Río Gallegos

19 de noviembre

Se viene el ajuste si o si. Solo restará ver con que cara

Desde el gobierno nacional acompañado por el consorcio de medios nacionales que representan el 90% de las voces que circulan por el país, anuncian a los 4 vientos que después de octubre se viene un ajuste para el pueblo argentino mayor al que implementaron entre 2016 y lo que va de 2017.

El gobierno nacional prepara un paquetes de medidas económicas y sociales que impactarán de lleno en el bolsillo de trabajadores y jubilados, además de los derechos de ambos conjuntos de la sociedad.

La semana pasada, Clarín, que oficia como boletín oficial del gobierno de Mauricio Macri, publicó una entrevista en su sección “El Foco”, con el ministro de hacienda Nicolás Dujovne, titulada “¿Por dónde pasará la tijera del ajuste?”, donde reflejaba una reunión de gabinete:

Esta semana, en la reunión de Gabinete, el Presidente le dijo a sus ministros que empezaran a trabajar en el Presupuesto 2018, que se focalizaran ya en ese trabajo para que no llegara el momento de presentar los informes y no tuvieran sus proyectos bien definidos. En otras palabras, el Presupuesto del año próximo pasará por la lupa para ver dónde recortar. Macri dijo que debe ser “austero y con menor peso del Estado sobre la economía”.

Una preocupación similar planteó la misión del FMI que está en Buenos Aires: dijeron que tenían sumo interés en ver cómo se preparaban los números del gasto del año próximo.

Entre las medidas a implementar están el aumento de las edades jubilatorias tanto para mujeres como hombres, y una nueva versión de la flexibilización laboral. Además de un fuerte y nuevo recorte de empleo estatal. En consonancia con lo que Dujovne afirmó que sueldos estatales y jubilaciones representan el 73% de las erogaciones del estado.

Siguiendo en esta línea, La Nación, otro vocero de Marci, prepara el terreno de la modificación jubilatoria, asegurando que hay un aumento en la expectativa de vida y la posibilidad de mantenerse en buen estado de salud. De manual, preparan los argumentos de los legisladores de Cambiemos en ambas cámaras para ir por derechos adquiridos.

Desde sectores financieros afirman que el año que viene, Argentina no podrá acceder tan fácilmente al mercado de divisas para seguir endeudándose, y además deberá comenzar a pagar vencimientos de deuda, que solo ha fortalecido la fuga de divisas tan alentada, promovida, legalizada y militada por los sectores neoliberales que gobiernan el país.

La consultora Economía&Regiones afirma en un análisis de la macroeconomía nacional que recién en 2019, el país volverá a tener un nivel de déficit fiscal similar al de 2015, que se estimó en 1,9% del PBI. Para ello deberá implementar los ajustes de “gastos del estado” que le demandará el FMI, como ya lo hiciera en los ´90 y en el 2001, que concluyó con una gran crisis financiera.

Claramente estas medidas comenzarán a sentirse en primer medida en las provincias como ya viene sucediendo. 

 

Restará ver si este gran ajuste a los ciudadanos argentinos el macrismo lo hará con cara alegre o triste, con la soberbia que le podría dar la victoria o con la violencia de la derrota, respectivamente.

Comentarios