Río Gallegos

20 de noviembre

Riogalleguenses en pánico en vuelo de Aerolíneas Argentinas?

La primer noticia que tuvimos era que un boeing 737 800 proveniente de la localidad de Río Gallegos había tenido un accidente este mediodía cuando estaba aterrizando en el aeropuerto Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires.

Al parecer una persona estaba jugando con un drone por la avenida costanera y el aparato chocó con la aeronave en el aire minutos antes del aterrizaje.

un avión de aerolineas choco un drone antes de aterrizar en aeroparque

Desde BaS nos comunicamos con la Aerolínea de bandera y ante nuestra pregunta sobre si se trataba de un vuelo de Río Gallegos nos dijeron que al parecer era el vuelo de Trelew el que fue embestido por un Drone. Y que si bien el avión sufrió daños menores había quedado fuera de servicio para poder ser inspeccionado en detalle.

  • Published in LOCALES

Chau Comodoro. Confirmado: el 28 de agosto el último vuelo

La gestión de Cambiemos, que acá representa su eterno candidato Eduardo Costa, al frente de Aerolíneas Argentinas confirma a través de su página web, que el próximo 28 de agosto, será la última vez que parta el vuelo AR 2847, que une las ciudades de Río Gallegos con Comodoro Rivadavia.

El tema es que este vuelo, que cubre esa ruta aérea los lunes y viernes, no solamente une a estas dos importantes ciudades de nuestra Patagonia sur, sino que une a muchas localidades de la zona norte de nuestra provincia con la zona sur.

Como muestra la web de la línea de bandera que preside Mario Dell´Aqua, ya no hay disponibles para la venta pasajes para el vuelo que une a RGL con CRD. Desde el viernes 1º de septiembre, para viajar por avión hasta Comodoro, hay que ir desde Río Gallegos hasta Buenos Aires, y de ahí tomar un nuevo vuelo para el destino final.

Lo que obviamente cambia es la tarifa. Para ir en avión desde Río Gallegos a Comodoro antes y actualmente se paga una tarifa que va entre los 760 y 1.109 pesos. A partir del 1º de septiembre ese viaje aéreo, más las horas de ir hasta Bs. As. y las esperas, tendrá una tarifa desde los 3.554 hasta 7.100 pesos.

Claramente, convendrá desde septiembre realizar el viaje por tierra. Para lo cual surge otro problema, que la inversión de Vialidad Nacional en materia de construcción y mantenimiento de rutas en Santa Cruz es de 0 pesos.

Deberíamos preguntarnos ¿qué hacen los representantes de nuestra provincia con vínculos con el gobierno nacional de Macri, sobre todo Eduardo Costa, que es el embajador de Mauricio por estas latitudes, y que nunca se ha puesto firme en defensa de los intereses de Santa Cruz?

Chau Comodoro

Aerolíneas Argentinas decidió que a partir del mes de septiembre los vuelos que conectaban a Río Gallegos con Comodoro Rivadavia no van a estar más.

De esta manera, el vuelo que hacía la ruta desde Río Gallegos – Comodoro Rivadavia – Buenos Aires no saldrá más.

Y así el aeropuerto de Río Gallegos se queda sin una escala más, y no habrá más vuelos que tengan al aeropuerto local operativo durante la tarde.

Solamente saldrán vuelos de Aerolíneas Argentinas a Buenos Aires por la madrugada y por la mañana.

“Rechazo y profunda preocupación” por la quita de vuelos de Aerolíneas

Son los términos que contiene la carta enviada por el Ente Mixto de Turismo al presidente de Aerolíneas Argentinas, formalizando el reclamo por la reducción de vuelos decidida por la empresa estatal. 

El Ente Mixto de Promoción Turística de El Calafate envió formalmente una carta al presidente de Aerolíneas Argentinas reclamando por la escasa programación de vuelos durante los meses de invierno.

La carta está dirigida al presidente de la compañía estatal, Mario Dell’Acqua y manifiesta el “rechazo y profunda preocupación por las políticas aerocomerciales adoptadas por Aerolíneas Argentinas para nuestro destino”.

Los lineamientos plasmados en las notas guardan completa relación a lo afirmado días atrás en FM Dimensión por el presidente del Ente Mixto y secretario de Turismo, Alexis Simunovic.

Además de la fuerte reducción de vuelos que baja a dos frecuencias diarias desde Buenos Aires (y tres los fines de semana) el reclamo remarca que las tarifas de los pasajes se encarecen ante la escasez de oferta y la segura demanda para esa cantidad reducida de plazas.

“Necesitamos que nuestra aerolínea de bandera entienda que este tipo de políticas aerocomerciales cierran destinos, y dejan sin trabajo a muchos habitantes, que también son argentinos, que invirtieron en nuestro país, que pagan sus impuestos, y necesitan seguir trabajando para dar más empleos”, afirma la carta que lleva la firma de Simunovic y el aval de todos los sectores que integran el Ente Mixto.

Cuestiones políticas

Simunovic cuestionó la decisión de Aerolíneas de aplicar una fuerte reducción de vuelos a El Calafate durante los meses de invierno. La atribuyó ya no a decisiones operativas de la empresa sino a cuestiones políticas.

Para el mes de mayo la compañía aérea estatal redujo su oferta de vuelos en un 25 por ciento, y desde comienzo de abril interrumpió la conexión directa a Córdoba y Rosario.

Aerolíneas Argentinas anunció que para el invierno incrementaría sus vuelos a destinos turísticos de la Patagonia, como Bariloche, Esquel, Trelew, Chapelco y principalmente Ushuaia, donde el aumento de oferta alcanza el 90 por ciento, incluyendo una frecuencia diaria directa a Córdoba y un vuelo directo semanal desde Rosario.

Aclarando que está de acuerdo con que otros destinos patagónicos incrementen sus frecuencias, Simunovic consideró que hay un tratamiento tendencioso contra El Calafate, ya que se intentó de todas las formas posibles conseguir más vuelos para el invierno, y siempre la respuesta fue negativa.

Recordó el secretario de Turismo que se planteó la posibilidad de dejar dos o tres frecuencias semanales entre El Calafate y Córdoba, y desde la aerolínea rechazaron esa posibilidad argumentando que no es conveniente implementar frecuencias que no sean diarias. Y ahora surge el anuncio de que habrá un vuelo semanal entre Rosario y Ushuaia. “Esto ya me confirma que esto es una cuestión política contra El Calafate”, dijo Simunovic.

Además remarcó que “hace años que El Calafate viene invirtiendo en promoción en Córdoba y Rosario, y estas decisiones echan por tierra todos nuestros esfuerzos. Nuestro socio estratégico nos soltó la mano”, enfatizó Simunovic en el programa Radio Activa.

El funcionario dijo que la reducción de vuelos a nuestra localidad “repercute directamente en la economía local”. Aportó el dato que para el invierno tenemos una oferta de 4.600 camas que habían decidido permanecer disponibles. Y consideró que con esta decisión “está muy comprometido” el destino.

“Nos vamos olvidando que Aerolíneas Argentinas es nuestra línea de bandera, que no sólo debe perseguir la renta económica, sino la renta social”, reclamó el funcionario. Y pidió al Gobierno Nacional que vean “que acá hay argentinos viviendo e invirtiendo y dando trabajo”.

Fuente: Ahora Calafate

 

Aerolíneas se sigue achicando en El Calafate

De acuerdo a la información de la que diéramos cuenta en la jornada de ayer, que la línea de bandera inició un plan para “eficientizar” y “repotenciar” las frecuencias de cabotaje, Aerolíneas Argentinas confirmó que no cubrirá más la ruta Rosario-El Calafate. Tampoco desde esa localidad santafesina se cubrirán las rutas hacia Bariloche, Córdoba, Mendoza e Iguazú.

Fuentes confiaron a BAS que la reducción de la presencia de Aerolíneas en el destino turístico más importante de Santa Cruz se profundizará aún más.

Es que desde la conducción Mario Dell’Acqua, que reemplazara a la renunciada Isella Constantini, decidieron además de dar de baja la conexión entre Rosario y El Calafate a partir del próximo 22 de abril, que desde mayo de este mismo año, el aeropuerto de la villa turística contará solo con 3 frecuencias diarios, reduciendo un 70% las 10 actuales.

Además de ello, está previsto el cierre del local comercial de El Calafate, ubicado en la avenida Libertador, en el centro de la ciudad, y solo se podrán realizar gestiones en el aeropuerto.

Los empleados que prestan servicios en la agencia de Aerolíneas Argentinas, serán reubicados. Con el achique de frecuencias, el temor es el argumento básico que prepara la dirección de la línea aérea: sobra personal.

Aerolíneas Argentinas elimina el destino Rosario-El Calafate

Presentado como un plan para “eficientizar” y “repotenciar” las frecuencias de cabotaje, Aerolíneas Argentinas confirmó que no cubrirá más la ruta Rosario-El Calafate. Tampoco desde esa localidad santafesina se cubrirán las rutas hacia Bariloche, Córdoba, Mendoza e Iguazú.

En el marco de un plan que declama como objetivos “eficientizar” y “repotenciar las conexiones de cabotaje”, a partir de abril Aerolíneas Argentinas achicará sus frecuencias desde el aeropuerto de Fisherton en Rosario, Santa Fe a varios destinos nacionales —Bariloche, Córdoba, Mendoza e Iguazú— y eliminará las seis semanales que hasta ahora llevaban a El Calafate.

Según el gerente de Asuntos Públicos de la firma, Pablo Marcó, se trata de una estrategia a desplegar durante la “temporada baja” y que cuando recomience la alta, en septiembre, llevará a restablecer las conexiones, pero de manera directa (por ejemplo, sin pasar por Córdoba).

Así con su nuevo titular, Mario Dell’Acqua, sin llegar a un mes en el cargo, Aerolíneas Argentinas ya emprendió un plan de “reorganización” de vuelos que traerá fuertes cambios en la operatoria aérea local, aunque aseguran que no es un plan de ajuste ni de achique.

“Son cambios absolutamente temporales, relacionados con la programación de la temporada baja y la temporada alta”, afirmó el gerente regional de Aerolíneas, Rubén Nóbile. Lo mismo sostuvo Marcó. La idea, dijo, es “reducir la oferta durante la baja y potenciar las conexiones directas durante la alta”.

Así, los vuelos hacia El Calafate, que tenían escala en Córdoba, dejarán de operar a partir del 22 de abril y si la palabra de Marcó se cumple, volverían a salir hacia la villa turística pero en forma directa, en septiembre próximo.

Una modalidad que se implementó años atrás y que costó mucho, por parte de las autoridades calafateñas lograr revertir y que ahora se volverá poner en práctica.

Para el Ejecutivo de Aerolíneas Argentinas, toda esa “reprogramación” busca “repotenciar las conexiones de cabotaje” para aumentar su factor de ocupación y hacerlas más rentables con un “mejor producto”.

Reposición

Así, el plan contempla achicar la oferta de vuelos durante la temporada baja y reponerla, con conexión directa, en la alta. Nuevamente El Calafate aparece, cuándo no, como emblemática.

“Puntualmente esa ruta estaba dentro de un corredor federal, pero muchas veces no daba los resultados esperados. Por ejemplo, porque mucha gente prefería salir de Buenos Aires a triangular en un vuelo desde Rosario a Córdoba y después El Calafate”.

Lo cierto es que esa noticia no cae nada bien para el trabajo que se viene haciendo desde hace años por parte de las autoridades de Turismo de El Calafate de potenciar la villa como un destino redondo.

Durante el invierno de 2016, la localidad turística había logrado mantener un número importante de frecuencias lo que permitió la llegada de un causal aceptable de turistas. Ahora se teme que a la decisión de hacer caer la ruta Rosario-Córdoba-El Calafate, se puedan sumar la baja de algunas de las frecuencias que existen hacia Buenos Aires, volviendo a las 2 o 3 que hubo en otras épocas, en vez de las 7 que tuvo en la temporada baja del 2016.

El nuevo presidente de Aerolíneas dice que no conoce nada del mercado de una compañía aérea

La gestión de Mauricio Macri demostró en 2016 estar mucho más cerca de la improvisación que de ser el mejor equipo de los últimos 50 años y lo terminó ratificando con el nuevo presidente de Aerolíneas Argentinas, que en sus primeras declaraciones dijo: “No conozco nada del mercado de una compañía aérea”.

El escritorio más importante de Aerolíneas Argentinas estuvo vacío durante poco tiempo. Isela Costantini se alejó del macrismo. Y, para explicar qué sucedió, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, admitió que la ex CEO de General Motors dejó el puesto tras una “discusión” por un recorte presupuestario.

“La salida de Isela fue un acuerdo. Armamos un equipo para cumplir un plan y se cumplió”, dijo Dietrich para explicar la ruptura con Costantini.

“Cerrar el presupuesto de Aerolíneas no fue fácil”, reconoció el ministro. En este sentido, agregó: “Este año tuve que recortar 10 mil millones de pesos de presupuesto del Ministerio de Transporte. Eso genera discusiones”.

Así, entró en la escena principal de la política argentina Mario Dell’Acqua que -cuando comenzó la gestión macrista en el Poder Ejecutivo- había sido designado al frente de la firma Intercargo. Ahora reemplazará a Costantini.

Durante la noche de este jueves se viralizó un audio del funcionario. Se puede escuchar cuando admite que poco sabe sobre vuelos, aviones, rutas internacionales y prevención de tragedias aéreas. Fue una confesión breve. De pocas palabras.

Aparentemente, ante un grupo de más de cien gerentes de diferentes firmas vinculadas con Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua dijo: “Verlos a todos ustedes es una gran responsabilidad. No conozco nada del mercado de una compañía aérea”.

Además, habló brevemente de su nombramiento anterior. Hasta este martes, fue presidente en la empresa estatal Intercargo, que presta servicio en tierra a las compañías aéreas. “Estuve un año allí. Lo único que conozco es algo de rampas”, agregó en el polémico audio.

Luego, concluyó: “Les pido que me ayuden a entender. Soy una persona directa”.

Antes de llegar a Intercargo, Dell’Acqua -ingeniero de 62 años- se desempeñó como director de Proyectos en Techint, empresa a la que ingresó en 1979. Es egresado del Liceo Naval Almirante Brown, estudió en Harvard y en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). Casado, y con cuatro hijos, Dell’Acqua tuvo a su cargo la gestión del servicio ARBUS, donde -aseguran desde el Gobierno- logró reducir el déficit operacional en 70 por ciento.

 

Aerolíneas retiró oferta paritaria y pilotos advierten por nuevo paro

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) analiza volver a parar Aerolíneas Argentinas ante la negativa de la empresa de brindar un aumento de sueldo. Advirtió que la compañía se encamina hacia un "desastre comercial".

Pablo Biró, secretario general del gremio, aseguró que la huelga está siendo analizada por los trabajadores a raíz de que la compañía estatal "retiró la oferta del 35% de aumento que había presentado". Consideró que "es evidente que la empresa quiere empujar a los trabajadores a un conflicto".

La comisión directiva de APLA se reunirá el jueves a las 17 en la sede del gremio, donde se definirán las medidas a adoptar, por lo que de allí podría surgir alguna medida de fuerza, aunque es poco probable que sea un paro según dejaron trascender. El sindicato ya había realizado una huelga en agosto pasado de doce horas que provocó cancelaciones y reprogramaciones en los aeropuertos de Ezeiza y en Aeroparque.

Por su parte, Aerolíneas Argentinas admitió que hizo un cambio en su oferta salarial, pero aseguraron que se trata de una mejora: "Como el pedido del gremio venía muy enfocado en mejorar el salario de bolsillo, la nueva oferta pondera la oferta de dinero con un ofrecimiento de aumentar 35% más un bono a fines del mes 11", explicaron representantes de la compañía. Además ofrecería "$ 2.000 correspondientes al denominado Bono CGT", en alusión al plus de fin de año que negocia la central obrera con el Gobierno y empresarios.

Biró se reunió el viernes pasado con la presidenta del holding Aerolíneas Argentina, Isela Costantini, y el gerente de Recursos Humanos Daniel Maggi, para avanzar con la negociación salarial, pero el diálogo se estancó.

En un primer momento los pilotos reclamaban una suba de 60% en sus sueldos y al poco tiempo fueron al paro, mientras que con el correr de las semanas las reuniones se sucedieron y finalmente el diálogo se trabó cuando la empresa fijó su tope en 35%. Al parecer, la asamblea de representantes le dio un mandato a Biró para que no se avance con un acuerdo por menos del 45% de incremento salarial.

Según dijo el sindicalista, Costantini le expresó que el segundo semestre "era muy malo" en términos económicos para la firma, por lo que la funcionaria "retiró la oferta salarial del 35% que había hecho".

En un comunicado a los afiliados de APLA, Biró contó que en la reunión los directivos realizaron una extensa exposición sobre los "pésimos resultados que está teniendo la compañía en el segundo semestre". "Mientras el número de pasajeros ya ha disminuido un 5%, las proyecciones para noviembre (habitualmente un mes malo) marcan que se tendrán cifras muy negativas, las peores desde la asunción de esta gestión", aseguró Biró.

Según el jefe de los pilotos, Costantini y Maggi le aseguraron haber recibido "presiones" por parte del Gobierno nacional para que suscriban convenios de descuentos del 30% en las tarifas para aumentar el llenado de los aviones, "conduciendo la compañía a un desastre comercial". "Luego la empresa nos anunció que retiraban de la mesa de negociación la última oferta realizada a APLA, disminuyendo la pauta salarial prevista y eliminando puntos convencionales ya preacordados entre las partes", afirmó Biró.

Subscribe to this RSS feed

Comentarios