LOCALES
Scippo: "Los argumentos del veto no son sólidos, no han leído la ordenanza o tienen otra intención"
6 de julio de 2018
El concejal puso en relieve que la ordenanza que se vetó totalmente fue un arduo trabajo luego de la Audiencia Pública, con amplia participación. Señaló que no presentaron otra propuesta a la problemática de la superpoblación canina.

Ayer se conoció que el intendente Roberto Giubetich vetó totalmente la ordenanza que regula la problemática de proliferación de perros en la ciudad capital, un trabajo que iniciaron los concejales luego de la audiencia pública llevada adelante en noviembre del 2017.

En este sentido uno de los precursores del proyecto de ordenanza, el concejal del FPV, Osvaldo Scippo, dialogó con la emisora radial Tiempo FM, donde se mostró sorprendido por el veto del intendente, aunque afirmó que "esta es una de las herramientas que tiene el intendente cuando ve que tiene una norma superadora para solucionar la problemática". Aunque advirtió que “lleva dos años y casi 7 meses de gestión” y, desde noviembre hasta el día de la fecha, “no se ha acercado ningún proyecto del Ejecutivo”. 

Scippo remarcó que el tratamiento de la ordenanza “fue totalmente abierto a concejales, funcionarios, vecinos y proteccionistas” y que le “llaman la atención los argumentos que se utilizan para el veto”, ya que uno de ellos plantea que el único método eficaz es la castración masiva, gratuita, sistemática, abarcativa, temprana y sostenida”. Algo que el edil del FPV aclaró que está incluido en la ordenanza que aprobaron en el Concejo Deliberante este año. 

Por otro lado, subrayó que otro de los argumentos del veto, habla del encierro y la eutanasia, las cuales “son prácticas rechazadas por la comunidad”, y ante lo cual respondió que “en ningún momento hablamos de encerrar o matar animales” y que “es una argumentación falsa”. 

En relación a las multas, Scippo indicó que el artículo 21 (que hace referencia al artículo 18 de la ordenanza) señala que las multas tienen vigencia a partir del 1° de enero del 2020, llevando adelante la educación en conjunto con el CPE y la formación en tenencia responsable de mascotas durante el tiempo previo a su aplicación. 

“Si se deroga la ordenanza aprobada dan pie a la ordenanza vigente”, advirtió el concejal, para señalar que cree “que no la han leído o tienen otra intención, porque los argumentos del veto no son sólidos”.   

Por otro lado, dejó en claro que “lo que hacemos en ayudar al intendente, no jorobarlo”, poniendo en relieve que trabajaron durante 6 meses en una norma con 32 artículos. “Se podría haber hecho un veto parcial con un texto alternativo”, precisó Scippo, para sostener que “suena más a politiquería barata que otra cosa".  

Etiquetas
Comentarios