ANALISIS
Conoce a los amparistas millonarios que lograron la detención de Ivovich
17 de mayo de 2017

Desde la redacción de BaS no dejamos de sorprendernos a partir de las conductas equívocas del Poder Judicial. Definitivamente hoy, el Poder.

La jornada noticiosa de ayer se fue desarrollando a partir de las redes sociales que daban cuenta de un amparo presentado en el Poder Judicial.

La historia de los Amparos y otra vez el mismo Poder Judicial

Otra vez los amparos. Otra vez el mismo Poder Judicial. Incluso, otra vez el mismo Juez que frenó los aumentos a favor de la empresa de luz del Estado Provincial, que permitiría generar mayores recursos en manos del Estado para hacer frente al pago de salarios al sector público provincial activo y pasivo.

Bueno, ese mismo Juez, el Dr. Antonio Andrade –dicho sea de paso, juez de Familia (recuerden este dato que no será menor en el transcurso de esta crónica. Juez de Familia. Actual Juez de Familia)  quien en sus ratos libres se dedica al arte de la escritura y la poesía,  fue el que habría autorizado a la Dra. Claudia Guerra, abogada, a diligenciar, es decir llevar para su notificación, el Amparo presentado ante sus estrados por parte de ciertos “damnificados” por la Caja de Previsión Social, es decir por la Caja de Jubilaciones de la Provincia de Santa Cruz.

Vamos por partes, diría Jack.

La Dra, Claudia Guerra. Ajá. Ex jueza de Familia. Jubilada ella. Les dijimos que el dato del Juez Antonio Andrade como Juez de Familia no era menor para esta crónica.

Ambos jueces de familia. Compañeros de escritorios. Debates, juicios, causas. En fin, compañeros de trabajo. Ex compañeros de trabajo hoy. Bah, no tanto. Dicen que la Dra. Guerra, quien comenzó a ejercer su profesión al día siguiente de haberse acogido a los beneficios de la Jubilación Ordinaria de la Provincia de Santa Cruz, concedida por esa misma Caja de Jubilaciones a la que hoy enfrenta desde los amparos, maneja ambos Juzgados de Familia a gusto y piacere del mismo modo que lo hacía cuando ostentaba el cargo de Su Señoría. Incluso, cuentan algunos vecinos de la ciudad de Río Gallegos y “colegas” de la Dra. Claudia Guerra, que ella misma se comunicaría con quienes tienen sus causas propias en los Juzgados de Familia instándolos a que “cambien de abogado –sea quien fuera que los represente- si es que quieren llegar a un resultado exitoso en su juicios” ya que cada papel que se mueve en los Juzgados, se hace a partir de las órdenes “externas” de Guerra.

Bien. Entonces, la ex Jueza de Familia Claudia Guerra presenta un Recurso de Amparo ante su ex compañero de trabajo Juez de Familia Antonio Andrade para garantizar el derecho de los Jubilados a percibir sus haberes en tiempo y forma.

¿Nos siguen? Bueno, ahora tenemos que dilucidar el por qué la ex jueza de familia es la que se acerca hasta el domicilio comercial del hermano del Presidente de la Caja Provincial de Jubilaciones para notificarle la presentación del Recurso de Amparo.

En principio, el ex compañero de trabajo de Guerra, es decir el actual Juez de Familia Andrade habría autorizado a su compañera y amiga a oficiar de auxiliar de la justicia y ser la propia abogada de parte la que notificara la presentación del Recurso de Amparo.

¿Por qué haría eso un Juez, cuando la obligación de notificar la presentación de dicho Recurso recae sobre los Oficiales de Justicia? a quienes el Estado Provincial –o sea, todos y cada uno de nosotros- les pagamos el sueldo para que cumplan solo esa tarea: notificar los actos procesales que según el Código Procesal Provincial deben ser notificados a las partes.

Pero … Y entonces, ¿por qué Andrade autoriza a su amiga Guerra a notificar el Amparo? Bueno, en primer lugar porque son amigos y de ese modo la notificación se la daba a su propia amiga interesada a que lo haga “cueste lo que cueste”. Bueno, fue lo que hizo. Misión Cumplida.

En segundo lugar, porque como el Poder Judicial se encuentra de paro, retención de tareas y las mil y una formas de denominar que no van a trabajar, entonces así lo hacía de manera más rápida y segura. Se lo da a su amiga e interesada que vaya y notifique.

Ufff, sigamos. Es largo, lo sabemos, pero es importante que podamos comprender el Círculo Rojo Provincial. Ja.

Bueno, lo legal y lo que corresponde es que el Poder Judicial a través de su Oficial Notificador de Justicia se dirija hasta el lugar y notifique. ¿A qué lugar en este caso? Bueno, a la Caja de Previsión Social.

Ahhhhhh … No, no se estaría pudiendo. ¿Por qué? Y bueno, porque no se puede ingresar ya que hace casi 60 días que el edificio está tomado por un grupo de personas que se autodenominaron “Jubilados Unidos”.

Bien. Entonces, el Recurso de Amparo que debió notificar la Justicia a la Caja de Previsión, lo notifica la propia abogada de parte, interesada y ex compañera de trabajo del Juez que dice que lo haga ella, y no puede ir a la Caja de Previsión porque hace casi 60 días que el edificio está ocupado. Es decir, no pueden trabajar. Teléfono para Jueces y Fiscales. Edificio tomado. Edificio público desde donde deben liquidarse las jubilaciones y pensiones provinciales.

Entonces haciendo uso y abuso de los beneficios que otorga desarrollarse en una pequeña plaza jurisdiccional, al claro estilo Cambiemos, UCR, Encuentro Ciudadano y aliados, averiguaron que ocasionalmente y circunstancialmente el Presidente de la Caja de Previsión Ariel Ivovich que no puede ingresar al edificio donde debe cumplir su tarea como Presidente de la Caja de Jubilaciones Provincial, fue a visitar a su hermano “Pato” Ivovich a la sede comercial y operativa de una empresa en las afueras de la ciudad capital de Santa Cruz.

Entonces, desconociendo todo artículo del Código Procesal que solía aplicar la Jueza Guerra y su amigo Juez Andrade, se dirigen hasta la empresa del hermano del Presidente de la Caja a notificar la sola presentación del Recurso que debió haber notificado el Poder Judicial en la sede la Caja de Previsión.

Comienza el show. El show de dos abogadas y dos jubiladas.

A una de las abogadas ya la empezamos a conocer a través de estas líneas: Claudia Guerra, ex jueza de familia, hoy jubilada, amiga y compañera del actual juez de familia Andrade.

La otra es Marta Dávila, también jubilada. También jubilada del Poder Judicial.

Las dos señoras: Sandra Gordillo y Patricia Vargas. Sandra Gordillo de 46 años. Jubilada. Si. Jubilada. 46 años. ¿la jubilación no se otorga a los 60 años de edad en el caso de las mujeres? No, a los 46 años ya podés estar jubilada. Jubilada con cargo jerárquico en la Policía Provincial.

Patricia Vargas, también jubilada. Cercana  los 50 años. Insistimos: ¿la jubilación no se otorga a los 60 años de edad en el caso de las mujeres? Reiteramos: No, a los 50 años también podés estar jubilada. También jubilada con cargo jerárquico en la Policía Provincial.

Sépanlo seguidores de BaS: ambas jubilaciones oscilan entre los 38 mil y 40 mil pesos mensuales. La de las dos jóvenes jubiladas policías jerárquicas.

A partir de ese momento se suscitan acontecimientos relatados por las propias interesadas: las abogadas jubiladas y las dos señoras ex policías también jubiladas apostadas en las inmediaciones de la empresa del hermano del Presidente de la Caja de Previsión tomada y ocupada por “Jubilados Unidos”. ¿Por quiénes? Mmmmm, no sabemos bien quiénes son ni a quién representan, bueno, o sí lo sabemos pero no tenemos pruebas concretas. Lo cierto es que ocupan tal edificio.

No hay registro fílmico ni fotos ni nada que indique y compruebe las versiones de los hechos: Ivovich y su hermano golpearon y amenazaron a las dos abogadas jubiladas y a las dos jóvenes señoras ex policías jubiladas.

Raro que en estos tiempos donde estos grupos graban conversaciones, filman cada paso que dan para subir a redes sociales y sacan fotos para registrar cada acto que emprenden, no exista una sola fotografía ni audio ni video que nos muestre y cuente qué fue lo que verdaderamente pasó.

En fin, quizás lo que menos importe al Círculo Rojo Provincial sea la verdad objetiva de los hechos.

Lo cierto es que las dos abogadas jubiladas Guerra y Davila volvieron a sus estrados amigos e hicieron la denuncia por lesiones leves y amenazas.

Obviamente el Poder Judicial se tomaría su tiempo para instruir la denuncia y luego evaluar si corresponde dar curso o no a dicha denuncia en virtud de las pruebas que pudieran presentar las presuntas damnificadas y recolectar la justicia junto a la Policía.

Pará, pará, pará. No, no fue así. La juez MARCELA QUINTANA junto a su Secretaria GABRIELA MANSILLA, ordenaron la detención de los hermanos Ivovich.

¿Quéeeeeeeeeeeeee? Sí, así como lo leen. Ordenaron la detención y horas más tarde, cerca de la medianoche, los hermanos Ivovich fueron esposados y detenidos, para ser llevados a la Comisaría y quedar a disposición de las indagatorias correspondientes.

Lesiones leves. No amerita en abosluto detención según Código vigente. Amenazas. No amerita detención según Código vigente. ¿Pruebas? No hay. ¿Entonces?

Bueno, entonces pasa que Quintana también es amiga de Guerra y en definitiva de los amparistas del millón.

El Amparo del millón: quiénes son los amparistas que ven lesionado el derecho a percibir su Jubilación

El incansable trabajo de los colegas de BaS durante la jornada ha dado sus frutos y hemos podido acceder a la presentación del Amparo que derivó en la detención de los Ivovich.

Así, la primera foja del Recurso dice que los amparistas son Claudia Guerra en causa propia, esto quiere decir que defiende sus propios intereses en su condición de letrada, Andrés Vivanco, Eduardo Sosa, Domingo Ortiz de Zárate y Alberto Bardón.

Todos jubilados. Veamos. 

 

Claudia Guerra. Jubilada del Poder Judicial. Cobra $ 114.958,11.

Andrés Vivanco . Jubilado del Poder Judicial. Cobra $ 127.551,10.

Eduardo Sosa. (¿Se acuerdan de Sosa? Síii, es él. El que litigó hasta el cansacio diciendo que Kirchner le había cercenado sus derechos … Bueno, ponéle). Jubilado del Poder Judicial. Cobra $ 199.940,70.

Domingo “Chacho”Ortiz de Zárate (Ex Socio del Estudio de Néstor Kirchner. Actual abogado del Ex procurador Eduardo Sosa). Jubilado del Poder Judicial. Cobra $ 173.866, 90.

Alberto Bardón. Jubilado del Poder Judicial. Cobra $ 139.551, 96.

Marta Davila. Jubilada del Poder Judicial. Cobra $ 172.758,96.

En definitiva, el amparo del millón dio resultado. Los SEIS Jubilados amparistas suman $928.627,73. Sí, SEIS JUBILADOS que rondan el MILLÓN DE PESOS DE JUBILACIÓN LOGRARON LA DETENCIÓN DE IVOVICH.

Los Jubilados Unidos, jamás serán vencidos (sobre todo si pertenecen al Poder Judicial)

Entonces … Si esta respuesta de la jueza MARCELA QUINTANA y su SECRETARIA GABRIELA MANSILLA no ha sido una respuesta en favor de la defensa de sus propios intereses corporativos del Poder Judicial, ¿qué estaría siendo?

No se vio, o por lo menos nosotros no vimos, la misma respuesta para los daños, intimidación y amenzas sufridas hacia fines de abril cuando se produjeron los violentos hechos en la Residencia Oficial de la Gobernadora. No hay una sola investigación que esté en curso ni arrojando resultados similares por estos hechos.

Tampoco vimos la misma respuesta mucho menos la celeridad observada en la jornada de ayer cuando la semana pasada estuvieron cuasi secuestrados por más de 20 horas la Gobernadora, el Vicegobernador, Dos Senadoras Nacionales, un Diputado Nacional, Ministros, Secretarios y Subsecretarios de Estado en la Casa de Gobierno. Claro, era política.

Entonces, sin ánimo de aburrirlos … ¿Qué fue lo que pasó ayer? ¿No era política también?

La pregunta que también nos hacemos es ¿la Justicia es sólo para el que amenaza, insulta, escracha, golpea, daña, amedrenta, intimida a funcionarios del Frente para la Victoria?

No es un buen mensaje, creemos humildemente desde BaS.

No es un buen mensaje desde un Poder Judicial que sólo se mueve y se rinde corporativamente ante sus jefes y amigos.

No es un buen mensaje para la ciudadanía toda: cada vez que el Poder Judicial interpreta las leyes lo hace en su favor.

Desde BaS hemos accedido a información que indicaría que está todo previsto para iniciar los recursos legales e institucionales para ponerle un freno a jueces como Quintana que desconocen la ley, la violan, la interpretan a su favor y cometen sendos delitos que no pueden ser soslayados en un Estado de Derecho.

Malas noticias para Quintana: esta información lamentablemente para ella no proviene de las filas del Frente para la Victoria. No habría caído para nada bien el accionar que desplegó durante la jornada de ayer ante estos hechos y habría despertado las alertas de todo el arco político.

Quizás habrá pensado que con tener la corporación a su favor y al marido de Guerra, Javier Pérez Gallart alcanzaba. Otra vez malas noticias para Quintana: Encuentro Ciudadano, partido al que abona Pérez Gallart, solo tiene una banquita: Gabriela Mestelán.

Malas noticias. Parece que habrían dicho entre los opositores incluso que el accionar de Quintana no solo no se ajustó a derecho sino que además consideran que lo habría hecho para cobijar a los Ivovich.

No hay escritorio que no gire 180 grados Quintana.

No hay politico de verdad que apruebe tales conductas.

La probidad y el desempeño de los jueces lo define la Cámara de Diputados. La cuna de la política.

 

 

Malas noticias. 

Comentarios