LOCALES
Ahora dicen que la reapertura del Peliche podría ser el primero de agosto
10 de julio de 2017

La administración municipal logró un nuevo convenio con el Ministerio de Salud para que les provean profesionales y el director médico. En siete meses desde el cierre impuesto por Nación, hubo reclamos de diversos sectores, incluso en la Justicia, para que la población infantil contara con ese punto de atención hospitalaria.

La novedad de estas horas es que la Municipalidad de Río Gallegos firmó con el Ministerio de Salud de la Nación y con la Universidad Tecnológica Nacional, en la “normalización” de la entrega de la documentación de la obra del hospital Dr. Peliche. Las charlas derivaron en un convenio para que la cartera de salud financie contrataciones para médicos especialistas y para la designación de quien será el director médico.

“Vamos a ver si a partir del primero de agosto ya puede estar en funcionamiento” fue la frase ayer del Intendente, que el 23 de mayo firmó un convenio para la reapertura del hospital, justo en medio de la presentación de un amparo que había sido impulsado por concejales del FPV.

Para eso, habían llegado a Río Gallegos autoridades del Ministerio de Salud de la Nación, quienes recorrieron las instalaciones del Centro Articulador de Políticas Sanitarias, mientras que en simultáneo el diputado de Cambiemos, Eduardo Costa, celebraba la reapertura a través de su cuenta de Twitter y hasta la diputada Roxana Reyes que había denunciado el “vaciamiento” del nosocomio, festejaba la novedad.

Pese a los dimes y diretes, en estos siete meses de clausura no se presentó ninguna denuncia penal respecto de que el Gobierno de Santa Cruz se hubiera quedado con equipos o algo que se le parezca.

 

El 18 de mayo de 2016, el Gobierno de Mauricio Macri dio por terminado el convenio entre provincia y Nación para el uso de los consultorios móviles, que se resguardaron en los hangares del aeropuerto local. Esa aparatología estaba preservada en el Hospital Peliche, que siguió abierto con financiamiento de la provincia. En enero de este año, se ordenó el cierre dejando atrás unas 10.000 consultas pediátricas por año, más de 27.000 vacunas inyectadas y las visitas quincenales de especialistas de alta complejidad infantil en traumatología, cardiología, dermatología, endocrinología, gastroenterología, oftalmología, especialistas de alto riesgo y prematuros, neumonología, alergista, neurología, entre otras.

Comentarios