ANALISIS
Banderas rojas, pañuelos verdes
20 de febrero de 2018
¿Qué significa una foto de tres diputadxs con el pañuelo verde a favor de la legalización del aborto legal, seguro y gratuito?

¿Acaso Máximo Kirchner en franca oposición hacia la senadora Kirchner está a favor del aborto contrariando al kirchnerismo?

¿Acaso estamos asistiendo al Kirchnerismo sin Kirchner pero con Kirchner?

¿Qué nos está pasando?

¿Estamos creciendo?

¿Tiene esta notas demasiadas preguntas?

Es que quizás, no tenemos demasiadas respuestas.


Vemos con algún asombro que lo que ayer era una utopía hoy empieza a dar sus primeros pasos y que una sociedad vieja y podrida empieza a rejuvenecerse en el reverdecer de derechos que deberían existir hace años: la progresía del buen peronismo nos supo devolver paredes de antología como la ley de identidad de género, el Arsat en el espacio, el matrimonio igualitario, Tecnópolis, la Ley de Medios, el cepo al dólar y todos los Chulo Cheche para demoler murallas. Medidas que hoy parecen locuras pero quizás no las recuerde mucha gente porque pasaron hace varias generaciones, casi tres años, muchísimos gobiernos, todos eramos niñxs o ni habíamos nacido, el país buscaba ampliar los horizontes de las caras amargadas de las señoras y los señores que se mueren de ganas de sentarse a upa de aceitados caballeros pero van a morir con la cola y la mente cerrada, y jamás le contarán a nadie que anduvieron por ahí embarazando menores en estancias o quedando embarazadas de peones duros como potrillos y salvajes como un bosque de pinos.

¿Qué haría jesucristo si le tocara tener que votar y luego morir para resucitar?

¿Votaría a favor o en contra del aborto?

Es verdad de perogrullo que nadie está "a favor" del aborto sino de la libertad de elección: ideologías nómades harán que cuatro o cinco personas con cara de zapatero asientan que se abren al debate cuando en realidad están cruzando los dedos en la espalda como quien miente un juramento.

Pero de las fotos nadie puede escapar: Máximo Kirchner tiene en su muñeca un pañuelo verde y eso es un hecho de la realidad.

¿Es la misma mano con la que firmará un proyecto de ley?

¿Alguno de los siete proyectos de ley ya presentados difieren tanto con los proyectos que habrán de presentarse?

Ni Peña, ni Macri, ni Vidal, ni Michetti apoyarían jamás una ley a favor de la libertad de elegir absolutamente nada referido al progreso, más seguirán reptando medios y entrevistas fingiendo una luz donde hay oscuridad y abiertos al "debate": si van a debatir como controlan las calles, si van a debatir como decretan leyes, si van a debatir como aumentan todo, ya sabemos cómo va a ser ese debate de tortazos de los tres chiflados.


¿Alcanzará con leer Corintios 13 y que hagamos odas al amor esta vez?

¿El amor finalmente vence al odio?

Más y más preguntas, menos y menos respuestas, pero las mujeres se siguen muriendo entre debate y debate y debate y debate.

Así las cosas, la fiera más fiera... está entre nosotros.

¿Qué pensará el Papa?

¿Lo habrá acordado con el diputado Kirchner?

¿Lo habrá charlado con la diputada Mendoza?

¿Lo habrá dialogado con la diputada Volnovich?

¿Y el diputado Kirchner, lo habrá charlado con sus compañeros?


Preferimos pensar que sí.

Sabemos que de aquellos polvos, solo tendremos futuros lodos.

Preferimos pensar que se levanta a la faz de la tierra una nueva y gloriosa nación: la de todos.

Etiquetas
Comentarios