Corte avale el reclamo de Vidal (que representará $300 mil millones extra para Buenos Aires). La obediencia del PJ en materia fiscal será así una planilla más que mostrarán hacia afuera para forzar una salida política a la repartija de fondos y que sea Nación quien resigne recursos para compensar a los bonaerenses. 
Fuera del universo peronista, la provincia gobernada por Cambiemos que mejor hizo los deberes en 2016 fue Mendoza, que aparece en el séptimo lugar (7,06%) y quinta si se considera sólo el gasto primario (9,18%). La gestión del radical Alfredo Cornejo no sólo fue clave en la confección del texto de la nueva Ley de Responsabilidad Fiscal girada al Congreso -concebido por Nación con el visto bueno de las provincias-, sino que el propio mandatario disertó el pasado viernes en el BID, en Washington, sobre la reducción del gasto público y del déficit, en el Foro de la Red de Descentralización y Gestión Fiscal Subnacional.
El otro distrito Cambiemos que se mostró más en línea en 2016 con la receta del gobierno nacional es Jujuy, de Gerardo Morales (5,65%). Cierran el top ten Tucumán (4,86%) y Tierra del Fuego (4,25%), ambas con administraciones PJ, de Juan Manzur y Rosana Bertone, respectivamente.
En contraposición, en el podio de los distritos que menos ajustaron el gasto se encuentran, paradójicamente, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires (no se contemplan los recursos destinados al traspaso de la Policía Federal a Horacio Rodríguez Larreta), ambas Cambiemos, escoltas de Chaco, del peronista Domingo Peppo. 
En términos generales, el informe de IARAF sostiene que el peso del gasto público en términos del PBI reveló una tendencia creciente en el periodo 2003-2015, y que en 2016 se frenó esta curva alzista.
Subscribe to this RSS feed

Comentarios