LOCALES
"No tienen vergüenza de decir que no se puede vender"
19 de enero de 2018
Al reconocido empresario de automotores en la ciudad Mijael Harasic lo afectó particularmente la negativa para comercializar rodados en la Zona Franca minorista. Dijo que es una decisión política que intenta castigar. Analiza adoptar medidas legales.

Hizo todo el papelerío para que pueda instalar su negocio de venta de vehículos en el predio de la Zona Franca minorista de Río Gallegos. Es más, su contador y abogados están cobrando sus honorarios por dicha labor, pero hoy en día la realidad de Mijael Harasic, el único empresario que pidió la habilitación para este tipo de ventas, se quedó con las ganas por la negativa que impuso el Gobierno nacional de comercializar autos o camionetas.

"Por un lado estamos contentos por la gente que va a poder comenzar a vender en la Zona Franca", dijo un tanto resignado cuando fue entrevistado por la emisora radial Tiempo FM, momento en que añadió que el lapso de unos tres meses al menos los que invirtieron verán sus frutos.  

Sin embargo, lamentó que tanto él como los demás empresarios del rubro de las concesionarias no puedan desembarcar también allí: "Es una decisión política. Yo creo que es un castigo político hacia Santa Cruz, está claro, independientemente de que no somos culpables de nada, pero donde pueden pegar lo hacen", dijo.  

En este marco resaltó que Nación no puede alegar que es incompetente para controlarlo, dado que hace años se tiene la experiencia de Tierra del Fuego que se vende -según afirmó-sin ningún problema: "Se ha cumplido la ley en todos los casos. No hemos escuchado que hubo ni contrabando ni nada así".  

Beneficios  

Harasic indicó que Tierra del Fuego hoy en día está patentando más coches que Santa Cruz y Chubut más allá de tener un menor número de habitantes. Al respecto, dijo que la Zona Franca podría haber sido muy beneficiosa, ya que le daría la posibilidad a más personas de acceder a un vehículo.

Marcas como Audi y BMW habían estado interesadas en llegar la Zona Franca riogalleguense, pero con la prohibición quedó atrás.  

Medidas 

"Estoy ilusionado. Hay que apoyar y proteger a los que están", dijo Harasic, indicando que de igual modo hay que proteger a aquel comerciante asentado en el centro de la ciudad para que continúe siendo competitivo.

Finalizó diciendo que está analizando adoptar medidas para revertir la disposición. No obstante, es cauteloso porque no pretende frenar la apertura de la Zona Franca y perjudicar a aquellos que están habilitados para comercializar. 

Comentarios