Río Gallegos

19 de noviembre

La reforma previsional devaluará las jubilaciones

El lunes pasado, Mauricio Macri presentó un paquete de reformas entre las cuales se encuentra la jubilatoria, que buscará modificar el cálculo por el cual se realizan los aumentos semestrales y atar la actualización de los haberes a la inflación estimada por el Gobierno. Actualmente, las subas surgen de una cuenta que combina la aumento salarial del Indec o del Ministerio de Trabajo, más la de la recaudación tributaria por beneficiario a la Anses, la cual daría un incremento del 22 por ciento para jubilaciones y planes sociales. Con la reforma del Ejecutivo, ese monto se reduciría al 10 o 12 por ciento, que es la inflación estimada por el Presupuesto.

De este modo, las jubilaciones aumentarán poco, mientras que la canasta subirá mucho. En 2016, la inflación de los jubilados fue del 44 por ciento, según una investigación de ITE de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo. Por su parte, el alza interanual entre septiembre del año pasado y mismo mes del corriente, fue del 29,3 por ciento, cuatro puntos encima del índice general porque en la canasta de los jubilados incide el precio de los medicamentos y cuestiones vinculadas a la salud.

Por su parte, publicó Página 12, los investigadores del Centro de Economía Política Argentinaestimaron cómo fue la evolución de los recursos tributarios, variación del salario y del IPC-Indec. Teniendo en cuenta estas variables, indexando las jubilaciones a la inflación, la jubilación mínima perdería $900 por mes durante 2018.

En esta línea, si se tiene en cuenta que el primer aumento se aplicó en marzo de 2009 y luego semestralmente, el haber llegó a $7246, un incremento del 950 por ciento entre marzo de 2009 y septiembre de 2017, cuando la inflación fue del 692 por ciento. Si se hubiera aplicado la propuesta del Gobierno, la jubilación hoy sería de $5470, un 25 por ciento menos, lo que equivale a $1800 menos por mes.

Comentarios