LOCALES
“Un discurso vacío y que contrasta con la ciudad real”
20 de diciembre de 2017
Así resumió el discurso por el Aniversario el concejal del Bloque del FPV, Eloy Echazú. “Me sorprendió porque el intendente habla como si recién estuviera asumiendo, cuando ya lleva dos años de gestión” señaló.

Sostuvo el edil, que “detalló las obras que está haciendo, algunas de la gestión anterior que todavía no se inauguraron y otras mega obras, pero sinceramente no se da cuenta que ya lleva dos años como intendente y su discurso fue un contraste con el estado de la ciudad”. 

Para Echazú el discurso de Roberto Giubetich fue “muy pobre, muy vacío...”. 

Describió una ciudad que está así, recordó el concejal del FPV, por la falta de gestión, “le traslada la responsabilidad al vecino cuando dice que la ciudad más limpia no es la que más se limpia sino la que menos se ensucia, o cuando dice que los vecinos tienen que ayudar” sostuvo el edil, agregando que “yo no quiero que en la ciudad pase como lo que pasó con el vecino Mansilla (quien restauró el escudo de la ciudad) que el intendente lo reconoce cuando debería darle vergüenza, porque esa restauración era algo que debía hacer la Comuna y no lo hizo”. 

Sobre la falta de mención a la realidad económica, Echazú sostuvo: “creo que no habló de eso, porque si no tendría que reconocer que el Gobierno Nacional de Cambiemos ya no lo ayudará como antes” pero, de todas maneras, fue crítico, al plantear “yo quiero saber sobre los ingresos que tiene el Municipio, dónde va el dinero de la soja que tiene que ser en obra pública y no se ve ni se refleja en la ciudad”, remarcando que “él (el intendente) es el responsable de la situación económica que tiene el Municipio” porque, sostuvo, “hace dos años ya que maneja el dinero de los vecinos”. En ese punto sostuvo que no se requieren tantas mega obras como sí pequeñas obras que no necesitan mucho dinero “y que se pueden hacer por administración, con convenios con vecinos, etc. y que harían que la ciudad esté mucho mejor”. 

 Finalmente y mirando el 2018, Echazú prefirió tomar las palabras del obispo, cuando éste dijo: “tenemos que ser pobres de alma y trabajadores por la paz” abogando porque “mantengamos un diálogo o un consenso si hay disenso”, destacando que dentro del Parlamento se logró. “Hemos tenido debate, pero con mucho respeto y a la hora del consenso, se trabajó, se aportó y se cedió y pudimos tener un año de mucho trabajo legislativo, y ojalá eso se traslade para la ciudad” concluyó. 

Etiquetas
Comentarios