Río Gallegos

19 de noviembre

Para la foto: Macri entromete al país en la lucha terrorista sin que nadie se lo pida

Bienvenidos al mundo de Cambiemos, al parecer volver al mundo para el nuevo modelo de país incluye exponer al conjunto de la sociedad a más inseguridad, los atentados terroristas. Algo que fuera impensado en una argentina pacifica, donde los ciudadanos y ciudadanas elegían con libertad medios de transporte, eventos públicos y/o viajes de placer.

El presidente Mauricio Macri participó ayer en Nueva York de un homenaje a los cinco rosarinos que murieron en el atentado en Estados Unidos. Al recordar a las víctimas, en pleno viaje de negocios, el mandatario afirmó: “Queremos ser parte de esta batalla”. Días atrás, los sobrevivientes rosarinos del atentado terrorista desde el consulado argentino, pidieron justicia, hicieron un “ruego para que el amor venza al odio” y “la vida se imponga sobre la muerte”. Sin embargo, como en el caso Maldonado el Presidente no escucha, ni respeta y hace utilización político-marketinera. “Aquí estamos llenos de dolor”, expresaron a través de un texto que leyó Guillermo Banchini, acompañado por Ariel Benvenuto, Juan Pablo Trevisán y Ivan Brajkovic.

“Hemos sobrevivido y hemos visto partir a nuestros amigos. En qué se ha transformado el mundo. Cómo alguien puede planear y ejecutar un acto semejante. Ojalá se haga justicia y no se vuelva a repetir ni aquí ni en ningún lugar en el mundo” añadieron en otro tramo del texto. Finalizando pidieron “permitan que nos retiremos con nuestro dolor”.

Macri viajó en una gira de negocios a Estados Unidos, acompañado por el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; el de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y el de Entre Ríos Gustavo Bordet. Viajaron también el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y el ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien quedó envuelto en otra denuncia por gestionar offshores, en el marco de la megafiltración global conocida como Paradise Papers.

Macri aprovechó para participar de un acto en el que se recordó a los argentinos que fueron asesinados en el atentado en la bicisenda junto al Hudson: se trata de cinco rosarinos, cuyos cuerpos fueron repatriados ayer. Estaban de viaje festejando sus 30 años de egresados. “Esto ha sido claramente una tragedia, un nuevo ataque cobarde como nos tiene acostumbrados el terrorismo”, sostuvo Macri. El presidente argentino sostuvo que esas muertes deben convencer a los argentinos de utilizar nuevas herramientas para combatir al terrorismo. “En el siglo XXI no puede ser abordada con herramientas del siglo XX”. “Los argentinos confirmamos que queremos ser parte de esta batalla”, afirmó.

Media

Comentarios