ANALISIS
Mirá como Eduardo Costa se lleva la salud de los santacruceños
30 de abril de 2017
Otra vez los santacruceños sufrimos el olvido y la mirada centralista. Es triste.
Más triste aún es que este olvido y mirada centralista provenga de las propias ideas de santacruceños.
Este es el caso de Eduardo Costa. No conforme con haber cerrado un Hospital de Niños en Santa Cruz, el único por cierto, sino que ahora se llevan los camiones de Salud que supieron recorrer toda nuestra tierra santacruceña atentiendo una demanda que el gobierno provincial de ese momento al mando de Peralta no podía atender.
Claro. En aquella oportunidad, quienes eran oposición dentro del oficialismo –La Cámpora- decidió transformar las diferencias políticas que los alejaban de Peralta en acciones concretas de superación teniendo en miras al pueblo de Santa Cruz.
Parece que eso no se perdona.
Pero ahora parece que la disputa política es más fuerte que la salud de los santacruceños. Entonces, Costa decide sacarle al pueblo la posibilidad que la atención de esos camiones llege a lugares como Los Antiguos, Jaramillo-Fitz Roy, Gobernador Gregores, Koluel Kaike, El Chaltén o 28 de Noviembre.
Profunda tristeza nos provocó ver cómo el Gobierno Nacional de Macri se llevaba los camiones de nuestras latitudes para seguramente hacer campaña en algún otro lugar de la Argentina que le signifique más votos, más visibilidad, más resultados efectivos y eficientes.
¿Para qué dejar esas unidades móviles de atención en una Provincia que podría significarle unos pocos votos en agosto?
No sería eficiente en los términos del decálogo del Gobierno de Macri.

¿Qué hacían los camiones?

Los camiones tienen capacidad para atender a mas de 40 pacientes por profesional por día, y brindan servicios de atención y consulta gratuita en pediatría, ginecología (P.A.P.), oftalmología y odontología, contando también con un plantel de médicos clínicos para consultas generales. Asimismo, durante cada jornada de atención se desarrollaban campañas de vacunación.

La llegada a Santa Cruz de las unidades móviles de atención sanitaria, pertenecientes originariamente al Ministerio de Salud de la Nación luego entregadas en comodato a la Provincia –comodato rescindido por Macri-, se enmarcó en el Programa de Abordaje Sanitario Territorial que llevó adelante el Gobierno de CFK con el objetivo de acercar a la población al derecho de una vida saludable garantizando la inclusión social en salud.

Añoramos aquel paradigma a partir del cual se entendía a la salud desde el Gobierno nacional como un derecho primordial, donde el Estado es un promotor y garante de acceso de los sectores más vulnerables, entregando por ejemplo los lentes a las personas que así lo necesitaban en el mismo día de la atención.

Quizás también añoramos los tiempos en los cuales había un pueblo que luchaba por los derechos adquiridos y resistía los embates de quienes pretendían echar por tierra los logros conquistados en materia social.

La salud entendida así como un profundo concepto de desarrollo social.

Una pena que no había cámaras de TV …

Una pena que no había cámaras de TV que pudieran cubrir el momento en el que Macri a través de Costa decidieron quitarle a los santacruceños la posibilidad de contar con el derecho de acceso igualitario a la salud en toda la Provincia. En la Patagonia toda.

Ah … No, pará, pará, pará … Sí había Cámaras de TV.

Hace varios días que están cubriendo los conflictos en Santa Cruz.

Hace varios días que hay unidades móviles –no sanitarias, claro- transmitiendo en vivo para la mirada central en prime time.

Hace varios días que hay un desfiladero de noteros que sueñan con convertirse en la Fanny Mandelbaum del Caso María Soledad o en el Facundo Pastor del caso García Belsunce.

Ni para eso les da. No busquen víctimas. La sociedad se dará cuenta y se los hará saber.

Entonces, volvamos.

Había cámaras de Tv.

Había Periodistas nacionales centralistas.

Había equipos móviles transmitiendo en vivo en distintos momentos del día.

Qué lástima que no pudieron tomar las imágenes del saqueo de Macri a la salud de los santacruceños.

Qué lástima que no pudieron tomar las imágenes del saqueo de Costa a la salud de los santacruceños.

Hace 100 días el Hospital de Niños Peliche.

Ahora los camiones de Salud.

¿Qué mas quieren?

¿Quieren también nuestras tierras?

¿Quieren también nuestra gente?

No se gasten. Ni lo intenten. Acá hay un pueblo que sabe. Lástima que algunas noveles plumas se digan santacruceñas y lo único que hacen es denostar y dañar a la Provincia por un magro sueldo en la más absoluta precariedad. Bah, ¿sueldo? Quizás ni siquiera sea a cambio de dinero. Quizás sea sólo por cartel cual vedete de la calle Corrientes, venida a menos, claro.

No sería la calle Corriente de Nélida Lobato. Quizás si la de Zulma Lobato.

Ojalá puedan darse cuenta a tiempo de su tarea funcional a la destrucción no de un proyecto político sino de un Pueblo todo. Un pueblo que no descansará luego hasta encontrar las razones de su olvido. 

Recordábamos hace un tiempo que, en aquél entonces cuando los camiones atendían a la Población decían que sin dudas la comunidad sabe valorar el esfuerzo de la Presidenta y el Gobierno Nacional que día a día demuestran no se olvidan de Santa Cruz.

Entendemos que ahora sucederá lo mismo: la comunidad sabrá valorar.

Y recuerden: acá hay un pueblo que sabe. El mismo pueblo que nos mandó las fotos y el video del momento en el que Costa decidió llevarse también los camiones de salud.

Comentarios