LOCALES
La batalla de Valentín
14 de octubre de 2018
Valentín se sienta en el sillón de su habitación del hospital. Joystick de PlayStation en mano, jugando Fortnite –uno de sus videojuegos favoritos- sigue en la lucha para poder terminar de realizarse el trasplante de médula ósea. El mismo estaba programado para realizarse el pasado 8 de octubre, pero un cuadro de neumonía y reiteradas ocasiones febriles terminaron haciendo que la misma tuviera que ser retrasada. En todo momento está acompañado de su papá, Jorge Godoy. Él tiene cientos de batallas encima y en su espalada carga todavía con la campaña ”Donar médula es donar vida”, que sigue llevando adelante.

Cuando todo estaba listo para que se realizara el trasplante de médula (previsto en primera instancia para el 8 de octubre), la neumonía y la fiebre hicieron que se tuviera que frenar el tratamiento con quimioterapia.

Luego de más de una semana con fiebre, y varios estudios de por medio, los médicos no logran determinar la infección que causó esto.

De todas maneras la médula llegó desde Alemania –con un donante 100% compatible- y se encuentra congelada, a la espera de la recuperación de Valentín para luego ser finalmente trasplantada.

Valentín en los últimos días además recibió un cálido mensaje de sus compañeros del colegio, a través de un video publicado en las redes sociales. Allí le enviaron saludos y pidieron poder reencontrase pronto con el joven estudiante. Sus profesores y alumnos de colegio enviaron mensaje tanto para él como para su hermana. “Vamos a estar esperándote” señalaron.

En las redes sociales, la página “Todos por Belén” sigue realizando campaña. Pese a atravesar un duro momento, siempre llevan el mensaje a la comunidad de la importancia de donar sangre y médula.

“Todos por Belén” fue el nombre de esta iniciativa que llevaron adelante sus familiares y amigos con el propósito de difundir la donación de médula ósea. El impacto fue tal que la cifra de donantes en Río Gallegos aumentó de alrededor de 70 en 2017 a más de 480 en lo que va del 2018, según datos del Hospital Regional de Río Gallegos.

La campaña

María Belén Burgoa falleció el 4 de julio de este año luego de luchar con una terrible enfermedad y encabezar una campaña que conmovió a la provincia.

“Todos por Belén” fue el nombre de esta iniciativa que llevaron adelante sus familiares y amigos con el propósito de difundir la donación de médula ósea. El impacto fue tal que la cifra de donantes en Río Gallegos aumentó de alrededor de 70 en 2017 a más de 480 en lo que va del 2018, según datos del Hospital Regional de Río Gallegos.

A pesar que Belén ya no está físicamente, sus familiares y amigos asumieron el compromiso de continuar difundiendo la donación de médula ósea y convocando a toda la ciudadanía a participar mediante la extracción de sangre.

Fuente (TiempoSur)

Comentarios