ANALISIS
TUMBAS DE LA GLORIA
22 de agosto de 2018
Luego del escándalo de las fotocopias presentadas por el servicio de inteligencia que vivió de chofer durante tantos años, hay datos y detalles que los grandes medios te quieren ocultar. Como siempre, claro.

Uno de los problemas más graves que tiene la sociedad hoy en día es la imposibilidad de detectar qué es cierto y qué no lo es, y cuándo alguien más piensa por ellos y cuándo están pensando por sí mismes: pues bien, la verdad es que nunca están pensando por sí mismes porque la verdad es una construcción. Así, por el arte de la repetición, dicen y dicen y dicen y dicen que los cuadernos Gloria existen, muestran una foto como la que ilustra esta columna y uno luego va y puede decir en el cumpleaños de la suegra que ha leído los cuadernos. Se repite y se repite y penetra la cabeza: como una ametralladora. Contra la voluntad de uno: como una violación.

Más acá de ellos, los hijos de Neo de Matrix le dan una vuelta a tal argumento y acceden a la verdad revelada por Morfeo en su pastilla roja o azul y te dicen: es mentira que has leído los cuadernos. Porque los cuadernos jamás existieron. El propio chofer declarado inimputable en una causa anterior, click aquí, dice que prendió fuego los cuadernos. ¿Y qué hacemos los iluminados por el fuego? Orondamente celebramos saber la verdad y replicamos que estamos leyendo fotocopias. Entonces aquí te voy a pedir que aguantes tu respiración porque se abrirá el velo final: tampoco estás leyendo fotocopias. Estás leyendo internet. Una página, digital, en una web de un diario ultra macrista. ¿Asombrado? Cuando te enteres que en realidad no recrearon dinosaurios en el Parque Jurásico sino que fue una película, te va a dar un ACV.

Mientras tanto no vamos a caer en lo básico de decir que blablablabla operación de prensa y blablablabla heladera vacía y blablablabla ocultar la realidad y blablablabla la pobreza aumentó y blablablabla. Pero sí te vamos a contar algo: como hacía más de una década no pasaba, hoy en argentina, así, en minúscula, hoy hay 15.000.000 de pobres. De esos 15.000.000, más de la mitad fueron "creados" en los últimos tres años.  

Quince millones de personas te dan vuelta una elección.

Quince millones de personas con hambre te destrozan casa de gobierno, te comen crudo y se quedan con tu corazón.

Quince millones de personas con gomas, fósforo y kerosene, hacen un humo tan grande que habrá que cancelar todos los vuelos a Dubai, Panamá y diferentes lugares paradisíacos a los que va cualquier papafritas del gobierno sea de vacaciones formales, de vacaciones en horario laboral, o de vacaciones con valijas y alforjas repletas de dinero roñoso, negro, robado, corrupto, su dinero favorito.

Quince millones de personas gritando a la vez no dejan dormir al país.

Quince millones de personas corriendo a una vaca para faenarla son quince millones de vacas menos que tiene la sociedad rural y todos los mugrientos que se esconden en sombreros, bastones y estolas en ese antro nefasto de impunidad y choreo fresco.

Quince millones de personas sin cien pesos para gastar en el supermercado chino hacen que muchos chinos se tengan que volver a su país, y que al volverse a su país ese país tenga que salir a buscar trabajo a otros países, así que el mismo chino que vos volteaste va a volver, pero en forma de obrero barato en una construcción que te van a hacer en la puerta de tu casa y va a ser el monumento a un pene gigante con vista al sol. Total lo pagará tu hija, los bucaneros que gobiernan se irán a otras costas y los empresarios serán siempre lo mismo, empresarios, libertad de empresa, mucho odio al trabajador, con pollerita de spandek rosa y bigote poblado a la hora de tener un meeting con el gobierno de turno y un tarro de vaselina vegana con olor a chorizo.

Mientras tanto, hay una mujer violada.

Una mujer con poca ropa, los ojos vendados. Una mujer que tiene una balanza para pesar la falopa que le meten en la cara a la fuerza. Una mujer que blande una espada de goma y momento, se parece a la justicia, pero no lo es. Es simplemente una mujer con poca ropa a la que señores de barba, trajes que quedan chicos y maletines de cuero cruel vituperan, maltratan y abusan.

Los juzgados estallan de arrepentidos de haber cometido crimenes y disfrutan las mieles de la impunidad fresca, renovada, firmada cual decreto presidencial afiebrado de gobernador paramilitar de comedia de país subsahariano con PBI de traficanes de diamantes de sangre.

Las declaraciones seguirán en manos de jueces gordos, muy gordos, hipergordos, gordos rutilantes; sólo imaginarlos en cueros teniendo relaciones sexuales con algo más, nos hará temer por nuestras vidas y no poder volver a mirarlos.

Ahora allanarán a Cristina. Seguramente la arrinconarán.Y posiblemente quieran apresarla. 

En definitiva, bueno sería que los muchachotes del Patria que rodean a la ex presidenta le recomienden que a la hora de declarar, ella diga que robó.

Que se sume a la ley del arrepentido.

O arrepentida.

O arrepentide.

Y que diga que sí, que robó, y que lo hizo por orden de y para Magneto.

Bien sabemos que más poderoso que el empresario, sólo está el diablo.

Será estulticia. 

Comentarios