ANALISIS
Punto G20: Porno Libertadores de América
3 de noviembre de 2018
¡Pasen y vean! Saluden al castor, hijo de un camión lleno de yutas, cuatrocientos milicos rellenos de pafalo y cumbia electrónica para chetos y sus nietos: empieza a rodar la pelota cayendo por el camino sinuoso por el cual la semana pasada trotó la selección de enanos en el mundial olímpico de tiro al pichón, y en la cueva del peludo celebraron con dos copas en el aire que ningún fiscal se emborrachó y pidió detenciones.

ES QUE JUEGA BOCA-RIVER, CARLOS y Carlos quiere ver quién gana, hacer el gesto de "Te hemos fifado" en el aire, simulando un fist fuck y un gang bang y un bukkake de parte de Benedetto y qué parecido se escribe Benedetto a Benetton, casi que son lo mismo, diría Del Caño, y de algún modo lo son, puesto que ambos le dan felicidad al excelentísimo señor presidente de la nación argentonta y ni pan ni circo, hambre, palos y pelota, fúbol, que le dicen.

Llega Donald Trump con su cara de mazapán con cera de oído, sonriendo con la dentadura de la ex de Martín Redrado y funcionarios autóctonos hacen pasantía de felpudo, alfombra y baldosa, sí señor, no señor, por favor, hagame lo que quiera, incluso lo que quiera yo.

Las luces de la ciudad iluminan e iluminarán a una capital sitiada hasta la asfixia, acaso... ¿Sabía usted que lo del "feriado" es porque está suspendido hasta el uso del espacio aéreo? Si lo sabía, lo felicitamos y si no lo sabía, ahora lo sabe.

Usted quizás podrá encontrarse durante las próximas semanas con un servicio de inteligencia secreto en un bar y ese señor será de un país serio: no será un gordo berreta borracho como los servicios secretos de este país (que pueden parecer periodistas rubias, columnistas inocentes, Alfredos -TODOS LOS ALFREDOS-, o presentadores de noticias ex amantes del Turco Bastía), sino que son probos, tipo pilotos de aviones, en la línea homoerótica de Tom Cruise, con pómulos de James, Jack, John, Richard, Michael o Maikol. Auricular pequeño en la oreja, músculos pectorales como los de Kicillof, y mirada... bueno, mirada también como la de Kicillof.

Podrá usted cruzarse en la misma cuadra con un rati cuadrado inflado a gaseosa segunda marca sacándose una foto con un marine, y podrá ver a nuestros queridos gendarmes dar vergüenza, mientras en un duelo de papelones veremos a diputades opositores luchar con todo contra el corazón del capital: ya podemos anticipar y visualizar desde aquí, el último rancho de Gobernador Gregores, a esos hidalgues caballeres y dames mostrando banderolas, gigantografías, pinturas de guerra, dedos en alto y un montón de enojos que justificarán ¡Sin hesitar! La absurda cantidad de palos que arrancan mes a mes con diferentes niveles de consignismos, anteojos en la nuca, adelgazamientos a niveles subsaharianos y looks selváticos de guerra afrodisíaca de butaquería parlamentaria: oh, si se filtraran un día los mensajes de telegram autodestructivos que se manda fulane con mengane, no queda nadie vive, honeys.

PERO GALLARDO POR AHÍ NO ESTÁ EN LA FINAL, LETICIA, y qué querés que haga, Leticia ese día tiene mejores cosas que hacer, y no mirar la mejor final de la historia del fútbol, esa en la que mientras pesen y midan a los dos equipos, en la economía nos estarán haciendo un enfieste de semen, sangre y tornillos y nos darán un repasador usado para morder, aprobando presupuestos, aumentando el precio de los preservativos, el pan, la leche, el gel íntimo, la harina, la manzana y el lubricante anal que supimos conseguir (más barato hasta 2015, ahora es un rompedero de dedos). Porque más sabe el diablo por vivir en Capital Federal que por gorila, y eso lo sabe desde el coya del cual no hay que reirse, hasta el jubilado que no le puede comprar un dólar a su nietito (¿Cómo estará hoy ese nietito con todos los dólares que el viejo culiado ese le tiene que estar regalando hoy? Esperemos que no sean ciertos los rumores, esos que indican que ese nene que no podía percibir los dólares, era Nicolás "Bambino" Massot. 

Jacobo Winograd no está más en televisión, Samantha Farjat y Natalia de Negri no son más claqué de Viale el amigo de Samid, Guillote está en otro palo y queda cada vez peor ser un abusador en televisión.

Salvo que seas el presidente.

Ahí está bien.

¿Puede ser con un poco menos de pelo mi whisky? 

Etiquetas
Comentarios