ANALISIS
Los escraches de ayer y de hoy. Violencia. Repudio
17 de abril de 2017

 Hace unos días que desde BaS estamos tratando de comprender para poder explicar por qué se vuelven a repetir las mismas prácticas que en 2007 en Santa Cruz.

Hemos empezado y abandonado varias veces estas líneas porque es una tarea difícil de emprender cuando no se comprende la totalidad de una fenómeno que quizás en el fondo nadie comprenda y quizás también sean esas razones las que nos llevan en el pasado y en nuestro presente a repetir historias cargadas de errores. ¿Errores? ¿Serán errores? ¿Forzados? ¿No forzados? ¿Organizado? ¿Espontáneo?

En fin, serán éstas y otras tantas preguntas más que trataremos de ir respondiendo en varias entregas.

Y entonces, como es nuestra costumbre, empezamos a indagar en las noticias de aquél entonces, en las declaraciones de aquella época y en los personajes protagonistas también de aquella Santa Cruz que tanto ayer como hoy no se siente reflejada en un espejo que persisten en mostrar a través de Medios Nacionales.

¿Es Santa Cruz la crónica de un conficto anunciado?

Claro. Ayer y hoy. Es la Crónica de un Conflicto anunciado. Veamos.

Ayer, Santa Cruz detentaba un Presidente de la Nación que dejaría la Presidencia con más del 70 por ciento de imagen positiva. Lo sucedería CFK, también procedente de nuestras tierras.

Hoy, a Santa Cruz la castigan por haber llevado a la Nación a dos Presidentes que desarrollaron políticas públicas inlcusivas durante 12 años a nivel nacional. Santa Cruz hoy es señalada como aquello que nunca más debe ocurrísele a un dirigente: gobernar para todos.

Ayer, se desató un conflicto político a partir de la renuncia de Sergio Acevedo al cargo de Gobernador de la Provincia a poco más de dos años de haber asumido. Hecho letal al corazón del kirchnerismo en Santa Cruz que aún no alcanza explicaciones que satisfagan a propios y ajenos.

Hoy, la pregunta que cabe es si existe un conflicto político. Respuesta que iremos desandando. Lo que sí no hay dudas es de la existencia de un conflicto económico.

Ayer, Santa Cruz fue modelo de gestión pública en materia de salud, educación, viviendas, administración y políticas sociales.

Hoy, Santa Cruz debe emprender la tarea de la reconstrucción de aquél modelo: al asumir Kirchner como gobernadora, ya nada quedaba de todo eso que supo ser Santa Cruz.

Ayer, la renuncia del Gobernador desató aún más conflictividad política. El sucesor, Carlos Sancho, luego de unos meses al frente del Gobierno, tuvo que hacer frente a serios problemas de salud que lo alejaron temporariamente de su cargo y luego ese alejamiento sería definitivo. Sería Daniel Peralta, diputado provincial y ex interventor de YCRT, quien se haría cargo del gobierno.

 

Hoy, quien se hiciera cargo en aquél momento ya no detenta una sucesión institucional natural. Quizás esto empiece a explicar algunas cuestiones.

Ayer, era el Gremio docente que reclamaba aumento salarial.

Hoy, es el Gremio docente que reclama aumento salarial.

Ayer presidía los destinos de nuestra Patria, Néstor Kirchner.

Hoy, preside la Argentina, Mauricio Macri.

Ayer, era Alicia Kirchner, ministra de Desarrollo Social de la Nación,  quien salía de un restaurante céntrico de la ciudad capital de Santa Cruz, y la agredían y golpeaban.

Hoy, no creemos posible ver a Carolina Stanley, actual ministra de Desarrollo Social de la Nación, almorzando con sus hijas en un resaturante céntrico de la ciudad de Río Gallegos.

Ayer, era 2007. Año electoral. Aún se desconocía públicamente quiénes serían los candidatos a la Presidencia de la Nación y de la Provincia.

Hoy, es 2017. Además de coincidir en el último número, la coincidencia es que también transitamos un año electoral.

Ayer, dijimos que las Elecciones a Gobernador se orquestaban en un Plan General junto a las Elecciones Presidenciales.

Hoy, Santa Cruz sólo elige legisladores nacionales: diputados y senadores.

Ayer, la centralidad pasaba por la continuidad o no del kirchnerismo.

Hoy, la centralidad pasa por la continuidad o no del kirchnerismo.

Volvamos a los Escraches. Bah, a la violencia. Los escraches son otra cosa. 

¿Saben cómo surgen? A partir de la inacción de un gobierno bastante parecido al actual que no avanzaba en ninguna causa por delitos cometidos durante la última dictadura civico militar.

Así, ante la ausencia de justicia en las causas por delitos de lesa humanidad, HIJOS y demás organismos de derechos humanos, comienzan a detectar los domicilios de represores y genocidas y allí van a reclamar justicia.

Entonces, hablemos de violencia. 

Ayer, la violentaban  y agredían a Alicia Kirchner.

Hoy, violentan y agreden a Carlos Zannini.

Ayer, violentaban a cada funcionario provincial y nacional kirchnerista.

Hoy, comenzaron esas agresiones y violencia. Empezaron con Zannini. Siguieron con Gómez Bull, actual diputado nacional.

Ayer, agredían y violentaban a un Gobierno que comandaba Carlos Sancho, luego Daniel Peralta.

Hoy, agreden a un Gobierno que conduce Kirchner. Alicia. 

Ayer, luego de las elecciones, todo se fue alineando para dirimir los “Conflictos”.

Hoy, están esperando las elecciones para “dirimir” los conflictos.

Ayer, peleaban por la Gobernación Daniel Peralta y Eduardo Costa, entre los rivales principales.

Hoy, pelean para las bancas nacionales Daniel Peralta y Eduardo Costa.

En fin, no es posible dirimir diez años de política local en unas pocas líneas.

Lo que sí es posible es invitar a cada uno de nuestros seguidores a reflexionar.

Lo que sí es posible es empezar a trazar las similitudes entre ayer y hoy.

Lo que sí es posible es continuar esta tarea de desandar la violencia.

Lo que sí es necesario y urgente es repudiar esta ola de agresión y de violencia.

Lo que sí es necesario y urgente es determinar el origen y los autores intelectuales de esta ola de agresión y de violencia.

Lo que sí es necesario y urgente es determinar los resortes institucionales y judiciales que existen para denunciar a los autores intelecutales de esta ola de agresión y de violencia.

Lo que sí es necesario y urgente es no ser funcionales a los mismos violentos de siempre que luego se disfrazan de democracia en tiempos electorales colocando su foto sonriente en una boleta blanca o celeste. 

Lo que sí es necesario y urgente es mostrarle a los mismos violentos de siempre, que en Santa Cruz ya no hay lugar para ellos.

Lo que sí es necesario y urgente es mostrarle a los mismos violentos de siempre que  el Pueblo ya los juzgó en 2015. Escuchen las urnas. 

Entiendan de una vez por todas que el Pueblo en su totalidad se expresa allí. En las urnas. Aunque el resultado a ustedes no les guste. 

Así es la democracia. Salvo que quieran que nos terminemos dando cuenta que lo que no les gusta es la Democracia.

Comentarios