ANALISIS
La Paridad es cosa de varones en Santa Cruz
24 de junio de 2018
En tiempos de revolución de mujeres, parece como en tantas otras oportunidades, que la Revolución tardará un poco más en llegar a nuestras tierras por debajo del Paralelo 42.

Así es. Así como lo leen. Queridas seguidoras de BaS. Nuestra nota hoy va para ustedes. Nuestras mujeres. Nuestras abuelas. Nuestras madres. Nuestras tías. Nuestras hermanas. Nuestras hijas. La tan mencionada en las últimas semanas “Revolución de las Hijas” en medio del debate por el proyecto que consagra el derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Bueno, en fin. Decíamos. Las mujeres. En cualquier distrito podríamos pensar que la paridad la estarían definiendo las mujeres. En su lucha. En su ley. 

Bueno, no. En Santa Cruz, la batalla por la paridad la emprende un grupo de mujeres. Seguramente aquéllas mujeres que han atravesado en el campo de la política la tan repetida escena una y otra vez en medio del cierre de listas, la pregunta a viva voz, con un tono más alto, siempre pronunciada en boca masculina al calor de “¿hay alguna “mina” para el cupo? … La segunda o la tercera tiene que ser una “mina” … ¿A quién le preguntamos?” 

Y no falta nunca, pero nunca, dicen los que han presenciado más de una vez esta escena, esta composición de lugar “Che … Y si llamamos a algún Intendente? Quedamos bien, le ofrecemos el lugar a alguna “mina” que tenga por ahí y de paso nos labura para la lista …”

A ver … Repasemos … En esa escena, ¿preguntan por los cargos electorales ejecutivos? no. ¿Preguntan por los diputados por Pueblo? No. ¿Preguntan por el Consejo de la Magistratura? No, tampoco.

Claro, esos cargos son los cargos de varones. Titulares, suplentes. Cualquiera sea el lugar. Son para varones. Es por eso que, queridas mujeres, la paridad la definirán los varones. ¿Cómo lo harán?

Cambiando para que nada cambie … Según fuentes cercanas a “los representantes del Pueblo”, al comenzar a debatir en estos días el proyecto de paridad para que las mujeres tengan iguales oportunidades de acceso y representación que los varones en las listas electorales, habrían acordado -todos ellos muy consustanciados con el histórico debate que se vivió en la Cámara de Diputados de la Nación días pasados, pero poco consustanciados parece con los derechos políticos de las mujeres en la Provincia- que la paridad sólo es posible en las listas sábanas a diputados … A ver queridas seguidoras de BaS: SÓLO EN LAS LISTAS SÁBANAS A DIPUTADOS PROVINCIALES. 

¿Qué quiere decir eso? Que sólo alternarán los nombres de mujeres/varones y varones/mujeres en un 50 por ciento, esto es paridad, para un único pedacito de la boleta: la lista de diputados provinciales. 

¿Es poco? ¿Es mucho? ¿Está bien? Está mal? 

Bueno, lo bueno y lo malo en estos tiempos y según cada tiempo puede ir variando de perspectivo y valoración.

Al mismo tiempo que, si hablamos de aspecto cuantitativo, algo puede resultar ciertamente subjetivo si lo que se pretende es compararlo con otra categoría igual o distinta de cosas. También puede resultar ciertamente objetivo. Quizás este sea el caso. 

Vean: en las últimas elecciones del año 2015, cada boleta electoral contaba con 10 “pedacitos”, 10 cuerpos, es decir, DIEZ CATEGORÍAS A ELEGIR. Entonces, con la revolucionaria propuesta por los varones santacruceños, LAS MUJERES SÓLO PODRÁN ACCEDER EN PARIDAD en UNA SOLA CATEGORÍA: DIPUTADOS PROVINCIALES.

¿Quieren sumarle más objetividad al asunto? En las últimas elecciones el Frente electoral que ganó las elecciones en casi todos los cargos, SÓLO ACCEDIÓ EN LA LISTA DE DIPUTADOS PROVINCIALES - la categoría que pretenden consagrar con PARIDAD haciéndole creer a las MUJERES que luchan por sus derechos- 4 DIPUTADOS PROVINCIALES DE ESA LISTA. Es decir que, con un sistema de paridad sólo en esa categoría de cargos, ACCEDERÍAN 2 MUJERES A LA CÁMARA DE DIPUTADOS PROVINCIALES.

¿Sumamos algunos datos más? Para que no nos tilden de subjetivos, ¿vio?

¿Saben cuántos representantes hay en la Cámara de Diputados? 24. Sí, se lo decimos en letras VEINTICUATRO. 

Entonces, hagamos algunas cuentas. 24 sería el 100 por ciento. Tendríamos 2 mujeres con posibilidades reales de acceder a ese recinto -expectante que le dicen-. Así, 2 multiplicado por 100 y luego dividido por 24, arrojaría un resultado de …. 8 por ciento!!!! 

Pará, pará, pará … ¿Paridad no es 50 y 50? ¿Paridad no es 50 por ciento y 50 por ciento? 50 por ciento de mujeres, 50 por ciento de varones. 50 por ciento de varones, 50 por ciento de mujeres.

Entonces, seguimos con las cuentas: si sólo la paridad que pretenden sancionar nos arrojaría un resultado de 8 por ciento para las mujeres, para llegar a 50 por ciento nos estaría faltando un 42 por ciento.

Todo indicaría que 8 por ciento está muy lejos de 50, ¿verdad?

Entonces, la pregunta que nos hacemos hace ya algunos días desde BaS y queremos transmitírsela a ustedes, nuestras seguidoras, es ¿de qué PARIDAD ESTÁN HABLANDO EN SANTA CRUZ?

Sépanlo queridas mujeres, parece que por el momento, la paridad es cosa de varones en Santa Cruz.

Muy atentas. Muy alertas. Muy sororas, diríamos hoy. 

Cambiar para que nada cambie ya hemos visto que no es una buena receta.

Abajo las caretas queridos varones. Asúmanlo, se acabó el monopolio. El fin de la hegemonía.

Todo llega, Algún día. No pretendan engañarlas.

No se puede engañar a todos todo el tiempo.

Comentarios